//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 25. 6°
Despejado

La Ciudad

Cayeron 19 milímetros

La tormenta dejó una lluvia de quejas

12|01|18 12:19 hs.

La ciudad recibió en la tarde de ayer una lluvia que ayudó a aliviar el ambiente luego de cuatro días de intenso calor. Fueron 19,5 milímetros los que cayeron en poco más de una hora, y que además del descenso de temperatura provocaron problemas en distintas zonas que generaron malestar en muchos vecinos y reclamos varios. 


En la esquina de Costa Rica y Chile colapsó la boca de tormenta, del mismo modo la otra que se encuentra frente a la zanja paralela a la avenida Constituyentes. 



Los vecinos manifestaron a LA VOZ DEL PUEBLO que el chorro de líquido ascendió a un metro y medio, dato que corroboró el subsecretario de Servicios Públicos Roberto Pissani. 

La lluvia caída ayer a la tarde desnudó un problema añejo. Una vecina le contó a este diario que "hace años nos pasa lo mismo", y agregó "tenemos que convivir con este gas que sale de las rejillas de los baños, nos vamos intoxicando de a poco". 

La misma señora señaló que "venimos reclamando hace tiempo, pero no pasa nada, la obra debe ser muy grande, pero lo que sale de ahí viene de las cloacas". 



No hay dudas que el líquido que emanaba de las dos bocas de tormenta no era sólo agua, el tremendo y nauseabundo olor certificaba esto. 

Otra familia del barrio también se sumó a los reclamos. "La zanja no la limpian nunca, vino Pissani a decir que nos iba a tirar asfalto mejorado y eso no pasó", dijo la dueña de casa señalando los pastizales y la mugre que se observa en el lugar. 

Teniendo en cuenta que la zanja circunda la Plaza Vasca los vecinos consideraron que "acá andan chicos, perros, juegan y tienen que aguantar el olor, la suciedad y lo que queda después que deja de salir ese agua, que es lo que trae la cloaca". 



Uno de los residentes se ofuscó mucho más, sufrió en su casa lo mismo que ocurría en la calle. Las rejillas explotaron y el líquido fluyó por su garaje, baños y otras dependencias. Sin poder controlar la furia salió a buscar colaboración y solicitó a sus vecinos que lo ayudaran a convocar a alguna autoridad que solucione tal problema. 

Mientras esto ocurría, en otra casa llamaban a los bomberos -cuestión que los servidores confirmaron- para que se abrieran las compuertas del arroyo Del Medio porque el lugar se había inundado y el agua no corría. Junto a los bomberos se acercó al lugar Roberto Pissani quien en forma simultánea verificaba la apertura de las mismas.


La rotonda de Moreno y Libertad


Cuando el vecino lo vio, atravesó la Plaza Vasca enfurecido y, según confirmó a este diario el propio funcionario, lo insultó y le requirió acciones inmediatas. 

Lo cierto es que en el lugar el aire era irrespirable, el sedimento que quedaba se parecía bastante al que se observa en los lechos de descanso de la planta depuradora y el líquido que salía por las bocas de tormenta y por las rejillas de uno de los vecinos -adentro de su vivienda- tenía un color verde amarillento. 

Los vecinos reclamaron acciones urgentes, estudios y obras para dejar de "soportar siempre lo mismo: olores tóxicos, líquidos de las cloacas por todos lados y el peligro de inundarnos porque se olvidan de abrir las compuertas".

Pluviales y cloacas 
"Hay que ponerle el pecho", dijo el funcionario municipal, en referencia al momento vivido en el Barrio Villa de las Américas. El subsecretario de Servicios Públicos explicó que se acercó junto a su equipo al lugar porque "fuimos a mirar las compuertas, mañana (por hoy) voy a hacer una correctiva a la compuerta que tiene una manija y se cierra y había llenado de agua Constituyentes". 


Avenida Alem y Chacabuco


En cuanto al episodio con el vecino dijo que "estaba en el medio de la plaza a los gritos reclamando por Obras Sanitarias. Le expliqué que se rebalsa el sistema cloacal porque clandestinamente muchas obras de la ciudad conectan los pluviales a las cloacas. No soy el director de Obras Sanitarias, pero me comuniqué con los referentes del área que seguramente en poco tiempo lo pueden solucionar. Lo que pasó es que al hombre le entró agua en su garaje y estaba muy enojado", expresó.  

