//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 23. 4°
Cielo cubierto

La Ciudad

Ruta Segura para Tres Arroyos

La Ruta 3 no pasará por la zona urbana

12|11|17 09:28 hs.

El director de Vialidad Nacional concedió una entrevista exclusiva a LA VOZ DEL PUEBLO en la que describió las características que tendrá la ruta segura en el tramo entre Azul y Dorrego, como así también la variante que la Ruta 3 tendrá en el tramo que pasa por Tres Arroyos. 


El Gobierno Nacional anunció en el Centro Cultural Kirchner (CCK), el primer tramo de licitaciones a través del sistema de Participación Público Privada. En este marco, dio a conocer que los primeros proyectos de inversión serán llevados adelante por la cartera de Transporte.

Anunciado 
Según anunció Guillermo Dietrich, el plan que lleva adelante a través de Vialidad Nacional, contempla una inversión de 12.572 millones de dólares durante los primeros 4 años y 4.172 millones de dólares en los siguientes 11 años, para la creación de rutas nacionales. 


Javier Iguacel , director de Vialidad Nacional


En este sentido, el director de Vialidad Nacional Javier Iguacel hizo referencia a este diario al plan que se presentó de las nuevas obras que se incorporan, a las que ya están en marcha y al programa que incluye obras en 7500 kilómetros en la red nacional, "al cabo de 4 años esa red una vez concluida solo tiene el 12 % de autovía va a pasar a ser de un 56% de autopistas, más de la mitad y el resto no va a tener nada de ruta común, desaparece, y las demás pasan a ser rutas seguras que en general son las de más alto tránsito en todo el país", precisó. 

El tramo de la Ruta 3 que pasa por Tres Arroyos tendrá características especiales y no pasará por la zona urbana de la ciudad, Vialidad proyecta hacer una variante que pasará por la zona rural.  

En Tres Arroyos 
Javiel Iguacel, director de Vialidad Nacional describió para LA VOZ DEL PUEBLO la variante de 10 kilómetros de extensión que tendrá la Ruta 3 al llegar a Tres Arroyos. "Lo que llamamos variante comienza unos 3 kilómetros antes de la ciudad, viniendo desde Buenos Aires. La ruta se abre hacia la derecha -hacia el oeste- a unos tres kilómetros de la ruta actual por zona rural y vuelve a incorporarse unos 3 o 4 kilómetros pasando la ciudad, al trazado actual. Sumando la extensión total que pasa por los campos, más los 3 o 4 kilómetros de cada lado, estamos en 10 kilómetros totales de la variante". 

En referencia a los accesos a la ciudad Iguacel destacó que -mientras se define- en principio habrá dos o tres accesos a la ciudad llegando desde Buenos Aires, o desde Bahía Blanca. Señaló también que desde el momento en que se empieza a apartar habrá un intercambiador para el que quiera entrar 3 kilómetros antes a Tres Arroyos, si viene de Buenos Aires.



"Entra por ahí y va por la antigua ruta hasta su casa, o su industria, o empresa. Si viene de Bahía Blanca lo mismo en el lugar donde la ruta se aparta del trayecto hacia lo que llamamos variante. Habrá esos dos un lugares de ingreso seguro", según manifestó. En relación a los puentes Iguacel señaló que "se ensanchan, tienen que tener la capacidad de banquina pavimentada y que no sean angostos". 

Adiós a las "rutas de la muerte" 
Iguacel hizo mención a las rutas a las que la gente denomina 'de la muerte' por la cantidad de accidentes fatales que ocurren en las mismas. La premisa y prioridad para Vialidad Nacional y para el gobierno nacional es reducir los choques frontales y los accidentes fatales que ocurren en los trazados que atraviesan ciudades y en consecuencia esperan poder bajar el porcentaje de fatalidades en todo el país a partir de la construcción de autopistas y rutas seguras. 

"Tenemos 1200 kilómetros en construcción y 200 km que ya hemos terminado. Ya tenemos casi 11.000 kilómetros repavimentándose, de hecho ustedes lo viven porque parte de la Ruta 3 hacia Buenos Aires se está repavimentando, pero es una traza que va a quedar para autopista que mejora las condiciones de seguridad como también ocurre en la Ruta 226. Presentamos lo nuevo que se suma a lo que ya estamos haciendo", indicó el funcionario.

