//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 32. 5°
Despejado

Deportes

Automovilismo

Jornada de cierre en el Moto Club

04|12|17 11:11 hs.

Se realizó ayer en el Moto Club Segundo Taraborelli la Coronación de la temporada de las Mayores con un marco multitudinario de público y la consagración del tresarroyense Guillermo Yané (Mar y Sierras B), del chavense Juan Carlos Giancaterino (Mar y Sierras A), del juarense Fabrizio Girado (Minicross) y el sancayetanense Valentín Caresano (TC del 40) en los respectivos campeonatos en una jornada apasionante donde incluso el tiempo se asoció para disputar las finales en un domingo especial para los tuercas. 


Con una organización ágil, buen nivel de competencias y emotividad en varios campeonatos, el domingo fue ideal para vivir una jornada a puro motor en el Segundo Taraborelli. Más de 1500 personas colmaron las instalaciones del circuito que volvió a mostrar el interés de la gente de la región por el automovilismo con un buen cierre de temporada.

Profeta en su tierra 
Las lágrimas con que Guillermo Yané reflejó su cable a tierra tras el final de un carrerón sintetizaron la gran tarea del tresarroyense a lo largo del fin de semana ya que se impuso en la clasificación, serie, semifinal y final de la categoría Mar y Sierras B. 


Yané


El piloto local largó en la segunda posición en la final, detrás de Zotes, a quien tanteó durante toda la competencia pero el "13" no cometió errores y recién en la curva de abajo de la última vuelta estiró un poquito el frenaje y pisó la tierra, lo cual fue aprovechado por Yané para quedarse con la punta y el campeonato merced al quinto puesto de Marcos Costas, quien era el líder hasta la fecha anterior. 


La familia Yané en el podio


Yané festejó con todo el público en la pista con los consagratorios trompos, recorrió una vuelta con la bandera que le alcanzó su hijo, Felipe, y luego en parque cerrado lo hizo con todo el grupo de familiares y colaboradores que lo siguen a todos lados. Un verdadero profeta en su tierra.  

Minicross consagró un trío 
Fabrizio Girado se quedó con el título en Minicross al alcanzar un quinto puesto en la final donde también brillaron el vencedor Manuel García y el tresarroyense Lucas Gastelú que tuvo un gran andar a lo largo de todo el fin de semana y mostró las uñas para el 2018 que se viene. 


Fabrizio Girado


Otro que tuvo una gran tarea fue el Claromecó, Maximiliano Yané, que en la semifinal dio cátedra de manejo largando en el cajón final y llegando al segundo lugar, para completar más tarde el tercer lugar del podio en la final. 

Yané y Gallego, en TC del 40 
En TC del 40 hubo dos finales, ganadas la primera por Andrés Gallego y la segunda por el local, Edgardo Yané. 


Valentín Caresano fue campeón en TC del 40


En la primera quedó fuera de la lucha por el título Rubén Guarino quien llegaba como puntero al Moto Club y esto fue aprovechado a la perfección por el joven Valentín Caresano (2° y 8° en ambas carreras) que en su tercer temporada en el automovilismo logró el título lo cual lo potencia como un piloto con gran futuro y grandes condiciones. 

Giancaterino bicampeón 
El chavense Juan Carlos Giancaterino fue el destacado en Mar y Sierras A ya que con su victoria en la primera final de la categoría se aseguró el "1" de la temporada y le dio una gran alegría la gente de Chaves que vino en gran número para apoyar. 


El chavense Juan Carlos Giancaterino fue el mejor de Mar y Sierras A


El experimentado piloto chavense se quedó con la primera final tras pelear palmo a palmo con Raúl Alonso y Carlos Blanc y ese primer lugar le aseguró el título en las primeras horas de la tarde tuerca. 

La segunda competencia dejó la victoria contundente de Bernabé Osa, de principio a fin, que aguantó bien a Carlos Santiago y Pablo Domínguez para cerrar el año con una buena victoria que lo potencia para lo que viene. 


Los cuatro campeones festejando juntos


Saldo positivo 
El cierre de las mayores fue positivo desde todo punto de vista, con una organización impecable, un buen parque automotor, la emotividad en las definiciones de los campeonatos y un excelente acompañamiento de la gente que desde temprano fue copando casi todos los lugares del Moto Club.