//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 23. 4°
Cielo cubierto

La Ciudad

Crisis en la guardia del Hospital

Guerra aún no "reubicó" a los médicos por falta del recurso

14|10|17 08:33 hs.

Después de haber comenzado el recambio del equipo de la guardia del Hospital Pirovano por el personal no médico, desde donde se denunció la calidad de la atención y el maltrato a los pacientes por parte de galenos, el director del centro de salud dijo que no incluyó a sus colegas por la falta del recurso humano.


Al ser consultado puntualmente desde LA VOZ DEL PUEBLO por el tema, respondió que "en principio ese recurso humano lamentablemente es más escaso, y es el que tiene que prestar la atención. Si yo tuviese el recurso humano -como tengo para enfermería y personal de maestranza- (el médico) hubiese sido también el primero en reubicarse porque creo que también estaban en una situación de desgaste de trabajo".

El trance que atraviesa la guardia de la salud pública no tiene precedentes en Tres Arroyos, y requirió de una denuncia hecha desde adentro por enfermeros, personal administrativo, mucamas y choferes, para que se intenten buscar las soluciones, aunque las primeras medidas incluyeron paradójicamente a los mismos que advirtieron los problemas que además eran denunciados por los usuarios del centro de salud. 

"Crisis intensa" 
El también pediatra explicó que las medidas con los trabajadores de la guardia se tomaron después de una "crisis bastante intensa y por el desgate de las relaciones interpersonales que había entre compañeros, entre colegas de los distintos sectores que intervienen en la guardia". 


Con esta reunión el personal no médico se manifestaba contra la orden para ser reubicados


Por eso se inició una rotación hacia los distintos sectores del Hospital, según indicó. "Eso se va a ir haciendo como ya se empezó con personal de enfermería, de maestranza, y una reorganización con el sistema de choferes", dijo. Y agregó que la idea también es "en la medida en que se vayan sumando más médicos al sistema de guardia -que estaban realizando otras tareas- poder descomprimir e ir cambiando ese desgaste que se veía en el equipo de trabajo y que hacía que no se luciera la dedicación que ponía cada uno de los sectores en la atención de los pacientes".

Refuerzo 
Mientras ya se están sumando médicos por guardia para armar equipos de tres por cada 24 horas, señaló que se pretende "reforzar" el servicio en la medida en que se vayan sumando más profesionales. En tanto se dispuso una disminución de la guardia con menos horarios de trabajo, distribuyendo "las guardias de 24 horas, en horarios de 12 horas, e ir sumando por lo menos -por ahora- consultorios de demanda espontánea siempre y cuando tengamos el recurso humano disponible y en los horarios de mayor atención", señaló Guerra. 

Entre los doctores que comienzan a sumarse a la guardia, hay médicos procedentes de la atención primaria -de los CAPS- y de acuerdo a lo estimado por el directivo "una vez que esté todo el plantel de guardia con los médicos que han estado licenciados se podrán disminuir los horarios para que se sumen en consultorios de demanda espontánea y de esa forma disminuyan los horarios de permanencia en la guardia general, por lo menos en guardias de 24 horas"

 Buscando médicos 
A todo esto Guerra se mantiene expectante por un próximo Congreso Nacional de Médicos Generalistas que se desarrollará en Mar del Plata, donde asistirán tresarroyenses de esa especialidad que además de las motivaciones profesionales personales llevarán la intención de poder contactarse con colegas de otros puntos del país "para hacerles ofertas de trabajo". Al respecto manifestó que "desde el Centro Municipal de Salud estamos abiertos porque creemos que es necesario todavía sumar más gente al plantel hospitalario tanto como para la guardia como para sumar a la atención primaria, y de ser posible a las localidades". 

Por los cambios, sigue 
En cuanto a su permanencia en el cargo de director técnico del Hospital Pirovano, Guerra, explicó que trascendió su posible alejamiento cuando intentó tomarse "un breve alejamiento por una lesión física que había tenido y que realmente me estaba perturbando desde el punto de vista de mi salud emocional". 

De todas maneras dijo que no accedió a irse del puesto que ocupa desde diciembre de 2015 "porque justo era el momento en el que se estaban tomando estas decisiones y me parecía que era importante que participara como protagonista de este inicio, de empezar con los cambios".

Al ser consultado por si se encuentra firme en el cargo -en medio de semejante crisis en la salud pública tresarroyense- respondió que está "haciendo lo posible para que todo se lleve en orden de acuerdo a lo que pensaba en un momento", aunque asegura que lamenta lo "frustrante" que resultan ciertas barreras que son ajenas a su función en cuanto a la obtención del recurso humano.