115 años junto a cada tresarroyense

ST 11. 1°
Despejado

La Ciudad

Pavimentación de 108 cuadras

Los cordones de la discordia

14|12|17 09:24 hs.

Vecinos de calle Quintana al 200 reclaman por el estado en que se encuentra la obra -de la cual desconocen detalles porque no fueron informados ni consultados- que está destinada a la nivelación de los badenes, según se desprende de una consulta que este diario hizo a la ingeniera responsable, Silvina Ledesma. 


Fernando Bianculli tiene un taller en esa misma calle y trabaja "entrando y sacando coches", para lo cual le fue colocada una endeble madera que hace las veces de rampa para poder maniobrar los vehículos. Asegura que padece el problema "desde que hicieron las obras, muy mal hechas, con preaviso de que lo iban a hacer mal. No podemos entrar los autos, rozan los paragolpes en las veredas por la altura de los cordones", sostuvo el hombre en tono de queja. 


No sólo hay bronca por los cordones, sino que preocupa que la zanja junte agua, suciedad y mosquitos, en épocas de dengue


Se mofó además de la manera en que le fue "resuelta" la situación. "La solución bárbara que nos dieron fue poner una madera para tratar de subir los autos. Hay vecinos que deben poner los autos en cocheras teniendo -su propio garaje- por la altura en que dejaron los cordones". 

Afirma que desde el municipio "nadie" se acercó a resolverles el inconveniente. Citó el caso "del bloque de Cambiemos" que les propuso hacer pública su situación aunque advirtió que "eso queda para nuestra parte, no para un político que cobra un sueldo para cumplir una función". 

En su caso, Fernando, autorizó -como otros- a una vecina a llevar su reclamo a la Municipalidad. Y confió que fue la misma empresa que ejecuta la obra la que les informó que "después venía una cuadrilla municipal a hacer los parches para lo que estaban haciendo ellos mal".  

Sin solución 
Verónica Alonso fue la encarga de llevar el reclamo en representación de los vecinos. "Primero fuimos a Obras Públicas y no nos dieron ninguna solución", contó la mujer. 

Y agregó que les está generando "un gasto a muchos vecinos que tenemos que salir a alquilar cocheras porque no podemos guardar los autos en los garajes. Son altísimos los cordones, rompemos todo. Es imposible pasar un auto por el cordón que han dejado. Tiene la altura de un cordón cuneta la subida de los coches", señaló Verónica que igualmente cuestiona que a pesar de concurrir al municipio a presentar sus quejas nadie le ha dado una respuesta sobre los motivos de la obra, ni por cuánto tiempo más deben esperar. 


No sólo hay bronca por los cordones, sino que preocupa que la zanja junte agua, suciedad y mosquitos, en épocas de dengue


Observó además que la zanja construida representa "un foco infeccioso en verano con el tema del dengue si no tiene buena salida hacia la boca de tormenta". 

En su caso, Marianela, dijo a este diario que acordaron presentar la queja "por una cuestión lógica, el gasto propio de cada día de tener que pagar una cochera por no poder ingresar el auto a nuestra casa, producto del desnivel que tenemos. No sólo nos produce la incomodidad". 

Manifestó que "apenas se puede acomodar el auto porque hasta el desnivel de la calle tiene", dijo en referencia a los cortes que la obra presenta entre el asfalto y el cordón cuneta que pueden romperle una goma o una llanta del auto.