//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 14. 1°
Escasa nubosidad

Interés General

El Gran Premio Recoleta-Tigre

Un viaje en el tiempo a los inicios del deporte-motor en nuestro país

05|09|17 19:37 hs.

Fotos y nota Carla Ferretti

El pasado 27 de agosto se realizó la edición número 21 del Gran Premio Recoleta-Tigre. La tradicional competencia de autos y motos de época es organizada por el Club de Automóviles Clásicos con la colaboración del Municipio de Tigre para conmemorar la primera carrera en ruta abierta de Argentina. Iniciada a principios del siglo XX, esta unía el barrio porteño con el distrito. 

 En un domingo gris y lluvioso, más de 50 modelos de autos y motos anteriores a 1919, conducidos por sus dueños que también le hacen honor a la historia con su vestuario, le pusieron color a la zona norte de Buenos Aires.  

El punto de partida es la emblemática esquina de La Biela, confitería históricamente vinculada al automovilismo, ubicada en el corazón de Recoleta. La largada fue alrededor de las 9.30, se transitaron las avenidas Figueroa Alcorta, Udaondo y Del Libertador, atravesando luego los partidos de Vicente Lopez, San Isidro y San Fernando. Adentrándose en la recta final recorrieron Cazón, Lavalle y Paseo Victorica hasta llegar al Museo de Arte Tigre (MAT). 

 A medida que llegan se van disponiendo en el amplio y colorido jardín del MAT, que tiene cómo enmarque perfecto el Río Luján . Un show de jazz en vivo daba el toque final, para que teletransportarse a la “Belle Époque” fuese un acto casi involuntario. 

 Entre los protagonistas hubo por supuesto, personalidades destacadas del “mundo de las tuercas” cómo ellos mismo lo definen. Algunos de ellos fueron Eugenio “Chipi” Bread (Vicepresidente del Club de Automóviles Clásicos), Carlos García Remohi ( Directivo del Automóvil Club Argentino y del Mundial de Rally), y Luis Spadafora, Director del Museo del Automóvil , quién recientemente tuvo a su cargo la restauración del Cadillac presidencial. Todos ellos manifestaron la alegría de poder ser parte, y mantener vigente un espectáculo que, lejos de ser una competencia, es un homenaje al comienzo del deporte-motor en nuestro país. 

Fotos Carla Ferretti