//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 17. 6°
Despejado

Internacional

Escritor británico

Kazuo Ishiguro ganó el Nobel de Literatura

05|10|17 12:02 hs.

Llegó el día en que se conoció el nombre del ganador del Nobel de Literatura 2017. Esta mañana a las 8 (hora argentina) se supo que el escritor británico Kazuo Ishiguro (Nagasaki, 1954) fue merecedor del premio en su 114ª edición. Así, se suma un nuevo escritor en lengua inglesa al premio creado en 1901. 


En vivo, la Academia Sueca, luego de una serie de tuits con fotos y frases inspiradoras de escritores premiados en otras ocasiones, dio a conocer su decisión. Sara Danius fue la encargada de hacer el anuncio. Autor de novelas inolvidables como Nunca me abandones o Los restos del día, Ishiguro no figuraba en la lista de apuestas que se realiza cada año.

El escritor nacido en Japón vive en Londres desde que era niño; allí se formó, estudió piano, obtuvo maestrías universitarias en Kent y East Anglia. Comenzó su carrera profesional como escritor de guiones para series de televisión y relatos, que se publicaban en revistas. 

Es autor de siete novelas, todas ellas publicadas en español; cada una de ellas puede ser considerada una obra maestra. En 1982, publicó Pálida luz en las colinas, que narra la revelación de un enigma doloroso en la conciencia de una madre que acaba de perder a su hija. Siguió con Un artista del mundo flotante (1986) y la exitosa Los restos del día (1989), que fue llevada al cine por James Ivory en 1993.



De una novela a otra, Ishiguro cambia por completo escenarios, personajes y modos de construir las atmósferas. Es, como escribió Pedro B. Rey, "un artista de mundos que no se repiten". Su registro ahonda en la perspectiva de criaturas que se sienten incómodas en el mundo que habitan, aunque quizás no tanto como para hacer volar todo por los aires. Esa tensión se traslada a las percepciones y a los acontecimientos, que parecen sobrevenir de modo funesto.

La extraña Los inconsolables, de 1995, comienza de manera realista y luego adquiere visos tan sombríos como fantásticos. En 2000, publicó Cuando fuimos huérfanos. Quizás Nunca me abandones, de 2005, también llevada al cine pocos años después (por Mark Romanek), es hasta ahora la obra más emblemática del autor. En esa novela se conjuga una historia de ciencia ficción narrada con sensibilidad y delicadeza. 

Su última novela, El gigante enterrado (2015), sorprendió a críticos y lectores. Dos ancianos, Axl y Beatrice, emprenden un largo camino para reencontrarse con su hijo, que vive en otra aldea. Una confusión altera la memoria de muchos de los personajes de la novela, sobre todo de los mayores, que recuerdan con fidelidad hechos que otros consideran pura imaginación. La acción de El gigante enterrado transcurre cuando los sajones comienzan las invasiones que terminarían por aniquilar o subsumir a los bretones que ocupaban la isla tras la ida de los romanos. (La Nación)