//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 5. 4°
Despejado

Policiales

Hoy

Crimen del rugbier: a Julieta Silva le otorgaron prisión domiciliaria y dejará la cárcel

31|10|17 19:55 hs.

Julieta Silva consiguió prisión domiciliaria mientras dura el proceso, tal como lo decidió la Justicia en una audiencia a pedido de la defensa, en la investigación de la muerte del joven sanrafaelino Genaro Fortunato. Además se dio un giro en la causa, ya que la imputación cambió de homicidio doblemente agravado por el vínculo y alevosía a una doble imputación alternativa: la investigación oscilará entre el homicidio simple con dolo eventual o el homicidio culposo agravado, ya que el juez consideró que "no hay dolo directo", es decir, que no fue intencional. 




 La audiencia, que comenzó a las 9 en los tribunales de San Rafael, fue pedida por la defensa de la mujer de 29 años, que tiene como abogado a Alejandro Cazabán, quien apeló la prisión preventiva que mantuvo hasta esta mañana a la acusada presa en el penal de San Rafael.

La prisión de Silva fue decidida por la fiscal Andrea Rossi, quien luego de las primeras investigaciones y de declaraciones de algunos testigos, la imputó por homicidio doblemente agravado por el vínculo y alevosía. Además había negado la prisión domiciliaria pedida por la defensora oficial que tenía antes Silva, quien argumentó no sólo que se había tratado de un accidente la muerte de Fortunato, sino que no había riesgo de fuga ya que la joven tiene dos hijos. 



En tanto, un video a la salida del bar de los dos jóvenes fue determinante para este nuevo giro en la causa, ya que no se los muestra discutiendo -como se especula que ocurrió-, sino que inclusive se dan un beso. 

La muerte de Fortunato ocurrió durante la madrugada del 9 de septiembre, a la salida del bar La Mona, cuando Julieta Silva atropelló y mató al joven rugbier con su vehículo Fiat Idea. Aquella noche, según Rossi, Silva manejó unos 50 metros a la salida del bar, dio una vuelta en 'U' y "le pasó por encima" a su novio cuando se encontraba sobre el asfalto. La autopsia determinó que el joven murió por "aplastamiento de cabeza y cráneo". (Los Andes)