115 años junto a cada tresarroyense

ST 8. 3°
Nubes dispersas

La Ciudad

Medidores de agua

Cuestión de Estado

09|10|17 09:17 hs.

Los medidores de agua han sido noticia en reiteradas oportunidades. Algunos vecinos pagaban el servicio sin tener aparato en su casa que midiera el consumo, otros pagan siempre lo mismo aún en época estival teniendo piletas en sus hogares, mientras algunos incrementaron sus facturas sin tener un registro fehaciente de lo consumido realmente. 


El Concejo Deliberante ha trabajado la propuesta de incorporar nuevos medidores en otras oportunidades, es más, el propio secretario de Hacienda Federico López Di Fondi (ver recuadro) habló sobre el tema ante la propuesta de Cambiemos de realizar un recambio completo de medidores de agua. 

La realidad es que la medición de lo que cada vecino consume de agua siempre estuvo sospechada, especialmente porque los aparatos que registran el mismo, en gran parte de los domicilios se encuentran sucios, tapados e ilegibles. Tal el caso de una familia de la calle Brown al 500 que hace unos días recibió a través del buzón de cartas de su casa un aviso de la Municipalidad de Tres Arroyos que decía "Servicio de toma de estado de agua potable. 



Nuevo sistema de control integrado. Estimado vecino: le informamos que en el día de la fecha hemos procedido a tomar el estado de su medidor de agua. Lo haremos nuevamente el próximo bimestre", con la firma de la Dirección de Políticas Tributarias y de la Municipalidad de Tres Arroyos. 

Revisión 
La vecina de calle Brown procedió a revisar ella misma su medidor al que encontró tapado de suciedad imposible que arrojar a la vista ningún parámetro de consumo de agua. Es más, la misma familia había recibido la factura días atrás por un importe de 900 pesos que superaba ampliamente los aproximadamente $150 que venían abonando.

La situación hizo que la vecina asistiera a la oficina de Políticas Tributarias a realizar el reclamo, pero ante su asombro, "una vez ahí la señorita que me atendió no dejó ni que termine de explicarle lo que me pasaba e inmediatamente procedió a refacturarme y cobrarme lo mismo que la factura anterior", explicó la señora a LA VOZ DEL PUEBLO que además agregó: "Entiendo que yo no fui la única en quejarme, porque ni bien comencé a decir lo que me había pasado la chica me entendió y empezó a facturar de nuevo. Una vez que aboné le pregunté qué era lo que ocurría, y ella me respondió que en la oficina tiene un estado diferente al que aportan los que realizan las mediciones y que son éstas personas la que lo hacen mal". 



Sin embargo, la realidad es que es difícil lograr una toma certera del consumo de agua de cualquier hogar en el que los medidores estén sucios y tapados de tierra que lleva años en el lugar. 

Pedido de limpieza y recambio
 Hace un tiempo el Concejo Deliberante trató y votó una minuta de comunicación del bloque Cambiemos que pedían por las condiciones en que se encuentran los medidores de agua de la ciudad cabecera y en los considerandos hacían referencia a que en numerosas oportunidades los vecinos han reclamado por el estado en el que se encuentran los medidores de agua de sus domicilios. 

Mencionaban que el reclamo más frecuente se debe a que los mismos están totalmente tapados por una capa de barro seco que impide la lectura del consumo de agua, cuestión indispensable para poder facturar a cada usuario por el agua consumida. Otra cuestión trabajada en el Concejo fue que en los casos en que los medidores están cubiertos de barro seco a los usuarios les han cobrado el mismo importe durante meses. 

Y que en algunos casos los vecinos no han estado habitando sus domicilios durante un tiempo prolongado y sin embargo han recibido el mismo importe de consumo de agua, lo que se constituye en una arbitrariedad en perjuicio del vecino. Por las cuestiones antes mencionadas se solicitó a la Secretaría de Obras Sanitarias que procesa no sólo a la limpieza de los medidores, sino también al recambio de los más viejos en la medida de lo presupuestariamente posible. 

No quedan dudas, a través de los testimonios obtenidos por este diario, que el servicio de agua que se paga, en muchos casos es arbitrario y descontrolado, lo que necesariamente hace que el usuario deba estar muy atento para poder reclamar.