//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 8. 0°
Nubes aisladas

La Ciudad

Pero sí a los campos de la zona

El viento y la lluvia no complicaron a la ciudad

12|09|17 10:14 hs.

La ciudad soportó ayer en horas de la madrugada fuertes ráfagas de viento y lluvia sin que se produjeran graves consecuencias, de acuerdo a los informes que bomberos y la CELTA brindaron a LA VOZ DEL PUEBLO. 


El registro acumulado de lluvias trepó a los 36,2 mm sumando las jornadas del sábado, domingo y lunes, según información de la oficina local del Servicio Meteorológico Nacional. La mayor concentración de precipitaciones se dio entre las noches del sábado y el domingo, y sobre todo en la madrugada del lunes cuando además se produjeron las velocidades más altas del viento que sopló desde el cuadrante sudoeste y llegó a marcar los 72 km/h a las 5.40. Con el correr de las horas -durante la mañana- la velocidad igual se iría a notar con ráfagas que llegaron hasta los 53 km/h y un promedio de 44 km/h. 

 Pese a estas condiciones climáticas, desde bomberos informaron a este diario que sólo debieron salir a brindar un servicio de emergencia en una vivienda ubicada sobre calle La Rioja 251, donde llegaron para evitar que una chapa se desprendiera del techo. La labor de los servidores públicos se ajustó a fijar la placa metálica. 


El viento se hizo sentir en la costa claromequense, los bomberos tuvieron un arduo trabajo


En tanto desde la cooperativa eléctrica, el jefe de Redes Sergio Sjelborg, informó que han podido trabajar "bien a pesar del viento y la lluvia". El ingeniero eléctrico precisó que "ningún alimentador salió de servicio en la ciudad", y que en la zona rural donde sí hubo reclamos, estos quedaron resueltos sobre las primeras horas de la tarde de ayer. 

"Estamos con la cuadrilla de reclamos de la guardia, que está las 24 horas, no tenemos personal extra", destacó sobre todo Sjelborg quien expresó cierto alivio considerando el volúmen de demanda que tuvieron respecto de la intensidad del viento que se sintió. 

Mientras tanto el caudal de los arroyos que atraviesan la ciudad -hasta anoche- venían con un arrastre de agua "normal", aunque en la zona de De la Garma se observaba "cargado" pero sin que ello signifique ningún tipo de riesgo.

 Igualmente destacamos el aporte de un lector que ayer envió a este diario imágenes fotográficas y un video de un camino vecinal que se encuentra en dirección a San Francisco de Bellocq, desde Claromecó, a la altura de la subestación eléctrica bellocquense. 


Se desbordó la laguna La Salada, en el acceso a La Dulce


Preocupa La Salada 
A todo esto el fuerte temporal de viento y lluvia que afectó a gran parte de la provincia de Buenos Aires complicó aún más a los partidos que venían azotados por el exceso hídrico. En Necochea, preocupa el desborde de la laguna La Salada en el acceso a la localidad de La Dulce, según publicó la agencia DIB (Diarios Bonaerenses). 

"Estamos complicados por el desborde de la laguna La Salada en la entrada a La Dulce por la ruta 85, pero por ahora el casco urbano no corre peligro. El agua está circulando por los campos", dijo a DIB el titular del Ente Vial Rural de Necochea, Adrián Furno. 

El funcionario señaló además que hay agua sobre la calzada en el kilómetro 93 de la ruta 86 y en la ruta 80. En ese último caso, por el exceso hídrico que proviene desde Tandil buscando la desembocadura al mar. "Todavía falta que ingrese todo el agua de la última lluvia", añadió Furno. 

Asimismo, dijo que algunas familias se autoevacuaron pero que por el momento ninguna localidad corre riesgo. "El problema está en los campos, ya teníamos anegado el 20% del partido y ahora, con esta lluvia de unos 100 milímetros (mm), calculamos que ese porcentaje se ha incrementado". 

Las intensas precipitaciones del fin de semana complicaron aún más los distritos inundados, donde se desvanece la esperanza de recuperar los suelos que hoy están bajo agua de cara a la campaña de gruesa que comienza el próximo mes. Así lo evaluaron desde la Sociedad Rural de Daireaux, uno de los distritos más castigados por el exceso hídrico. 

En tanto en el distrito de Olavarría el temporal de viento y lluvia ocasionó fuertes inconvenientes, tanto en la ciudad cabecera como en las demás localidades que lo conforman. Las ráfagas de viento alcanzaron en Olavarría los 94 km/h por lo que se registraron voladuras de techo y caída de árboles. Asimismo, también hubo complicaciones con la energía eléctrica, precisó DIB. 

100 km/h en Claromecó 
El temporal de viento y lluvia se dio básicamente en la madrugada de ayer. Se registraron ráfagas de viento del sudoeste de alrededor de 100 kilómetros por hora, principalmente entre las 5 y 6 de la mañana. Tras ello, el viento comenzó a disminuir, también las precipitaciones, y luego salió el sol, quedando una jornada fresca con cielo despejado. 

No se registraron mayores inconvenientes producto del temporal. En avenida 27, entre 48 y 50, se produjo la voladura de un techo, y un episodio similar tuvo lugar en calle 7. En ambos casos se contó con la asistencia de Bomberos Voluntarios. 

En la Estación Forestal sí hubo una importante caída de árboles, principalmente en el sector del camino hacia el Segundo Salto. Por este motivo se dispuso el cierre preventivo del predio. El mar creció mucho más de lo habitual, con un importante oleaje, que lentamente iba disminuyendo en las últimas horas de ayer. 

La llegada del viento había generado preocupación en los vecinos, que en las redes sociales habían advertido del fenómeno por intermedio de los pronósticos. Esto hizo que se tomaran diversas precauciones para evitar males mayores. 

En cuanto a la acumulación de agua, funcionaron nuevamente los distintos trabajos realizados por el Organismo Descentralizado. Si bien el agua se juntó, en pocas horas pudo drenar, principalmente en la calle 32 entre 21 y 23.