115 años junto a cada tresarroyense

ST 16. 7°
Escasa nubosidad

Sociales

Club Amistad y Servicio Fortín Machado

Entregaron el premio Sarmiento a cuatro docentes

06|09|17 11:03 hs.

El Club Amistad y Servicio Fortín Machado entregó anoche en un acto emotivo la Medalla Domingo Faustino Sarmiento, premio instaurado por la Asociación de Clubes Argentinos de Servicios. 


El acto, que contó con presencia de concejales y autoridades municipales, se desarrolló en el Club Social y en primer término se izaron las banderas respectivas de parte del presidente Vicente Campolo y el vice Miguel San Román. 

Posteriormente el concejal Héctor Asef leyó una nota de Gustavo Rodera, quien es representante de la región, donde explicaba que por motivos de salud no pudo estar presente pero resaltó el objetivo de los clubes de servicio en cuanto a la educación, la ayuda a las bibliotecas y a los alumnos; como también destacar la labor de los docentes reconocidos y premiados por el CAS.


El acto contó con la presencia de autoridades del Club Fortín Machado -organizador-, municipales, concejales, numeroso público y familiares


 Luego se pasó un video institucional donde se dio a conocer el trabajo del CAS Fortín Machado con las escuelas de frontera y el gran trabajo que despliegan en pos de la comunidad. Más adelante hubo palabras a cargo de Stella Maris Gil para realzar la figura de Domingo Faustino Sarmiento y en el final llegó el momento de premiar a las cuatro docentes elegidas para esta ocasión. 


Nancy García, Ana María Anderberg, Susana Díaz y María Aquerreta fueron distinguidas con la Medalla Domingo F. Sarmiento


Ellas fueron María Angélica Aquerreta, quien se desempeñó durante 33 años como maestra de grado y directora del Instituto Nuestra Señora de Luján; Nancy García, quien desarrolló la mayor parte de su carrera en diferentes escuelas rurales y que actualmente ejerce en el Instituto Superior de Formación Docente N° 167; Susana Díaz, quien estuvo prestando servicios durante 36 años en la Escuela Especial 501, y Ana María Anderberg, quien fuera una de las primeras maestras jardineras que tuvo la ciudad de Tres Arroyos.

 Fue un grato momento pleno de emoción y sincero reconocimiento a las docentes.