Otros reclamos 
Pissani señaló que "hicimos una obra en Alem de 0 al 400, me falta la otra media parte de Moreno hasta el arroyo con una retro especial que tiene el Ente Vial", indicó en referencia a la limpieza de la zanja que hay en el lugar y al reclamo que LA VOZ DEL PUEBLO publicó oportunamente. 

Además el funcionario recorrió: "En Belgrano del 1300 al puente donde han tirado escombros y taparon el desagüe, así que hubo que desagotar a pala". 

 "Otro reclamo que resolveré el lunes es el de Mitre del 1000 al 1100, pero todo funcionó relativamente bien sacando la rotonda de Moreno y Libertad que pude sacar el agua, acomodé la bajada e hice lo que corresponde a mi área". 

En cuanto a las tareas realizadas después de la tormenta Pissani dijo que "ando en la calle porque estaba dando vueltas, revisando estas obras y tratando de desagotar. Y en la esquina de Constituyentes y la Plaza de los Vascos tenía un metro y medio el chorro de las cloacas, rebalsaba por la rejilla del medio y entró en una vivienda, la solución técnica no la conozco, pero me voy a ocupar. No hay que preocuparse sino ocuparse". 

Prohibido pasar 
Un vecino de la segunda cuadra de Estrada decidió directamente cortar la calle para evitar que su casa y la de los otros propietarios se inunden con el paso de los autos. 



Así se pudo observar una cinta, la que habitualmente usan las fuerzas de seguridad o los bomberos, que cruzaba toda la calle justo en la intersección con Quintana.

"Lo que pasa es que ya me cansé de llamar a Obras Sanitarias para que vengan a destapar la boca de tormenta que está justo en la esquina. Nunca vinieron, desde octubre que estamos llamando, y cada vez que llueve pasa lo mismo. Entonces directamente corto la calle", contó el hombre, visiblemente molesto con la situación que le toca vivir. 



En realidad, su molestia está potenciada porque los problemas en esa cuadra comenzaron cuando se hizo la repavimentación en 2017. 



"Habían dejado tan mal el nivel del cordón cuneta, que una vez fui a sacar el auto del garaje y quedó colgado del cordón. Hice el reclamo y vinieron a arreglar ese tema. El problema es que para nivelar el cordón volvieron a romper, sacaron tierra que después se hizo barro y con una lluvia se fue para la boca de tormenta y la tapó", explicó. 

"Y así quedó nomás. Tapada. Además, después de la repavimentación, para este lado viene también el agua de Vélez Sársfield, entonces se arma una laguna. Mirá, si tenemos agua de una punta a la otra", manifestó señalando la cantidad de agua acumulada y que la boca de tormenta no evacúa nada. 



Los bomberos 
Nazareno Pereyra jefe del cuartel de bomberos de Tres Arroyos informó a LA VOZ DEL PUEBLO que es parte de su trabajo recorrer los arroyos cuando hay anegamientos para verificar si están cerradas o abiertas las compuertas y actuar según el caso y la situación. 

"Si no lo abre la Municipalidad vamos nosotros y lo hacemos. Si están cerradas las compuertas las abrimos, si vemos que hay mucha agua en la ciudad se abre para escurrir. Si están abiertas y llueve mucho y viene mucha agua del arroyo hay que cerrarlas sino se mete el agua en la ciudad. En este caso se abrió para que escurra, siempre estamos en contacto con la Municipalidad", explicó. 

Pereyra confirmó que los vecinos del Barrio Villa de las Américas también llamaron a los bomberos para solicitar la apertura de la compuerta por lo que el personal de guardia tomó el reclamo, aunque la camioneta del Cuerpo ya había salido a recorrer la ciudad. 

Pluviales, anegamientos 
Los bomberos asistieron a tres llamados por problemas en los desagües pluviales y canaletas tapadas en Domingo Vásquez 216; Rivadavia 2471 y en Hipólito Yrigoyen 914. 

Además recibieron el llamado de los vecinos de la calle Costa Rica y Constituyentes que les solicitaron abrir las compuertas del arroyo Del Medio que se encontraban cerradas, por lo que también procedieron a dar aviso al teléfono 147.