//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 30. 0°
Despejado

Deportes

Mario Gijsberts, de Independencia

"Hay que disfrutarlo"

05|12|17 11:14 hs.

Por despliegue, por el aporte tanto en ataque como en defensa cubriendo todo el lateral derecho, Mario Gijsberts era uno de los mejores jugadores del partido. Pero cuando a los 32 minutos del complemento clavó ese tremendo derechazo que se transformó en el gol del triunfo y de la consagración de Independencia en los playoffs, se vistió de gran figura. 


Tras el 2-0 sobre Quilmes como visitante y del merecido festejo junto a su gente, Gijsberts reconoció esa felicidad. "Esto es inexplicable, la alegría enorme por el partido que levantamos, por haberlo hecho en esta cancha que es tan difícil, y más para dar una vuelta", comenzó diciendo.

 El Ventarrón pegó en un momento especial del match, cuando parecía estar lejos de ello, y fue letal ese doble impacto. "Quizás sufrimos el desgaste del primer tiempo, los dos corrimos mucho para conseguir algo. Nosotros salimos a quemar naves de movida porque lo necesitábamos; después nos controlaron bien, es verdad, pero entiendo que les 'pegó' el primer gol. Ahí pudimos aprovecharlo y en la siguiente que tuvimos sellamos el resultado", destacó. 

Quilmes no tuvo chances de entender cuando quedó abajo, y el gol de Gijsberts pareció un "mazazo" de nocaut. "Estaban shockeados, no entendían cómo habíamos anotado en la primera llegada de peligro del segundo tiempo. Porque el partido era difícil, ellos estaban bien parados y no arriesgaban tanto. Yo no tuve tanto espacio ni oportunidades para subir, y mis compañeros tampoco; en el primero generamos bastante, recuerdo una que Darío (Luengo) sacó del ángulo. Lo tuvimos, generamos varias, y no convertir te aplaca, y el desgaste después se siente", admitió el marcador-volante. 

Y más allá del impacto sufrido por el Cervecero, tras el 2-0 Independencia estuvo muy sólido. "Creo que fue así, en defensa estuvimos bien parados. Se hizo un trabajo duro por los costados y pudimos controlarlo", analizó. 

Es que en el primer tiempo con Alfredo Aramendi protagonizaron un duelo electrizante, cautivante, a pura velocidad. "Si, lo sabía que iba a ser así. Estos son lindos duelos, de fútbol, y todo limpio", dijo con orgullo por lo que le correspondía a él y a su rival. 

La hinchada del Rojinegro dijo presente en buen número pese a las adversidades que presentaba el resultado. "Mucha gente nos acompaña siempre, confían en nosotros... mi viejo me acompañó a todos lados, siempre; y mi nena por estar enferma no pudo venir, esto es emocionante para mí", dijo Mario muy conmovido y con la voz entrecortada. 

 - ¿Y lo que viene qué es? ¿Lo más lindo, lo más difícil, lo más complicado de todo? 
- Es lindo, hay que disfrutarlo. Ahora, en este momento tenemos que disfrutar este triunfo. Después prepararnos para la final del año que va a ser lo más lindo de todo.