//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 32. 5°
Despejado

Policiales

Tema de la semana: rechazaron otras dos excarcelaciones

Trata de personas: otorgaron el arresto domiciliario a "La Teté"

03|12|17 09:26 hs.

La Teté fue beneficiada con el arresto domiciliario por tener más de 70 años de edad, mientras que, del resto de los imputados de delito de "trata de personas" detenidos a comienzos de esta semana en nuestra ciudad y Pinamar, dos de ellos continuaba en esa condición en una sede de la Policía Federal de Necochea, y el tercero recuperó la libertad. 


Según informaron fuentes judiciales LA VOZ DEL PUEBLO, Lucia Rosa Romero, conocida en Tres Arroyos como "La Teté", atento a poseer más de 70 años y por su estado de salud, se le otorgo la prisión domiciliaria mientas se sustancie la investigación y hasta que se determine si se desarrolla juicio oral en el Tribunal Federal de Mar del Plata, se indicó. 

Lo investigado por la Justicia de Necochea en esta oportunidad, no es el ejercicio de la prostitución sino el delito de "trata de personas", una figura que implica la explotación sexual de seres humanos a quienes se les quitó la libertad al despojarles el DNI, como así también, en muchos casos, fueron trasladados contra su voluntad o engañados desde sus lugares de residencia a puntos recónditos de nuestro país y el exterior. 


En tanto, Silvia Alejandra Bustos y Juan Domingo Lucero, se encuentran detenidos a orden del Juzgado en la Comisaria de la Policía Federal Argentina, (Necochea y Pinamar) procesados por trata de personas, mientras que Miguel Alfredo López recuperó la libertad, ya que se lo sindica como participe de los hechos y no autor. 

Luego de la diligencia judicial, quedaron todos vinculados en relación al delito que, según figura en el expediente, fue caratulado "trata de personas mayores de dieciocho años de edad al abusar de una situación de vulnerabilidad que se ve agravado por la cantidad de personas intervinientes, así cómo habrían consumado la explotación económica de las víctimas".

En tanto, sobre la vivienda de calle Chacabuco 856, el Juzgado Federal de Necochea dispuso su clausura de acuerdo al Protocolo Internacional que rige el procedimiento en casos de detección de Trata de Personas, determinándose en su momento si es confiscada al dictarse sentencia en la causa.

Popularidad y Justicia 
La causa por la que cayó "La Teté" en Tres Arroyos se conoció en la mañana del pasado lunes, pero las tareas que le dieron vida se venían llevando adelante desde hace más de un año, tras una denuncia radicada en Pinamar, ciudad de la que procede uno de los imputados presos. 

En nuestra ciudad, no faltaron comentarios en las redes sociales donde se compartían cuestionamientos al momento en que justamente fue arrestada la famosa "Teté", quien es conocida popularmente en Tres Arroyos como la regente de una casa de citas por la que habrían pasado no pocos vecinos de distintas épocas para hacer uso de sus servicios. 

Sin embargo, lo que muchos de esos comentaristas no tuvieron en cuenta o tal vez simplemente no conocían al compartir "memes" humorísticos o hacer publicaciones cargadas de "supuesta indignación" por la presunta inacción judicial tras tantos años existencia de "La Teté", es que lo investigado por la Justicia de Necochea en esta oportunidad, no es el ejercicio de la prostitución que, desde el punto de vista privado y sin afectar la libertad de proceder de cada persona, puede tener distintas interpretaciones, sino el delito de "trata de personas", una figura que implica la explotación sexual de seres humanos a quienes se les quitó la libertad al despojarles el DNI, como así también, en muchos casos, fueron trasladados contra su voluntad o engañados desde sus lugares de residencia a puntos recónditos de nuestro país y el exterior. 

En la investigación que la Justicia Federal de Necochea viene llevando a cabo en nuestra ciudad y Pinamar, trascendió que habrían sido rescatadas al menos cuatro mujeres de la "trata de personas", una circunstancia que, según lo previsto en el artículo 4 de la Ley 145bis del Código Penal, le otorga a la pena un carácter de gravedad que lo hace susceptible de penas de hasta 15 años de prisión.