//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 32. 5°
Despejado

La Región

Medidas preventivas

Falleció un hombre por hantavirus en Tandil

30|11|17 17:54 hs.

Ocurrió el martes pasado y se informó que es el primer y único caso detectado en Tandil. Ingresó al Hospital Santamarina el pasado 10 de noviembre, aunque su salud se deterioró y falleció el 28. Recuerdan medidas preventivas para combatir la enfermedad.

El paciente fue internado el 10 de noviembre último y se lo pasó a Terapia Intensiva porque primero se sospechó que padecía de leptospirosis. A partir de eso, se dio intervención a Bromatología. 

El hombre tuvo fallo renal y por ende se le realizó diálisis y tras una leve mejoría, su salud se complicó a causa de una infección y falleció el martes pasado. Las autoridades sanitarias aseguraron que “en Tandil fue y es el único caso que se tuvo”.

En ese sentido, remarcaron que “es importante recordar las cuestiones preventivas en cuanto a la limpieza en los terrenos y que se pueden conseguir cebos gratuitamente en Bromatología donde a su vez también hay folletería para retirar”. 

Los virus Hanta infectan a la mayoría de los roedores; principalmente a ratones conocidos como colilargos. Los seres humanos tienen riesgo de contraer enfermedades por virus hanta en todas aquellas zonas donde hay roedores. Las enfermedades por virus Hanta son graves y pueden ocasionar la muerte. 

El virus se encuentra en la orina, la saliva y la excreta de roedores y se transmite a los seres humanos: Por inhalación: es la vía más frecuente. Al respirar el aire contaminado por el virus que eliminó el roedor, en lugares abiertos o cerrados (huertas, pastizales, galpones, etc.). 

Por contacto directo: al tocar roedores vivos o muertos y las heces u orina de ellos. Por mordeduras: al ser mordidos por un roedor. Por vía interhumana: en casos excepcionales, también puede transmitirse entre humanos durante los primeros días de síntomas y cuando no se han tomado medidas de bioseguridad (utilización de guantes o máscaras). 

El fallecido era un hombre de 51 años y de profesión camionero. Sus restos fueron inhumados en el Cementerio de Las Flores y el certificado de defunción ratifica que falleció por un “síndrome cardiopulmonar por Hantavirus”. (ABCHoy)