//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 14. 1°
Escasa nubosidad

Interés General

El mito vive

A 40 años de su muerte, Memphis "resucita" a Elvis

16|08|17 19:50 hs.

Pese a que transcurren los años y las décadas, el mito de Elvis Aaron Presley se resiste a desaparecer y miles de personas se reúnen estos días en Memphis, la ciudad en la que "el rey del rock" forjó su leyenda, para revivir su inolvidable figura en el cuarenta aniversario de su muerte. 


En esta ciudad de Tennessee, en la que Elvis (Tupelo, 1935) instaló su mansión Graceland, se celebra cada año "La Semana de Elvis", una enorme fiesta que congrega a los fans del músico en torno al 16 de agosto, el día en el que falleció en 1977. 


Los fans se disfrazan de Elvis en su semana


Caracterizados muchos de ellos con el tupé y los extravagantes trajes de Elvis, los visitantes pueden disfrutar de un programa diseñado para hacer babear a cualquier fan del "rey del rock": desde bailes y conciertos a subastas de objetos del artista pasando por el imperdible concurso de imitadores. Uniendo enseñanzas del country y el rhythm and blues hasta moldear el palpitante y visceral sonido del rockabilly, Elvis enamoró a los jóvenes, y aterró a los adultos, a base de sexualidad, miradas románticas, irresistibles bailes y la osadía de quien ha nacido para arrasar sobre el escenario. 


Miles de personas llegan cada año


Su vida también fue un ejemplo de las contradicciones del sueño estadounidense: el dios que tocó el cielo en los años 50; el humano confundido en los años 60, a contrapié frente a Bob Dylan, The Beatles o el movimiento hippie; y el ave fénix que resucitó en los años 70 para caer finalmente autodestruido y consumido por las adicciones a los fármacos. Al margen del significado e importancia de su huella artística, Elvis sigue siendo, cuarenta años después de su muerte, una fuente inagotable de negocio y de inspiración. 


El Rey


Con 27 millones de dólares, Elvis fue la cuarta celebridad fallecida con mayores ingresos en 2016 por detrás del cantante Michael Jackson, el caricaturista Charles M. Schulz y el golfista Arnold Palmer, según la lista anual de la revista Forbes. (Infobae)