//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 17. 6°
Despejado

Internacional

Carles Puigdemont

El presidente catalán declaró la independencia pero la deja en suspenso

10|10|17 18:21 hs.

Tras postergar durante una hora su esperada intervención, el presidente catalán, Carles Puigdemont, dio por declarada la independencia de Cataluña, pero luego le pidió al Congreso que la suspenda para iniciar un diálogo con Madrid. "Cataluña se ha ganado el derecho a la independencia y será respetada", dijo.


"Asumo el mandato del pueblo de Catalunya para que sea un Estado independiente", insistió. Pero luego Puigdemont propuso suspender durante unas semanas el efecto de la declaración de independencia para que se abra un diálogo. "Apelo a la responsabilidad de todos. Al gobierno español le pido que acepte la mediación", dijo.

Tras un largo sorbo de agua, Puigdemont comenzó su discurso con una advertencia: "De mi comparecencia no esperen amenazas ni chantajes ni insultos". En un discurso a "toda la población", de un bando y otro, "no hay otro camino para avanzar que la democracia y la paz", dijo. 

 "Estos últimos días me han llegado muchos sugerimientos sobre lo que tenía que hacer", agregó. Y se refirió "al referéndum que desarrolló en condiciones extremas". El objetivo era provocar pánico, dijo al criticar el accionar de la policía española durante el referéndum del domingo.

"La actuación del Estado ha conseguido meter presión en el pueblo de Cataluña. Soy muy consciente que hay gente preocupada por lo que está pasando y lo que puede pasar", siguió. En relación a la fuga de empresas de Cataluña, Puigdemont dice que tiene "más que efectos en el mercado", que "efectos reales sobre nuestra economía". 

"Desde la muerte de Franco, Cataluña ha sido el motor económico de España y un factor de modernización y estabilidad", dijo. Puigdemont hizo vista atrás y recordó los inicios del Estatut de Autonomia de Cataluña: "Se ha forjado un consenso amplísimo y transversal que el futuro, fuese el que fuese, lo tenían que decidir los catalanes a través de un referéndum".

Sobre el intento de diálogo con el Estado español, explicó: "la respuesta ha sido una negativa radical y absoluta y combinada con la persecución de las instituciones catalanas". Luego habló en español y dijo: "No somos unos delincuentes, locos, golpistas, somos gente normal que pide poder votar, y que apostamos al diálogo para hacerlo de manera acordada. No tenemos nada contra España. La relación no funciona, y no se ha hecho nada. Y un pueblo no puede ser obligado a aceptar un statu quo que no quiere", enfatizó. 



 "Hay democracia más allá del a constitución", agregó. Y aclaró que por los resultados, "Cataluña se ha ganado el derecho a la independiente y será respetada". 

 "Las urnas dicen sí a la independencia y este es el camino que estoy dispuesto a transitar". Y anunció que el Govern celebrará una sesión ordinaria para declarar la independencia e iniciar un proceso constituyente, que supone un diálogo con Madrid. 

 El gobernante había suspendido durante una hora su declaración al no contar con el apoyo de la CUP (Candidatura de Unidad Popular), partido defensor de la independencia, en su intención de retrasar en el tiempo los efectos de la declaración de independencia, informaron fuentes de Junts pel Sí. 

 Se trata de una propuesta que podrían aceptar los sectores moderados pero que no complace a la CUP, de quien depende la mayoría independentista en el Parlament, y que quiere una declaración de independencia efectiva.

Puigdemont tenía previsto dirigirse al parlamento a las 6 de la tarde (13 en Argentina), pero postergó su presentación por una hora para reunirse primero con su formación. Al parecer, el presidente de la Generalitat necesitaba más tiempo para ultimar los detalles de su comparecencia. 

 Según informa La Vanguardia, en dicha reunión se habrían abordado la petición del PP y Cs para suspender el pleno. Otra traba que enfrentaría Puigdemont es la oposición de la CUP a su intención de proponer posponer los efectos de la declaración de independencia. Según han informado fuentes del Govern, Puigdemont también habría pedido este retraso del inicio del pleno porque estaba teniendo contactos con mediadores internacionales.

De hecho, la apelación a una mediación internacional era uno de los elementos clave de la comparecencia de esta tarde y una de las peticiones que el president de la Generalitat puso sobre la mesa incluso el mismo día del referéndum. Desde el referéndum del 1 de octubre se han sucedido varias ofertas para mediar, como Suiza o del Collegi de l'Advocacia de Barcelona, y la Generalitat confía en que se acabe generando la presión suficiente sobre el Estado para que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acepte alguna de las propuestas. 

 La de hoy se trata de una sesión convocada especialmente para tratar los resultados del referéndum del 1 de octubre, que Madrid considera ilegal, y en el que ganó ampliamente el "sí" a la independencia, aunque en una consulta llena de irregularidades. (Clarín)