//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 17. 8°
Despejado

El Campo

.

La falta de agrónomos habilitados hizo que no se pueda cumplir una resolución

23|12|17 12:13 hs.

La resolución 8-E/17 del Ministerio de Agroindustria bonaerense disponía que a partir de ayer viernes 22 de diciembre todos los productores bonaerenses deberían contar con una receta de compra digital para adquirir agroquímicos de banda roja y amarilla (clase toxicológica I y II). Pero esta semana, por medio de la resolución 236-E/17, se dispuso dar de baja esa medida hasta tanto el Ministerio de Agroindustria “defina los sistemas informáticos a aplicar” (sic). Es decir: se podrán seguir comprando ambos tipos de agroquímicos sin receta agronómica. 


La verdadera razón por la cual no pudo aplicarse esa medida es porque actualmente existen apenas 498 agrónomos habilitados por el Ministerio de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires para expender recetas digitales. Uno de los requisitos para obtener la habilitación es contar con la matrícula profesional del Colegio de Ingenieros de la Provincia de Buenos Aires. 

La cuestión es que muchos agrónomos no se sienten representados por el Colegio de Ingenieros de la Provincia de Buenos Aires -presidido por el ingeniero en construcciones Norberto Lorenzo Beliera- y promovieron un proyecto para crear un Colegio de Ingenieros Agrónomos y Forestales de la Provincia de Buenos Aires (tal como tienen las provincias de Córdoba y Santa Fe). 

El proyecto de colegiación fue elaborado por el escribano y legislador provincial massista Ricardo Lissalde -oriundo de Saladillo- a partir de un pedido de los integrantes de la Red de Asociaciones de Ingenieros Agrónomos de la Provincia de Buenos Aires (RAIABA). El proyecto fue aprobado por la Cámara de Diputados bonaerense el 21 de diciembre de 2016. 

El 15 de febrero ingresó al Senado bonaerense para obtener dictamen de la Comisión de Legislación General el 16 de mayo. Pero pese a manifestarse a favor del proyecto, los senadores recién firmaron y dieron dictamen el 14 de diciembre. Ese mismo día el proyecto de ley fue tratado en el recinto y fue aprobado con modificaciones. 

Esto hizo que deba volver a la Cámara de Diputados. La semana próxima habrá una nueva sesión extraordinaria de la Cámara Baja provincial, y en caso de que no sea tratado, el proyecto perderá estado parlamentario dilatando hasta 2019 la posibilidad de que los agrónomos tengan su propio Colegio.

Necesidad 
Por estos días la necesidad de contar con un colegio de agrónomos es imperiosa por varios motivos, pero fundamentalmente para regular justamente el uso de agroquímicos. “Hoy la provincia de Buenos Aires tiene una gran falta de control y problemas con la aplicación de agroquímicos; y una de las patas que está faltando es la de un colegio profesional comprometido con esta situación. 

Por eso es imperioso la creación de colegio de agrónomos, que somos los que estamos comprometidos con lo que es la producción sustentable de alimentos y energía”, aseguraron los representantes de la Red de Asociaciones de Ingenieros Agrónomos de Buenos Aires, que nuclea a más de 10.000 agrónomos y se conformó para impulsar la creación del Colegio. 

 *Fuente: Valor Soja