//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 29. 7°
Despejado

La Región

Claromecó

"El riesgo de incendio está, pero no es para alarmarse"

09|01|18 09:41 hs.

En el Cuerpo de Bomberos Voluntarios ven con buenos ojos que sobre Claromecó caiga una buena dosis de precipitación. Es que la prolongada sequía que reina en el distrito, que también afecta a la principal localidad balnearia de Tres Arroyos, es motivo de preocupación en el plantel de servidores, aunque desde la entidad afirman que la situación todavía no es alarmante. 


Sin embargo, bomberos de la localidad han actuado a modo de colaboración con sus colegas de Reta y Orense por complejos siniestros que se registraron en ambos lugares durante los últimos días. Indudablemente, el foco de atención está puesto en generar conciencia y prevenir todo tipo de incendio que, eventualmente, pueda registrarse en la castigada Estación Forestal. 

Ante eso, Adrián Souto, jefe del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Claromecó, dio a conocer una serie de consejos destinados a turistas y residentes de la localidad para evitar que cualquier siniestro derive en lamentos. 

"Las recomendaciones son las de siempre, pero sobre todo hay que tener cuidado con las colillas de cigarrillo. Esa es una de las cuestiones más comunes que pueden originar un incendio", puntualizó. 

"Los lugares están señalizados con carteles que indican dónde no debe hacerse fuego. También hay que tener mucho cuidado en las banquinas. Se tiene el pasto cortado pero está todo muy seco y cualquier colilla o auto que estacione puede originar un incendio", subrayó. 

Entre sus apreciaciones, el servidor dejó en claro que "si la gente ve humo por un posible incendio, nos tiene que avisar enseguida. Nosotros, sin ningún problema, nos acercamos hasta el lugar para actuar. Esa es una forma de hacer prevención". 

A su vez, puso de manifiesto que el cuartel mantiene sus puertas abiertas con la idea de extinguir todo tipo de dudas que surjan en lugareños o turistas. "Si alguien tiene preguntas para hacer, se puede acercar hasta el cuartel. Ahí se le explicará todo lo que quiera saber", planteó.

"El riesgo está" 
"Si bien el riesgo de incendio siempre está, hay que decir que no es para alarmar. Es evidente que hay sequía, hace calor y días de mucho viento", describió el bombero. Puntualmente, sobre la Estación Forestal, Souto sostuvo que "creo que no vamos a tener mayores problemas". 

En tal sentido, centró sus argumentos en dos aspectos. "En primer término, y lamentablemente, gran parte del vivero se ha quemado. Lo bonito del lugar está en la parte del paseo que se hizo para que la gente lo pueda visitar. Es una zona muy verde y no vamos a tener inconvenientes". 

Sin embargo, consideró que es necesario y vital que sobre Claromecó se registren precipitaciones para reducir el alto índice de sequía que reina en el lugar. "Hace falta el agua, sin dudas. Hay muchos terrenos con pastos muy secos", indicó el jefe del Cuerpo de Bomberos Voluntarios, marcando su preocupación también por los baldíos existentes en la localidad. 

"Guardia" 
Desde el pasado 1º de diciembre el cuartel del Cuerpo de Bomberos de Voluntarios tiene planificado un sistema de guardia ante cualquier emergencia. El servicio de 24 horas estará vigente hasta el 28 de febrero, precisó Souto.

En sus consideraciones, no perdió de vista que "por una cuestión de recursos financieros no podemos tener guardias después del 28 de febrero. Nos sale mucha plata". 

"Por un tema de costos, tenemos que cerrar el cuartel porque no podemos mantener una guardia. A partir de eso empiezan los problemas con las comunicaciones, todo generado porque no podemos tener una guardia. La gente de Claromecó se merece tener el servicio durante todo el año, pero lamentablemente no se puede por una cuestión de plata", sostuvo.


Adrián Souto, jefe del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Claromecó


Souto, en tanto, dijo que el Ente Descentralizado afrontó "el 80 por ciento" del costo de las guardias planificadas para esta temporada. Esto se dio por un subsidio de la Nación que el cuartel de Claromecó, al igual que otros 80, dejó de recibir. 

"Nos prometieron que puede haber un remanente de los cuarteles que no cobraron. Pero bueno, esto sigue. Ya largamos la rifa anual para conseguir recursos y poder afrontar gastos fijos", remarcó con optimismo Souto. 

"Nosotros estamos preparados todo el año, para lo que sea. El cuartel está bien equipado. En la primera semana de abril comenzamos con las capacitaciones y las terminamos a finales de noviembre", expresó el servidor, quien está al frente de un plantel de 32 bomberos voluntarios.

"Por ahí se nos complica con el tema del personal por cuestiones laborales de cada servidor. Todos viven de su ocupación y no de bomberos. A veces se dificulta con el toque de sirenas. En ciertos momentos somos muchos, pero en otros somos pocos", remarcó. 

Destacó que el transcurso de 2017 el parque automotor del cuartel fue reforzado con unidades de última generación. "En ese sentido estamos bien, al igual que en lo relacionado con elementos y materiales de rescates o accidentes. Todos los años tratamos de incorporar insumos. Es algo difícil de lograr porque son de alto costo", expresó.