//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 30. 0°
Despejado

Carta de Lectores

Escribe Alicia Hurtado

¡Menos mal!

05|12|17 10:32 hs.

Señora directora: 


Al cabo del año nos encontramos recordando tantas cosas que nos molestan, y escuchando tantas otras similares, que no podemos menos que decir ¡menos mal que aún quedan algunas que nos reconcilian con la vida! 

Después de leer y escuchar todo el tiempo sobre la corrupción, lo que se han robado, lo que se sigue robando, uno escucha a un diputado llamado Pablo Tonelli diciendo, en un cuasi perverso juego, que los jubilados, con la trasnochada reforma votada por prácticamente todos nuestros representantes, van a perder plata, pero no poder adquisitivo. Es entonces cuando empiezo a buscar los ¡menos mal! Para levantar un poco el espíritu. 

Digo entonces que menos mal que seguimos cumpliendo años (los que ya llevamos varias docenas de velas sopladas) y nos alegramos con la fecha. Ni les digo la alegría de alguna amiga a la que hijos y nietos sorprendieron con un festejo sorpresivo y lleno de amor, en un instante rejuveneció diez de los ochenta que cumplía. Risas, música y amigos convocados por quienes nos aman, logran resultados milagrosos. 

Menos mal que todavía nos reencontramos cada tanto con viejos compañeros de trabajo y podemos celebrarlo riéndonos de antiguas anécdotas, menos mal que aunque tardemos en recordar el nombre del marido de la vecina que vivía acá a la vuelta, sabemos bien de quién estamos hablando. 

Menos mal, porque sin esas pequeñas cosas que a diario nos reconcilian con el buen humor, ardua sería nuestra intención de mantener alto el ánimo y sonriente la cara. Menos mal, porque si no, aumento de combustibles, tarifas, diputados desvergonzados y funcionarios y ex funcionarios corruptos, conspirarían contra nuestra salud mental y elevarían peligrosamente nuestros niveles de colesterol malo. 

Pero, gobernantes, exgobernantes y demás integrantes de los que mandan, a no exagerar, porque se me están agotando los ¡menos mal!, y cada vez encontramos menos gente que se diferencia de los corruptos y los insensibles. No sigan tirando la cuerda, por favor. 

Alicia Hurtado