115 años junto a cada tresarroyense

ST 12. 9°
Escasa nubosidad

Policiales

El caso del nene golpeado y abusado

Ianiro no declaró y casi cien personas reclamaron justicia

07|09|17 09:17 hs.

El acusado de golpear y abusar del pequeño hijo de su pareja se negó a declarar ayer en horas del mediodía ante el fiscal Gabriel Lopazzo, quien pidió su detención y le adelantó al padre de la criatura que existen pruebas para llevar a juicio al sospechoso. 


Brian Ianiro (21) fue trasladado a la Fiscalía desde su lugar de detención en las primeras horas de la mañana y, cerca del mediodía, se presentó ante el fiscal Gabriel Lopazzo asistido por la Defensa Oficial, oportunidad en la que eligió guardar silencio ante el representante del Ministerio Público. Tras eso, fue retirado rápidamente de la sede judicial ubicada en la intersección de la calle Lavalle y la avenida Moreno, para ser trasladado nuevamente a los calabozos de una sede policial no especificada de nuestro distrito. 

En forma paralela, casi un centener de vecinos, familiares y allegados de la víctima, en su mayoría mujeres, se reunieron nuevamente en el monumento al General San Martín, frente a la Municipalidad, para reclamar justicia en el marco del aberrante episodio. 

En ese sentido, marcharon en principio hacia la Estación de Policía, luego cortaron la avenida Rivadavia por unos minutos y, tras eso, se dirigieron a la sede de la Fiscalía, donde ingresaron aplaudiendo y pidiendo "Justicia". Ante tal situación, se formó un improvisado cordón policial antes que el doctor Gabriel Lopazzo, titular de la investigación caratulada "lesiones agravadas por el vínculo y abuso sexual agravado", reciba al padre del nene abusado para explicarle los pormenores de la pesquisa. 


Anoche nuevamente vecinos se manifestaron en la plaza San Martín


Posteriormente, los manifestantes fueron hacia el Hospital Pirovano, donde cortaron la ruta 228 y quemaron neumáticos antes de ser recibidos por el doctor Gabriel Guerra, director técnico del centro de salud, quien aceptó firmar un acta con los pasos actuados en materia de salud y reconoció haber girado la situación médica del caso a la Fiscalía y el Servicio Local de los Derechos del Niño, se indicó. 


Frente al hospital. Quemaron neumáticos hasta que el director del nosocomio recibió a los manifestantes


"Las tiene que pagar" 
Por su parte, Marcos, el padre del nene abusado que marchó al frente de la manifestación portando un cartel que decía "No más abusos", le dijo a LA VOZ DEL PUEBLO que él no tuvo contacto con su hijo y que fue su ex pareja y madre de la criatura, quien le relató los hechos "por arriba". "Me dijo más o menos por arriba lo que pasó y me pidió perdón, pero yo no soy Dios para perdonar", dijo el padre del niño, quien trabaja como camionero, tiene 33 años y hace apenas tres meses que había cortado la relación con la mujer. 

"A la semana que nos separamos se juntó con éste (por Ianiro). Que Dios los ayude", comentó al referirse a la decisión de la madre del nene, quien, según se supo de manera extraoficial, por estos días cursaría otro embarazo y, en las últimas horas, se supo que las enfermeras del hospital toleran con indiferencia el hecho de verla fumando en el patio de la morgue, lejos del pequeño, que estuvo la mayor parte del tiempo al cuidado de las trabajadoras sanitarias.

 "Ese (por Ianiro) se tiene que morir adentro. Las tiene que pagar", agregó Marcos antes de reunirse con el fiscal, quien, tal como él mismo se lo explicó a LA VOZ DEL PUEBLO, le aseguró que tiene todas las pruebas suficientes para comprobar su responsabilidad en el hecho.

Un caso estremecedor 
El caso del nene supuestamente abusado y golpeado por su padrastro se conoció en la tarde del martes, después de un procedimiento policial iniciado tras el llamado de un vecino de la madre de la víctima que se le acercó al verla llorando en la calle y, a ambos con signos de violencia física. 

Al consultarle sobre la razón de su situación, la mujer le respondió que tanto ella como su pequeño hijo habían sido golpeados por su pareja, tras lo cual, el testigo llamó a la policía. 

Una vez en el lugar, las autoridades decidieron detener a Brian Ianiro y llevar a la mujer y su hijo a la Comisaría de la Mujer, desde donde se dispuso su traslado al Hospital Pirovano, donde se realizaron las actuaciones médicas que derivaron en el inicio de la actual causa penal, en el marco de la cual no se descarta que las dos hermanas de la víctima, también menores de edad, hayan sido atacadas de la misma manera con anterioridad.