//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 23. 4°
Cielo cubierto

Carta de Lectores

Crematorio en Tres Arroyos

Antes de cremar: ¡Informar!

11|11|17 11:31 hs.

Señora directora: 


Ante la inminente presión para instalar un crematorio en el cementerio local, lamentamos que además de ignorar ordenanzas locales y leyes provinciales y nacionales de protección del medio ambiente, se desconozca la gran cantidad de información sobre los graves inconvenientes que genera a nivel ambiental dicha tecnología, que especialistas en salud sin daño y biólogos todos de reconocimiento internacional, lo documentan en sus estudios científicos de público acceso. 

Por algo se ha prohibido la incineración de residuos en todo el país, y mucho más grave es la contaminación por incineración de cadáveres. Tenemos una ordenanza local que lo prohíbe. 

Sabemos, de la necesidad de sanear el cementerio, (cosa que seguirá pendiente aún con la existencia de un crematorio, porque no todas las personas aceptarán la cremación como forma de tratamiento de sus seres queridos fallecidos), es menester buscar una solución superadora; hay alternativas. 

Existen otras tecnologías amigables con nuestra salud para el caso de querer reducir prematuramente cadáveres, como la hidrólisis alcalina o resomación. 

Sabemos probadamente que la amortización de los equipos de incineración hace que terminen quemándose todo tipo de residuos, además de necesitar importar cadáveres de la zona. 

También (como se aprecia en los links de videos que mencionamos) sabemos que los controles de tan complejas chimeneas y filtros terminan siendo inexistentes o al menos ineficientes


Crematorio en Chacarita


Crematorio en Boulogne


Los videos reflejan lo que podría pasar acá.

Como si esto fuera poco, ¿cómo podremos creer que el Estado que no ha sabido en años recuperar y mantener en forma digna un cementerio (caminos intransitables, falta de pintura, revoques caídos, techos que se llueven, muro perimetral caído, vacas caminando sobre las tumbas, descontrol de niveles, mala administración en cuanto a reposición de tumbas antes de seguir expandiéndose en tierras y el inexistente control de lixiviados...), controle y haga cumplir a la empresa las condiciones de instalación y mantenimiento que requiere esta contaminante tecnología que es la incineración? 

Sabemos además que si se instalara y posteriormente los vecinos (que deberían ser alertados con anterioridad) se dieran cuenta de lo que implica su funcionamiento y se opusieran, la marcha atrás sería de un alto costo para el erario público al tener que indemnizar a la empresa que autorizó. 

Por eso la información anticipada es imprescindible. Citamos directamente la fuente: "Los contaminantes procedentes de una planta incineradora se dispersan en el aire, por lo que la población cercana a la planta se expone directamente por inhalación, o indirectamente al consumir cada comida o agua contaminada por las sustancias que se depositan en el suelo, la vegetación y el agua. Los efectos potenciales de metales y otros contaminantes persisten en el medio ambiente, se extienden más allá del área donde se sitúa la incineradora. Los contaminantes persistentes pueden transportarse a grandes distancias de las fuentes de emisión, y sufrir transformaciones físicas y químicas, pasando numerosas veces al suelo, al agua o a los alimentos" (Consejo Nacional de Investigación- National Research Council-2000). 

"El hecho de vivir cerca de las incineradoras, así como trabajar en ellas, se ha asociado con un amplio rango de efectos en la salud, entre los que se incluyen: cáncer (en adultos y en niños), impactos adversos en el sistema respiratorio, enfermedades del corazón, efectos en el sistema inmunitario, incremento de las alergias y malformaciones congénitas". 

"Las plantas que se han puesto en marcha en los últimos años también se han asociados a efectos nocivos en la salud. Por ello algunos estudios, particularmente los de cáncer, se refieren tanto a antiguas como a modernas instalaciones". 

"Existe un sentimiento común de que las cosas desaparecen cuando se queman. En realidad, la materia no se puede destruir, únicamente se transforma". 

"En resumen, la incineración no resuelve el problema de las sustancias tóxicas presentes en los residuos, sino que únicamente los transforma, en algunos casos en formas más tóxicas que las originales" (Del estudio: Conocimientos actuales sobre los impactos de las incineradoras en la salud humana). 

También nos asombra lamentablemente la posibilidad de ceder a un emprendimiento privado, tierras municipales, y para lucrar enfermando a los vecinos. Por estas cuestiones consideramos que la información que aquí sugerimos debe ser conocida por los vecinos, en pos de cumplir con la necesidad de informarnos e intercambiar ideas para obtener propuestas superadoras para nuestra ciudad, y estar responsablemente informados para el momento en el cual se convoque a asambleas participativas a los vecinos, como corresponde, en la toma de decisiones que afectan la salud de la población y el medio ambiente. 

- "Informe sobre el impacto ambiental y sanitario de los hornos crematorios". Por el Dr. Raúl A. Montenegro, biólogo.
 - "Incineración y salud: conocimientos actuales sobre los impactos de las incineradoras en salud humana". Michelle Allsopp, Pat Costner, Paul Johnston. 

 Habiendo mucho más que conocer sobre este tema, invitamos a quien le interese a entrar en Facebook Tres Arroyos Verde, donde seguiremos compartiendo e intercambiando información. 

Emilce Leone
Marisa San Martín
Juan Pablo Compagnucci
Marcela Hurtado
Cecilia Del Aguila
María Luisa Lobos
César Couso
Carla Meyer
Isabel Garrido
Víctor R. Nielsen