Respecto al trayecto de la Ruta 3 de Azul a Dorrego el tramo va a ser "ruta segura", mientras que desde Buenos Aires a Azul y desde Dorrego a la intersección con la Ruta 22, pasando Bahía Blanca la ruta se convierte en autopista, es el tramo de menor tránsito.  

La ruta segura 
*Tendrá una calzada con banquinas pavimentadas de ambos lado de dos metros cincuenta de cada lado de la ruta durante todo el trayecto completo de Azul a Dorrego. *Carriles de sobrepaso: cada una determinada distancia que depende de la intensidad del tránsito "la tenemos medida por tramos - indicó Iguacel- por eso puede ser cada 3 o 6 kilómetros" aparece de una mano un carril adicional. 

Si se viaja en el sentido en que aparece este carril se despliega hacia la derecha y el tránsito que va más lento -que puede ser por un camión o un ómnibus o un auto que va más lento- se debe tirar hacia la derecha y circular por ese carril que tiene entre 2 y 3 kilómetros de extensión y el tránsito rápido lo puede sobrepasar sin necesidad de ir al carril contrario donde viene el tránsito de frente en sentido inverso, evitando los choques de frente.



"En general se colocan en los lugares de alto tránsito o donde hay más pendiente, en los lugares donde sube la ruta se coloca el tercer carril en el sentido de ascenso porque camiones y colectivos disminuyen ahí la velocidad, pero también puede ser en terreno plano", destacó Iguacel. 

*No habrá más intersecciones a 90 grados o complicadas: se colocan intersecciones a desnivel, es decir puentes para que la circulación por la ruta sea continua. Si hay que cruzar para el otro lado, se saldrá de la ruta por un carril pavimentado y se podrá cruzar por un puente para volver a ir hacia el lado contrario a la mano por la que cada vehículo circula. Algunos pasos con muy bajo tránsito serán con rotonda y los de mayor tránsito serán con puentes, pero no a nivel ni con intersecciones peligrosas. 

*Toda la ruta con tachas reflectivas: se colocarán tachas que se iluminan con las luces como las pistas de avión, o como ya existen en algunos tramos de autopistas. Permitirá tener mucho más alcance visual para ver la ruta o las curvas. En algunos tramos -creo que en este no- se corrigen curvas muy peligrosas que tienen demasiado ángulo y un radio de curvatura muy pequeño, se hacen más amplias para que no sean tan bruscas", contó Iguacel a este diario.

La ruta deja de pasar por adentro de las ciudades en las zonas urbanizadas con industrias o comercios donde la gente cruza con peligro de muerte y se producen accidentes fatales. 

"Con todo este plan esperamos reducir en un 70 % los accidentes fatales en las rutas, a lo largo de estos 7500 kilómetros que llamamos 'rutas de la muerte' aún con la misma conducta de manejo, si además los argentinos cambiamos esto puede ser superior", destacó el responsable de Vialidad Nacional. Planteó en este sentido que "con el solo hecho de evitar los choques de frente -o por las autopistas, o por los tres carriles de la ruta segura- y que no haya que tirarse a la mano contraria para sobrepasar, además de no pasar por adentro de la ciudades donde ocurren muchos de los accidentes fatales, esperamos reducir en un 70 % los mismos. La cantidad de accidentes totales no disminuye tanto, pero sí las tragedias", subrayó. 

La calidad del asfalto 
Iguacel defendió la calidad del asfalto utilizado en las obras de rutas en todo el país. Dijo que "la estructura de pavimento en general es mucho más grande, pero la capa de rodamiento tiene polímeros- tendencia moderna que no se estaba usando en el país- y permiten por un lado tener más durabilidad y ser más segura. 

Y por otro lado tener mayor adherencia del neumático puesto que como el material tiene más porosidad, entonces cuando está lloviendo o hay agua en la cinta asfáltica, los vehículos que circulan adelante levantan menos agua o salpican menos. Y en consecuencia hay reducción de spray cuando hay agua en la calzada", concluyó.