115 años junto a cada tresarroyense

ST 16. 7°
Escasa nubosidad

Policiales

Lopazzo pidió la detención de la mujer

Nene abusado: incidentes en Chaves y agreden a la madre en De la Garma

08|09|17 10:00 hs.

Los vecinos de Adolfo Gonzales Chaves también se manifestaron reclamando justicia por el nene abusado en nuestra ciudad e incluso, en De la Garma, de donde la madre es oriunda, la mujer fue agredida al ser interceptada en la calle.



En Tres Arroyos. Vecinos volvieron a manifestarse reclamando justicia


En tanto, ayer se conoció a través de los ministros que visitaron Tres Arroyos, que el fiscal Gabriel Lopazzo pidió la detención de la mujer, mientras se aguarda el dictamen del Juzgado de Garantías en torno a la situación judicial de Brian Ianiro, el padrastro y supuesto agresor de la criatura.

Los incidentes en Adolfo Gonzales Chaves, donde un grupo de vecinos quemó neumáticos en la calle y llegó a romper un vidrio, ocurrieron después que en la jornada del miércoles trascendió que el detenido estaba alojado en los calabozos de la vecina localidad, una versión que no podía ser desmentida por las autoridades policiales de Tres Arroyos para no revelar el lugar de detención designado oportunamente por razones de seguridad. Al mismo tiempo, en la vecina localidad existe un sentimiento especial con el caso, ya que el padre de la criatura vejada es nativo de esa ciudad.

A raíz de estos incidentes, se iniciaron actuaciones judiciales por "daño" y, el comisario José Luis Agüero, le informó a LA VOZ DEL PUEBLO que el autor de ese delito ya estaba identificado.

Asimismo, alrededor de cincuenta personas también se manifestaron en De la Garma, localidad de donde es oriunda la madre del nene abusado, una mujer de 26 años cuya identidad no se informa para preservar al menor víctima. Así, fuentes policiales indicaron que la mujer fue interceptada en la calle por los manifestantes y, una mujer que formaba parte del grupo de alrededor de 50 personas, la empujó y le dió un cachetazo, sin llegar a producirle lesiones de gravedad.

Pedido de detención 
En tanto, las sospechas sobre la responsabilidad en las lesiones y abusos sufridos por el nene de tres años en Tres Arroyos no se limitan a su padrastro. Mientras se aguardaba la decisión del juez de Garantías, Rafael Oleaga, tras el pedido de detención realizado sobre el padrastro de la víctima, quien al cierre de nuestra edición continuaba oficialmente aprehendido acusado de "lesiones agravadas por el vínculo y abuso sexual agravado", el fiscal Gabriel Lopazzo también solicitó ayer la detención de la madre, circunstancia que trascendió durante la visita de los ministros de Seguridad, Cristian Ritondo, y de Justicia, Gustavo Ferrari, quienes a su vez se lo comunicaron a los manifestantes que se acercaron a hablar con ellos en el acto llevado a cabo en la Secretaría de Seguridad.

Si bien no trascendieron detalles en cuanto a la carátula del hecho, ésta estaría relacionada con la supuesta inacción de la madre del nene, quien según constataron oportunamente los médicos del Hospital Pirovano, tenía lesiones de vieja data y sin el respectivo tratamiento. Una circunstancia que fue observada por los profesionales médicos y había sido informada en la antevíspera a la Fiscalía y los órganos de trabajo social.

Por otra parte, el menor víctima fue dado de alta en el hospital y había sido trasladado al refugio para víctimas de violencia de género Guillermina Cirone, junto a sus dos hermanas, también menores de edad y, por estas horas, objeto de otra investigación a los efectos de determinar si ellas también fueron ultrajadas.

Siguen las marchas 
En tanto, la indignación de distintos vecinos de Tres Arroyos sobre este tema no se termina. Ayer en horas del mediodía, volvieron a manifestarse un grupo de personas frente a la Municipalidad, donde nuevamente no fueron recibidos por ningún representante político local, antes de continuar su recorrido por la ciudad, incluso el refugio donde está alojado el menor ultrajado, exigiendo que la mujer sea separada del pequeño. Una actitud que parece haber llegado para quedarse, al menos, hasta que la Justicia le dé una respuesta contundente al caso. 

El estremecedor episodio se conoció el pasado martes, luego de una denuncia de violencia doméstica a raíz de la cual, una madre y el menor de sus hijos, de tres años, fueron trasladados al Hospital Pirovano para ser revisados tras haber sufrido castigos físicos. En esa revisación, los médicos del centro de salud tresarroyense constataron que el pequeño había sufrido un intenso castigo que incluía abusos sexuales con acceso carnal. Tras eso, el padrastro del pequeño, identificado como Brian Ianiro, quien era pareja de la mujer desde hace tres meses, fue aprehendido y trasladado ante el fiscal Gabriel Lopazzo, quien pidió la conversión en detención de su situación judicial antes de trasladarlo nuevamente a una seccional policial de la zona, donde se encuentra alojado por razones de seguridad, según lo informado oportunamente a este diario por las autoridades policiales.