115 años junto a cada tresarroyense

ST 25. 2°
Lluvia ligera

La Región

Costanera de Dunamar

Lo que Brito deshizo trajo consecuencias

27|09|17 09:08 hs.

Un amparo judicial impedía desde el 15 de octubre de 2008 la apertura de calles en un sector del Barrio Parque de Dunamar. 


Ante la iniciativa del ex delegado del Ente Descentralizado Claromecó Servicios Turísticos, Luis Brito, por la que modificó la topografía de la costanera de Dunamar y arrasó con los tamariscos, diseminando tosquilla por toda la zona de playa, el juez Gabriel Giuliani entendió que si bien no se trataba de una apertura de calles las obras "modificaban la topografía y afectaban recursos naturales que la ley protege". 

Por lo que ordenó volver todo al "su estado anterior" en diez días a partir del 18 de diciembre de 2014, dos días después de haberse realizado la remoción y cambios mencionados. Recientemente la Municipalidad de Tres Arroyos firmó un acuerdo con los privados litigantes en una acción de amparo ambiental. 

De esta manera, se comprometió a cumplir con una sentencia dictada por el juez en lo Correccional, Gabriel Giuliani y la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo de Mar del Plata. 


El ente descentralizado trabaja para reducir el ancho de la Costanera, deberá plantar tamariscos, cercar y empalizar la zona, entre otras medidas


El fallo es la consecuencia de haber realizado una obra prohibida a fines del año 2014, desconociendo el proceso judicial del que formaba parte y alterando la topografía del lugar, destruyendo tamariscos y ensanchando y reentoscando la avenida Costanera de Dunamar entre Remedios de Escalada y Sarmiento. 

Todas estas acciones fueron consideradas en el fallo judicial como en "desmedro de la extensión de la playa". El 18 de diciembre de 2014, el juez ordenó a la Municipalidad que realizara medidas necesarias para recomponer el objeto de litigio a su estado anterior. 

Pero el incumplimiento de la orden judicial hizo que en 2015 se fijaran 300 pesos mensuales diarios a modo de sanción pecuniaria y en 2016 se aprobó una liquidación de 140.100 pesos, al 31 de mayo del mencionado año.  


Los trabajos hechos en 2014 por orden del delegado de ese entonces




El acuerdo 
El intendente Carlos Sánchez, el secretario de Hacienda, Federico López Di Fondi y el asesor letrado de la Municipalidad de Tres Arroyos, Horacio Hid, firmaron un acuerdo mediante el cual el municipio se compromete a cumplir con la sentencia judicial del 18 de diciembre de 2014 y llevar a cabo las tareas asignadas en el acuerdo en un plazo de treinta días, a partir del 7 de setiembre, fecha en que se suscribió el documento. 

 La Municipalidad deberá antes de los primeros días de octubre reducir el ancho de la avenida Costanera entre Remedios de Escalada y Sarmiento a 8 metros desde la terminación de las veredas de los frentistas. Se establece la reducción de la Costanera, remover el entoscado y trasladarlo fuera de la zona de playa y de la primera línea de médanos sin ensuciar ni contaminar. Se obliga a la plantación de tamariscos que impidan el descenso y ascenso de vehículos, motos, cuatriciclos a la playa en la intersección de la Costanera y la calle Sarmiento. 

El municipio tendrá que cercar y empalizar la zona para evitar el ascenso o descenso de los vehículos antes mencionados y realizar la limpieza de la playa de toscas y tosquillas diseminadas por 100 metros desde el lugar señalado en el acuerdo. Además será la Municipalidad la responsable de mantener el lugar limpio y cuidado preservando la naturaleza, la flora y el ambiente. 

No deberá alterar la topografía desde la Costanera y Sarmiento hasta 200 metros hacia Reta, ni destruir tamariscos, preservando las playas y la primera cadena de médanos como recurso natural. No alterar la permeabilidad de los médanos, y resguardar la flora autóctona, reduciendo las barreras físicas que impidan el transporte de arena. Si no se cumple lo dispuesto antes del 7 de octubre el municipio deberá pagar 1800 pesos por día, tal lo acordado. 


.


Desmonte y entoscado 
Un martes, dos días antes de un fallo judicial que obligaba a la Municipalidad a dar marcha atrás con la obra, el ex delegado de Claromecó Luis Brito y la Municipalidad de Tres Arroyos iniciaron trabajos de desmonte de tamariscos y modificación topográfica por la remoción de un médano que se encontraba junto a los baños públicos de Dunamar, además del entoscado. 

 La explicación vertida en ese momento por Brito a LA VOZ DEL PUEBLO fue que "en el sector de playa que era ocupado por el médano, desde la línea de vereda hacia el mar, se registraron inconvenientes con las instalaciones de los baños públicos". 

Además indicó que "desde la línea de la vereda hacia la Costanera, se decidió retirar el médano por motivos de limpieza y debido a que por su crecimiento obstruía la traza de Remedios de Escalada. El médano que daba a la calle estaba en el cruce de Remedios de Escalada, pero no en la vereda, estamos hablando de calle -reiteró-. La traza es de 1948. Se tomó la medida como corresponde y se limpió la calle". 

En tanto, prometió la replantación de tamariscos en la Costanera. Sin embargo, ante la existencia de un amparo y un proceso judicial el juez correccional Gabriel Giuliani ordenó al municipio la recomposición del médano removido en Dunamar. La medida judicial le concedió la razón al pedido de un grupo de vecinos dunamarenses e impuso un plazo perentorio de diez días para "recomponer" el sector. 

En tanto, el magistrado consideró que se trató de una "obra prohibida (...) alterando la topografía del lugar, destruyendo flora con tosca y suciedad al frente de la avenida Costanera, como así también acumulando montículos de tosca para proceder a su esparcimiento y apisonamiento, para el ensanchamiento proyectado de la avenida en desmedro de la extensión de la playa", luego de analizar los argumentos presentados por las partes. 

Otro fundamento esgrimido tuvo relación a que "la Municipalidad no decidió realizar estudio de impacto ambiental para tal remoción", por lo que no se tuvo en cuanta las modificaciones de la topografía lugareña. Además se advirtió que "de registrarse un incumplimiento, no se descarta la aplicación de multas", cuestión que ocurrió en los años siguientes.