//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 14. 1°
Escasa nubosidad

La Ciudad

Ayer se cumplió el 36° aniversario de su fallecimiento

La UCR local recordó a Ricardo Balbín

10|09|17 11:04 hs.

Con motivo de cumplirse ayer 36 años del fallecimiento de Ricardo Balbín, la UCR de Tres Arroyos destacó su "extensa y fructífera carrera como dirigente de este partido", al que se afilió a los 18 años de edad. 


En un comunicado de prensa, indicó que "su larga actuación partidaria se inició en 1930 cuando fue elegido presidente del Comité de la primera sección de La Plata". En la llamada década infame, no aceptó asumir como diputado nacional, por considerar que el comicio había sido fraudulento. 

En 1945, junto con un grupo de destacados dirigentes radicales tales como Amadeo Sabatini, Arturo Frondizi, Crisólogo Larralde, Moisés Lebensohn, entre otros, fundó una línea interna llamada MIR (Movimiento de Intransigencia y Renovación). 

Un año más tarde fue elegido diputado nacional y presidente del famoso bloque de los 44 diputados radicales que protagonizó durísimos debates con el oficialismo peronista.

 La UCR indicó que "en 1949 se produjo su expulsión del Parlamento y quedó preso en el penal de Olmos por desacato. Fue amnistiado por Perón. Se postuló como candidato a gobernador de Buenos Aires, elección que perdió frente a Domingo Mercante. Nuevamente lo apresaron en 1954". 

En 1957, se divide el radicalismo y en este contexto, posteriormente Balbín se presentó como candidato a presidente por segunda vez (la primera había sido en 1951) por la Unión Cívica Radical del Pueblo. También fue dos veces candidato al máximo cargo nacional en 1973. 

Durante esa última elección, sabiendo de sus pocas chances de ganar, acuñó la famosa frase "el que gana gobierna y el que pierde ayuda".

 Las palabras con las que despidió a Perón emocionaron a todo el país. "No sería leal si no dijera que vengo en nombre de mis viejas luchas, que por haber sido sinceras y evidentes, permitieron en estos últimos tiempos la comprensión final, y por haber sido leal a la causa de la vieja lucha, fui recibido con confianza en la escena oficial que presidia el presidente muerto"; y terminó diciendo: "este viejo adversario despide a un amigo".