//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 17. 8°
Lluvia ligera

Deportes

Viaja hoy junto a Maximiliano Natalicchio

Claudio Sola busca su futuro en Lanús

03|12|17 09:48 hs.

Para Claudio Ceferino Sola el 2017 será muy difícil de olvidar. Es que el joven jugador de Olimpo cerró la temporada pasada con un gran nivel y títulos con el Sub-15 de Tres Arroyos, esta temporada le sumó su gran año con el club Aurinegro para el regreso a Primera División y ahora está a las puertas de llegar al fútbol grande. 


El volante viajará hoy a Buenos Aires para ser observado por los entrenadores de Lanús con muchas chances de poder quedar en la entidad donde irá acompañado por Maximiliano Natalicchio, quien es un embajador del club que hace pocos días jugó la final de la Copa Libertadores de América. 

LA VOZ DEL PUEBLO estuvo en el Complejo de Olimpo para interiorizarse de esta firme posibilidad y en un principio Maximiliano Natalicchio aseguró: "Claudio (Sola) viaja el domingo -por hoy- a Lanús para ser observado por el coordinador y los entrenadores de inferiores. Él ya estuvo hace algunos días atrás con Enzo Di Rocco y Juampi González pero ahora volvieron a llamar desde Lanús que lo quieren ver de vuelta a Claudio porque le vieron cosas interesantes y tendrá que estar tres o cuatro días más siendo observado porque les interesó su pegada y la decisión para encarar y jugar. Ellos necesitan un marcador de punta por izquierda y lo van a probar en ese lugar, yo le digo que tiene que aprovechar una oportunidad como esta porque si llega a poder quedar será muy importante para su futuro. Van miles de pibes de todo el país a probarse y no es tan fácil que te llamen por segunda vez, con lo cual yo creo que tiene las puertas abiertas y ahora depende de cómo ande en estos días pero si no se da será una experiencia muy importante para su futuro también". 

El Vikingo sabe de lo que habla porque él logró debutar a los 17 años en ese mismo club y mantiene un vínculo con mucha gente importante como el presidente Nicolás Russo, el coordinador de inferiores Paolorrossi y muchos entrenadores de las divisiones menores ya que antes de venir para Tres Arroyos estaba trabajando en esa entidad y uno de sus objetivos es poder ser un nexo para llevar chicos con posibilidades a la entidad Granate. 

Dando más detalles, Maxi afirmó: "Yo lo voy a acompañar en este viaje pero él va a estar en la pensión con los chicos del club y el entrenador de la 2001 que es Hernán Meske, quien fuera marcador central como jugador y hace años que está dirigiendo en el club las inferiores. Es la segunda oportunidad y no es fácil entrar en la pensión, pero Claudio tiene 16 años y mucho futuro. Tiene una gran posibilidad y sabe que tiene que ir a mostrar más cosas pero que en la primera oportunidad pudo llamar mucho la atención".

El sueño del pibe 
En tanto que el protagonista de la historia, Claudio Sola, nos manifestó ante la consulta de cómo había sido la primera prueba contestó: "Fue muy lindo, los chicos me recibieron muy bien y me sentí muy cómodo. Lanús es un club modelo y oportunidades como ésta no se presentan todos los días, por eso hay que dejar todo para tratar de que me sigan teniendo en cuenta. En la primera prueba hicimos reducido los dos primeros días y el tercero me tocó hacer fútbol, pude hacer dos goles y creo que anduve bastante bien porque me vuelven a llamar para verme de nuevo. Pude patear un tiro libre que pasó muy cerca del palo y en general quedé conforme con lo que pude mostrar ante chicos que tienen físicos muy grandes y están desde hace tiempo en el club. Si me dicen que me tengo que quedar sería algo grandioso para mí y me sentiría muy orgulloso porque he tenido un gran año y se puede cerrar de la mejor manera porque fui campeón con la Sub-15 nuevamente y logré el ascenso a Primera con Olimpo. Poder viajar con Maxi es un gran respaldo para mí porque lo conocen todos allá en el club y este año me ha transmitido mucha experiencia jugando en Olimpo". 

En el final Natalicchio definió a Claudio Sola como "un jugador muy bueno técnicamente. Es bueno con las dos piernas, se destaca mucho su gran pegada porque es difícil encontrar eso en un chico de 16 años, cuando lo vi en la Copa Aiello me impresionó muy bien y te puede meter un cambio de frente de 50 ó 60 metros. Sé que si tiene la suerte de quedar en seis o siete meses se puede convertir en otro jugador por el físico y el trabajo que le pueden agregar allá que se trabaja de otra manera y se cuida todo, la alimentación y otros factores. Pero si no se llega a dar tiene que aprovecharlo como un paso positivo en su carrera porque lo llamaron por segunda vez en un club modelo donde los chicos que están allá viven para el fútbol".