La Voz del Pueblo festeja sus 114 años

Tres Arroyos lun 20 de Febrero de 2017

   CLAROMECO

“No queremos alarmar, pero la posibilidad de incendio está latente”

     
09.01.2017 ...

La extensa sequía que afecta a la zona, y en particular a Claromecó, es un escenario que preocupa a distintos sectores, entre ellos, al cuerpo de Bomberos Voluntarios al mando de Adrián Souto. Las deseadas precipitaciones se hacen rogar y la necesidad de, al menos, unos 50 milímetros es imperiosa, según indicaron desde la entidad.

En Claromecó, afortunadamente, los servidores públicos sólo tuvieron que intervenir en siniestros menores, una realidad bastante lejana a la que se vive en otros puntos bonaerenses. De todos modos, solicitaron a vecinos y turistas que se extremen los cuidados para prevenir incendios.

"Estamos en Alerta Amarilla, al igual que toda la provincia", destacó Souto, luego de mencionar que integrantes del plantel a su cargo colaboraron con sus pares de Coronel Dorrego por un importante incendio que se desató en esa zona, el cual ya se encuentra controlado.

"Nosotros nos preparamos todos los años, de marzo a noviembre, para afrontar lo que es la temporada. Este año es bastante atípico por la seca que estamos teniendo", sostuvo el jefe del Cuerpo de Bomberos Voluntarios.

El escenario planteado "obligó" a Souto a hacer un fuerte llamado de concientización al turista y al vecino de Claromecó. "Para que todo el mundo esté tranquilo tienen que llover, al menos, 50 milímetros. Hace unos cuatro meses que prácticamente no llueve nada", graficó.

"La posibilidad de incendio está latente. No queremos alarmar, para nada. Somos conscientes, y la gente tiene que tomar conciencia, de la situación que se está viviendo. Hay que tener mucho cuidado con las colillas de cigarrillos y ver muy bien dónde se hace un asado, por ejemplo", sostuvo.

Entre sus apreciaciones, agregó que "hay que hacer fuego en los lugares permitidos. Si no se puede originar un gran problema y luego llegan los lamentos".

El castigado Vivero es muy apreciado por el claromequense y por el turista que llega a la localidad para disfrutar de sus bondades naturales. "La gente, a la Estación Forestal, la toma como propia y le duele cuando se registra un incendio", afirmó.

La preocupación de Souto no sólo gira en torno al Vivero Dunícola. La extensa forestación y los bosques del Barrio Parque Dunamar también constituyen una fuente de intranquilidad para el jefe del cuartel. "Es panorama es similar. Está más habitado. Hace unos 20 días hicimos una recorrida por el monte de Fangauf, donde tiempo atrás se hicieron calles cortafuegos y calles para que nosotros podamos tener vías de escape", describió.

Otro de los puntos de Claromecó al que también le dedicó un párrafo es al Paseo del Arroyo. Puso especial énfasis en ese lugar al considerar que es un sector "con mucho pastizal y donde hay que tener sumo cuidado, sobre todo con las colillas de cigarrillo".

"Hace muchos años ya tuvimos una experiencia en esa zona. Se originó un incendio que luego se metió a Dunamar", recordó Souto.

En su análisis, le dio especial importancia al apoyo brindado desde el Ente Descentralizado. "Tenemos cisterna y toda la maquinaria a disposición, al igual que todos los empleados municipales. Con respecto a eso, hay muy buena comunicación con el organismo", expresó.

En tanto, agregó que "en el cuartel estamos de guardia durante las 24 horas del día hasta el 28 de febrero. Con todos los cuarteles de la zona nos comunicamos en forma permanente y nos vamos informando sobre cómo es la situación en los respectivos lugares".

También manifestó que "en cuanto a unidades y equipamiento, estamos bien para afrontar cualquier incendio. Además tenemos muy preparado al recurso humano para actuar cuando sea necesario".

 

Medidas

Souto, posteriormente, hizo referencia a las medidas que se tomaron recientemente para garantizar la seguridad en la Estación Forestal, el cual fue sectorizado luego del fuerte temporal registrado el último 30 de diciembre.

"Hubo un gran viento. Luego de ese temporal se cayó mucha plantación verde. En el marco de una recorrida, decidimos sectorizar el Vivero", expresó.

El último sábado, un día caracterizado por fuertes vientos, la Estación Forestal permaneció cerrada por cuestiones de seguridad. Ayer, el espacio verde reabrió. Se determinó la prohibición de hacer fuego y que no se cobre entrada para su ingreso.

El Vivero estará abierto al público de 9 a 21 horas. Durante la noche, permanecerá cerrado y con la presencia de personal de seguridad. Por precaución, no estará habilitado en aquellas jornadas en las que se registren fuertes vientos.