//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 15. 7°
Nubes aisladas

Carta de Lectores

Psicología

Resiliencia: esa llama que supera la adversidad

01|10|17 10:12 hs.

Por Claudia Torres (*) 


En muchas ocasiones a lo largo de nuestras vidas, nos encontramos en situaciones que nos ponen a prueba, obstáculos difíciles de superar y que nos angustian: problemas en nuestra economía, rupturas amorosas particularmente dolorosas, fallecimientos de seres queridos, algún deseo que no podemos hacer realidad y por el cual hemos luchado por largo tiempo. Circunstancias éstas, que nos conducen a un límite donde podríamos poner en duda nuestra propia capacidad de resistir y salir adelante. 

En este momento nos encontramos ante dos caminos, uno donde nos podemos dejar vencer y sentir el sabor amargo del fracaso y el otro, donde nos sobreponemos. En este último caso nos encontramos apostando a la resiliencia. 

Si tenemos en cuenta la definición de la RAE (Real Academia Española), la resiliencia es la capacidad de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas; y desde la psicología, podríamos agregar que no solo somos capaces de afrontar las crisis, sino que también podemos salir fortalecidos de ellas. 

Tengamos en cuenta que no se trata de una cualidad innata, es decir, que no es algo que traemos desde nuestro nacimiento, es una capacidad que podemos desarrollar a lo largo de nuestras vidas. Estas personas, "no nacen", "se hacen"; han tenido que luchar contra situaciones adversas o han experimentado la sensación del fracaso y no se han dado por vencidas. Al encontrarse al borde del abismo, han dado lo mejor de sí y han desarrollado las habilidades necesarias para enfrentar los diferentes retos de la vida. 

Esta capacidad requiere reformular o reestructurar nuestros recursos psicológicos en función de las nuevas circunstancias y de nuestras necesidades. Del mismo modo, no solo son capaces de sobreponerse a las adversidades que les ha tocado vivir, sino que van un paso más allá y utilizan esas situaciones para crecer y desarrollar al máximo su potencial. 


Claudia Torres


Ahora veamos que características presentan las personas resilientes: 
* "Son conscientes de sus potencialidades y limitaciones". El autoconocimiento es un arma muy poderosa para enfrentar las adversidades y los retos. Las personas resilientes saben usarla a su favor. Saben cuales son sus principales fortalezas y habilidades, así como sus limitaciones y defectos, en base a ese conocimiento trazan metas y objetivos. 

 * "Suelen ser creativas", buscando la mejor forma de afrontar sus dificultades pero sin desconocerlas. Confían en sus capacidades, no pierden de vista sus objetivos y se sienten seguras de poder llevarlos a cabo, reconocen la importancia del trabajo en grupo y no dudan en pedir ayuda si lo creen necesario. Las dificultades para ellos, suelen ser "oportunidades" para aprender, generar un cambio y de esta manera crecer.

 * "Son positivos". Una de las particularidades fundamentales en estas personas es su capacidad para intentar ver el lado positivo de las cosas, así como también se suelen rodear de otros con sus mismas características, construyendo una red de apoyo sólida que los pueda sostener en momentos de dificultad. 

* "Son flexibles". Intentar controlar las situaciones constituye una de las principales fuentes de estrés y tensiones. Por eso, cuando algo se nos escapa de entre las manos, nos sentimos culpables e inseguros. Sin embargo, las personas resilientes saben que es imposible controlar todas las situaciones, han aprendido a combatir la incertidumbre y se sienten cómodos aunque no tengan el control. No se cierran al cambio y siempre están dispuestas a valorar diferentes alternativas, sin aferrarse obsesivamente a sus planes iniciales o a una única solución. Esta característica, no implica que renuncien a sus metas, al contrario, si algo las distingue es su perseverancia y su capacidad de lucha. Estas personas tienen una motivación interior que los ayuda a mantenerse firmes y luchar por lo que se proponen. También recurren a la asistencia de los demás. El apoyo social es muy importante para ellos, por este motivo no dudan en buscar ayuda profesional cuando lo necesitan. 

* "Suelen tener buen humor". Esto los ayuda a mantenerse optimistas y de esta manera les permite visualizar los diferentes aspectos de sus dilemas. 

La resiliencia se construye desde las fortalezas de cada uno de nosotros, asumiendo la potencialidad de cada individuo para desarrollarse. La teoría de la resiliencia cobra significado a partir de las diferencias en la reacción ante circunstancias adversas, generadoras de stress. Mientras algunas personas caen ante dichos eventos, evidenciando desequilibrio y trastornos a diversos niveles, otras se desarrollan exitosamente a pesar de la adversidad. 

Existen factores internos y externos para el fortalecimiento de la resiliencia, el pilar básico es la autoestima, esa autovaloración que tenemos de nosotros mismos, de nuestra propia personalidad, de nuestras actitudes y habilidades. Estos aspectos que forman parte de nuestra identidad, los desarrollamos a partir de las relaciones de apego seguro con nuestros padres o aquellas personas que han ejercido esta función. Esta construcción se lleva a cabo desde nuestra infancia y es muy importante que podamos expresar amor a nuestros hijos, alentándolos en sus iniciativas individuales y minimizando sus posibles errores. 

"Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás. No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos no alumbran ni queman, pero otros arden con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear y quien se acerca se enciende." Eduardo Galeano. 

(*) Lic. Claudia Eugenia Torres M.P.:40256 Lic.claudiatorres@outlook.com En Facebook: Licenciada Claudia Eugenia Torres