//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 32. 5°
Despejado

Policiales

Ataque homofóbico

Un rugbier denunció haber sufrido una violenta agresión por ser gay

02|12|17 18:58 hs.

Un rugbier de 25 años denunció haber sufrido el viernes un ataque homofóbico por parte de un grupo de jóvenes en un local de comidas rápidas del porteño barrio de Palermo, y que siguieron agrediéndolo hasta el sanatorio donde fue llevado para tratarse de las heridas. 


 El hecho ocurrió el viernes por la mañana cuando Jonathan Uriel Castellari, integrante de Ciervos Pampas Rugby y de la Federación Argentina LGBT, ingresó a comprar algo para comer al local de comidas rápidas luego de salir de un local bailable, relato su amigo Sebastián, que lo acompañaba.

 Indicó que "eran alrededor de las 6.30 cuando un grupo de unas siete personas comenzaron a burlarse por su condición de gay y a agredirlos verbalmente. Luego le dieron una paliza en el estacionamiento".

El joven denunció que en medio de la golpiza "llamamos a la comisaria y no fue nadie en ningún momento".

Qué dijo la defensa 
 Por su parte, Gastón Llopart, asesor legal del club de rugby, dijo a que hubo tres llamados a la comisaria 21, porque "además de los chicos, también llamaron al 911 desde el local de comidas rápidas y desde el Sanatorio Güemes". 

 Llopat destacó que los agresores "llegaron hasta las puertas del lugar, pero la policía recién vino como a las 15.30, a hablar con el personal del sanatorio pero no con los chicos".

Denuncia en el Inadi 
Por su parte María Rachid, titular del Instituto contra la discriminación de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, remarcó que "la Federación LGBT se presentará como querellante".

"Así como tomamos la denuncia en la Defensoría del Pueblo de la ciudad, también vamos a hacer la denuncia al Inadi por lesiones graves y tentativa de homicidio", agregó Rachid. 

 La Federación Argentina LGBT repudió la agresión y detalló que este hecho "es el resultado de la discriminación que aún hoy sufrimos por ser personas LGBT y querer vivir nuestras vidas como cualquier otro ciudadano".