115 años junto a cada tresarroyense

ST 15. 5°
Cielo cubierto

Policiales

EL DEBATE POR EL FEMICIDIO DE LA NENA DE 12 AÑOS

Luna pidió no estar durante el juicio por el crimen de Micaela

10|10|17 10:48 hs.

BAHIA BLANCA.- El único acusado por el crimen de Micaela Ortega no lo dudó. Había pasado poco menos de dos horas cuando Jonathan Luna, le pidió a su abogado retirarse hasta el momento de los alegatos, que posiblemente serán el viernes. Fue tras haber escuchado parte del relato de la mamá de la chica, Mónica Cid, quien a pesar de la decisión del imputado, se le paró adelante para expresarle su dolor "vos mataste a mi hija y me mataste a mí", le dijo en la cara cuando el imputado era trasladado a la alcaída de los tribunales bahienses escoltado por ocho guardias. El juicio, que se desarrollará en principio hasta el viernes, está a cargo del Tribunal en lo Criminal Nº 2. De los tres jueces, dos son mujeres: Claudia Fortunatti y María Elena Baquedano. El restante cargo lo ocupa Eugenio Casas.

La sala principal del Palacio de Tribunales, en el quinto piso de Estomba 34, será escenario del debate y se espera que declaren alrededor de 100 testigos. 
Desde la acusación actúan el fiscal Rodolfo De Lucía -estuvo a cargo del caso desde la desaparición de Micaela- y la abogada María Fernanda Petersen, representante de los padres de la chica, Mónica Cid y Claudio Ortega. A Luna lo asiste el defensor oficial Sebastián Cuevas. Por los delitos que cometió y por su reincidencia, se espera que Luna reciba cadena perpetua y que no recupere nunca más su libertad. Aunque la defensa podría presentar una estrategia basada en un golpe en la cabeza para declararlo insano. Además podrían intentar cambiarlo a homicidio simple, con penas atenuadas que van de 8 a 25 años.   

El juicio por el femicidio de Micaela Ortega comenzó esta mañana en Bahía Blanca con Jonathan Luna como único acusado y, según consignó el diario La Nueva en medio de una sala llena de dolor. 
 Familiares y amigos de la nena de 12 años asesinada en 2016 colmaron el recinto y lloraron durante gran parte del proceso. Incluso compañeras de Mica se hicieron presentes en el lugar, también reclamando justicia. La defensa dijo que no va a cuestionar la autoría ni las acusaciones hechas por la querella, aunque sí criticó la carátula: homicidio calificado por haber sido cometido con alevosía, para procurarse la impunidad y habiendo mediado violencia de género, además de grooming y robo. (Fuente: La Nueva.)