115 años junto a cada tresarroyense

ST 8. 3°
Nubes dispersas

Policiales

Segundo día del juicio por el crimen de Micaela

"Me zarpé un poco y le pegué, pero la pibita se defendió"

11|10|17 11:57 hs.

BAHIA BLANCA.- "Bueno, me zarpé un poco y le pegué, pero la pibita se defendió", le dijo Jonathan Luna al secretario de Seguridad de Bahía Blanca, Emiliano Álvarez Porte, la noche en que, junto con la policía, emprendieron lo que sería la última búsqueda de Micaela Ortega antes de encontrar su cuerpo. 


Ese fue uno de los testimonios estremecedores que integraron la segunda jornada del juicio oral que se le sigue a Luna por "femicidio" en la sede del Tribunal Criminal N°2 de Bahía Blanca. El secretario de Seguridad, declaró ayer y contó cómo fue el hallazgo del cuerpo de la pequeña de 12 años.

Tal como informa La Nueva en su edición digital destinada a la cobertura del debate oral, el funcionario fue uno de los 10 que llegaron al lugar junto al único acusado por el crimen, Jonathan Luna, y pudo hablar con él en ese momento, cuando él mismo le admitió que se había "zarpado". 

Según recordó, Álvarez Porte estaba cenando cuando un policía lo llamó la noche del 28 de mayo del 2016 porque había una persona que "se había encontrado con Micaela" y los iba a llevar al lugar en el que estaba la chica. "Llegamos hasta Rodovía, muy cerca de las vías. Había un grupo de policías con Luna y salimos caminando por las vías. Luna dijo que teníamos que caminar por las vías hasta llegar a una casilla", relató el funcionario. 

"Caminamos casi dos horas y media más o menos. El perro [de búsqueda] iba adelante. Muchos llamaban por teléfono porque corría el rumor de que íbamos a encontrar el cuerpo. Llegamos a la casilla, el perro se adelantó y Luna dijo que ése era el lugar", siguió relatando Álvarez Porte, con una respiración más fuerte de lo habitual y en medio de las lágrimas del papá de Micaela. 

"El perro se alteró y encontró el cuerpo", sentenció. Además de relatar cómo llegó hasta ahí, Álvarez Porte recordó una charla que tuvo con Luna en aquel momento: "Le pregunté cómo sabía dónde estaba Micaela. Él se sonreía. Le pregunté si la mató, me dijo que la golpeó, que ella se defendió y se golpeó contra algo", expresó. El funcionario le preguntó a Luna si le había querido robar a la nena de 12 años. Luna le contó que sí y que se "zarpó".

"Le pasó por puta" 
La confesión de Luna a una vecina formó parte de los testimonios que graficaron el siniestro perfil del acusado, quien en la primera audiencia, pidió no estar presente en el juicio. Daiana, una vecina y amiga de Jonathan Luna, declaró ayer durante el segundo día del juicio por el femicidio de Micaela Ortega. 

La chica de 17 años lo describe como un hombre violento con María Eliana Espinoza, su pareja. Incluso llegó como testigo a esta causa por haber presenciado una noche en la que Luna golpeó a Espinoza "hasta que tuvimos que llamar a la ambulancia".

"Cuando me pongo así de violento, pegame con algo, así se me pasa", le pidió Luna a Daiana después de esa vez. La vecina y la pareja de Luna dicen que se enteraron de la desaparición de Micaela como todos los bahienses: por las noticias. Y las dos lo reconocieron a Luna en las imágenes de las cámaras de seguridad que se difundieron en lanueva.com y en la televisión. 

A su pareja, él le contó que le había robado el celular a Micaela y que después ella "se fue con otro". Pero a Daiana le contó algo más: "Lo que le pasó a Micaela le pasó por puta, por no querer tener relaciones sexuales", aseguró haber escuchado la testigo de boca del imputado.