//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 30. 0°
Despejado

Sociales

Literatura

Testimonios que nutren la historia

05|12|17 11:27 hs.

Por Alejandro Vis 

Están sorprendidos. Los doce Veteranos de Guerra de Malvinas que son autores del libro "35 años después", que salió de imprenta el 30 de marzo, no esperaban semejante repercusión. Incluso formó parte de la Feria Internacional del Libro, en la ciudad de Buenos Aires, y Editorial Dunken lo eligió para llevar a la Feria del Libro de Francfort, el mayor encuentro del rubro en el mundo. 

 Todos trabajan en agencias de PAMI de Lanús. Tres de ellos dieron una charla el jueves pasado en el Museo Mulazzi, en el último día de la muestra "Malvinas, 35 años después", organizada por Rosana Greco y Carlos Molfese. Se trata de Roberto Piccardi, quien fue el coordinador de la publicación, Roberto Bielik y Pablo Mariotto. 

"Hemos ido a universidades nacionales, colegios, sociedades de fomento -enumeró Piccardi-. Hace poco estuvimos en dos fiestas de jubilados, a las que asistieron 1200 y 500 personas aproximadamente; cuando nos anunciaron, el silencio fue total, pasamos un video, empezaron a aplaudir, se emocionaron y nos hicieron emocionar. Ahora también el libro llegó a otros países, por su presencia en la Feria de Francfort". 

En cada municipio que los invitó, recibieron la declaración de interés educativo y cultural. También se aprobó un pronunciamiento similar en la Cámara de Diputados y estaba previsto su tratamiento en el Senado.



La idea 
 Un acto realizado el 2 de abril de 2015 tuvo un efecto movilizador y fue uno de los orígenes de esta producción. La doctora Alicia Parra, una compañera de trabajo de los Veteranos, había viajado a Malvinas junto a su esposo y trajo algunos elementos que halló en los que fueran campos de batalla. 

"Por la manera en que relató su experiencia, terminamos todos lagrimeando. Días después dijimos ¿por qué no nos juntamos? Compartimos un almuerzo y mencioné la idea de hacer un libro. Nos dimos un tiempo para pensarlo", recordó Piccardi. La primera reunión, en la que acordaron avanzar, se llevó a cabo en junio del mencionado año. 

"Pusimos una cámara, filmamos el encuentro para ver qué pasaba y fue allí que decidimos concretar el libro -indicó-. En cada charla que dimos este año presentamos un video de ocho o nueve minutos que refleja los principales momentos de todo el proceso".  


Roberto Bielik, Roberto Piccardi y Pablo Mariotto, en su visita a La Voz del Pueblo


Pares
En las entrevistas se dio intervención a estudiantes de periodismo de la Universidad de Lomas de Zamora. Mariotto explicó que "no nos podíamos hacer un reportaje entre nosotros. Somos pares. Fuimos a la Universidad y gentilmente armó un equipo que nos entrevistó, desgravó las conversaciones, revisó los testimonios y ahí empezó todo". 

Evaluaron distintas alternativas. "De entrada se había dicho de generar un formulario con una cierta cantidad de preguntas y que cada uno contara sus vivencias. Pero vimos que iba a ser muy monótono. Lo que se terminó haciendo fue pedirle ayuda a la Universidad", comentó Bielik. 

El trabajo se extendió hasta los primeros meses de este año. "En febrero lo teníamos casi listo. Elegimos la editorial, hicimos las pruebas de galera, no sabíamos nada lo que era eso (revisión que realiza un corrector tipográfico antes de la impresión). Por último, definimos el título", señaló Piccardi. 

 Describió que los testimonios abarcan a "los que querían hablar exclusivamente de Malvinas, porque no habían tenido la oportunidad de contar su experiencia y tenían muchas cosas que decir" y también a "los que hicieron referencia un poco a la guerra, pero sobre todo a lo que lograron militando en los centros de veteranos en la posguerra, como haber gestado la obra social del PAMI". 

También se hace referencia al marco de contención que ellos mismos crearon a partir de su ingreso al PAMI, donde hallaron la posibilidad de tener un trabajo digno. Aunque conviven en su espacio laboral, hay muchos recuerdos de la guerra que no habían contado. Ninguno supo lo que escribió el otro hasta que el libro ingresó a corrección.

 "¿Cómo uno de nosotros iba a ser árbitro del testimonio del otro? -argumentaron-. Buscamos a alguien externo, en este caso la Universidad, que tuvo que agarrar el lápiz y afinar algunas cosas. El aval de PAMI hizo posible que demos a conocer un sinnúmero de situaciones, que de lo contrario no saldrían a la luz". 

Algunos de ellos integraron el mismo grupo o tuvieron la misma procedencia en la guerra. Mariotto, junto otro compañero, eran del Comando de la 10ª Brigada del Ejército; Piccardi y otros dos Veteranos que participaron en el libro, del Regimiento 7 de La Plata; mientras que Bielik fue el único que formó parte del Escuadrón de Exploración de Caballería Blindada 9 de Río Mayo, provincia de Chubut. 

Amigos y luego... 
Once de los autores eran soldados conscriptos cuando fueron llamados a combatir en Malvinas. En cambio, Dardo Antonio Adobatto se desempeñaba como suboficial de la Armada, fuerza en la que fue primer maquinista.

Igualmente tenía solo 24 años cuando se produjo el enfrentamiento. Su relato es destacado por los tres Veteranos que visitaron nuestra redacción. Durante gran parte de 1981, Adobatto estuvo en Portsmouth, Inglaterra, para la puesta a punto y afinación del buque Santísima Trinidad. 

Argentina le compró el navío al país con el que meses después tendría el conflicto armado. Compartió muchas horas con los ingleses, jugaba al fútbol con los marinos y hasta fueron a observar un partido al estadio de Wembley. Por entonces, Santísima Trinidad permaneció amarrado junto al destructor Sheffield. 

"Ellos nos transmitieron todo lo que debíamos aprender. En mi caso particular, en la sala de máquinas", manifiesta Adobatto en el libro. Mariotto subrayó que "se habían hecho amigos y poco tiempo después estaban enfrentados en la guerra". 

La historia es conocida: el buque Sheffield fue hundido tras un ataque aéreo argentino que tuvo lugar el 4 de mayo de 1982; ocurrió dos días después del hundimiento del ARA General Belgrano, alcanzado por el armamento de un submarino nuclear británico. 



Para comprender 
Piccardi consideró importante dejar en claro que "no somos dueños de la verdad. Estamos contando nuestras vivencias, para que la gente tenga más elementos que permitan comprender la historia reciente". 

Sienten orgullo porque "35 años después" fue incorporado como material de estudio en la Facultad de Derecho de Lomas de Zamora, para la cátedra Historia Contemporánea Sudamericana. Coincidieron en que el análisis debe exceder a lo sucedido en la guerra. "La posguerra fue peor que la misma guerra, con la desmalvinización y el olvido, la cantidad de suicidios", afirmaron. 

Vale citar, en este sentido, el título del capítulo que escribió el Veterano Marcos Augusto Giménez: "Las muertes que nos hubiéramos evitado con solo tener un trabajo en esos primeros diez años después de la guerra". Como ellos mismos señalan, tenían la necesidad de contar. En Tres Arroyos, se pudo apreciar que es muy valioso escucharlos.