115 años junto a cada tresarroyense

ST 25. 2°
Lluvia ligera

Sociales

Teatro en los Bonaerenses

"Sólo se vive... mucho, fuerte y creativamente"

08|10|17 20:40 hs.

El grupo de Teatro de Adultos Mayores del Centro Cultural La Estación visitó LA VOZ DEL PUEBLO para contar la rica experiencia vivida en los Torneos Bonaerenses. Evelina Soulé, directora, Marta Tabacco, María Justa Mesa y Magdalena Gervasi relataron los pormenores y hasta se permitieron disculpar la falta de Ana Rubio en la entrevista, "por una pequeña nana que la afecta".


Su directora, Evelina Soulé, expresó que llegaron a la final en la sala Pairó del Palacio de Deportes marplatense, con mucho trabajo y muchos ensayos.

Las actrices prefieren que la voz cantante la lleve su directora, quien comienza contando que se trató de "una experiencia hermosa. Participaron 176 elencos que actuaron repartidos en dos días. Por eso creo que el premio es algo simbólico, porque el mayor logro son los cuatro días con todo pago, caminatas, una fiesta organizada para todos los adultos mayores en el Polideportivo Islas Malvinas. Una gran camadarería, que se disfrutó en el tras bambalinas, una experiencia única y vale el esfuerzo que cada grupo hace para llegar ahí".

Soulé trae a cuento palabras que alguna vez un director de teatro le dijera a Marta Tabacco en Juárez: "Las evaluaciones son subjetivas, es difícil evaluar el arte, pero la predisposición, el trabajo, el sacrificio de ensayar cuatro días a la semana vale todos los premios que nos llevamos en lo afectivo".

"Sólo se vive una vez" es una obra que el grupo comenzó a leer y analizar el texto en abril y la primera presentación fue el 4 de agosto en un pre estreno.

Experiencias 
Marta Tabacco cuenta su experiencia, la misma que llevó a los jurados a declararla ganadora del premio a mejor actriz y colgarle en el cuello la merecida medalla de oro, "no es la primera vez que participo, lo hice en 2006 con Beto Pereyra con una obra que se trajo varias medallas de oro". 

En relación a esta experiencia de los Torneos Bonaerenses en teatro, Marta explica que "hay que luchar mucho, cada elenco se lleva lo suyo con mucho sacrificio, hay que armar, desarmar y actuar... todo en 45 minutos como indica el reglamento, incluida la prueba de luces, la escenografía. La experiencia hizo que me agarre más tranquila, pero toda la organización cambió muchísimo en cuanto a los elementos y la tecnología que se usó".

Entre las anécdotas que trajeron, Evelina relata que "vivimos una situación hermosa con la profesora de teatro de jóvenes de Tornquist que nos prestó la computadora, lo que nos emocionó, aprendimos de la solidaridad de los compañeros en esta experiencia".

De pie 
Para Marta Tabacco durante el desarrollo de la obra, "no te das cuenta de nada. Ni siquiera la dimensión de lo que recibe la otra persona. La gente aplaudió de pie y manifestaron que los hicimos llorar". La reacción del público fue siguiendo el texto, la historia de las cuatro hermanas que son muy distintas, cada una hace un personaje bien diferente. "Cuando me bajé del escenario una señora llorando me dijo que había representado su vida", expresa significando lo conmovedor de la obra.  

Cinco mujeres, actrices y directoras, que pisan fuerte las tablas del teatro tresarroyense. Se animan, le dan vida a personajes que conmueven y animan a pensar, reflexionar, se ganaron el mejor premio, los aplausos de pie, la empatía y el amor que sienten cada día más fuerte por lo que se hace.

---0---
Competir, disfrutar, vivir a pleno

Magdalena Gervasi señala con un alto grado de sincericidio, "al estar representando a Tres Arroyos no te gusta que gane otro. Cuando pisás el escenario y estás lista para largar la obra, te hacés la señal de la cruz y decis que 'gane Tres Arroyos'. Ahí das todo a pesar de la carga de nervios impresionante que tenés", comentario que arranca las risas de todas las presentes en la entrevista.

Orgullosa, Marta cuenta que "en veinte minutos mostramos todo lo que queríamos decir y lo pudimos lograr, se entendió muy bien y juzgaron de manera excelente la actuación y el premio a la mejor actriz a la que aplaudieron de pie".

Evelina señala como algo único "un muchacho que se acercó a saludarnos y a manifestarnos que lo habíamos hecho llorar de emoción".

Paralelismo 
La experiencia desde la mirada de María Justa es de puro aprendizaje y así lo expresa, "la diferencia entre educación y actividad teatral no la encuentro. Educar es aprender; un buen educador pone todo lo que tiene adentro para que sus alumnos aprendan que es lo que Evelina hizo con nosotras. Sacó todo lo que podíamos dar, a lo mejor ella quería más, pero dimos todo. La vida es un aprendizaje, no hay diferencia entre hacer teatro y educar". 

Recorrido 
Magdalena en un relato apretado recorre su vida teatral, "yo desde los 15 años hasta los 25 hice muchas obras hermosas. A los treinta y pico me casé y vine a vivir a Tres Arroyos. Ahí volví al teatro con Ricardo Listorti, que te enseñaba una manera distinta de hacer teatro. Luego con Alberto Pereyra, con Fuentes, con Berta Villanueva... tuve muchos directores". 

Evelina valora el "ensamble que hemos logrado, las cuatro tienen experiencias diferentes frente al teatro y en cada ensayo fue mejorando, cada una siempre puede dar".

Todas lograron algo importante en esta gran experiencia y la contaron a su manera, faltó la de Ana Rubio la que seguramente tendremos si superan la instancia de lograr alcanzar la final de "Nuestros derechos en escena". La etapa de cierre prevista para mediados de noviembre en La Plata, cuando la Subsecretaría de Promoción de Derechos Humanos, a cargo de la coordinación del concurso, presente los cuatro grupos finalistas y otorgue diversas distinciones. Algo que para Magdalena Gervasi "no tengo duda que alcanzaremos".