115 años junto a cada tresarroyense

ST 14. 2°
Despejado

El Campo

Resultados satisfactorios

De fina no tuvo nada

14|01|18 09:58 hs.

Tal como se esperaba, la cosecha fina terminó dando una muy buena noticia a los productores de la región, porque salvo excepciones, en términos generales cebadas y trigos rindieron por encima de la media histórica de cada lote y con calidad aceptable. 


Al momento de analizar por separado los cultivos, la cebada se destaca por sobre el trigo, redondeando una campaña que apenas estuvo por debajo de la 2015/16, que fue la mejor desde que hay registros.

Cebada 
 "La cebada anduvo muy bien en rinde y en calidad, salvo algunos casos en los que hubo baja proteína, en general no hubo problema de calibre. Pero el mercado forrajero, que estuvo y sigue muy activo, hizo que eso se comercializara por esa vía con buen resultado económico", explicó el ingeniero Fidel Cortese, especialista en el cultivo cervecero. 

"Los rindes estuvieron un poco por encima de lo normal. No fue la cosecha de hace dos años, que fue realmente espectacular, pero debe ser la segunda cosecha de promedio en nuestra zona", agregó. 

En el ámbito de la Cooperativa Agraria de Tres Arroyos, la cebada tuvo una "muy buena" trilla. "Se cosecharon de 4500 kilos para arriba. Estimo que el promedio general de la zona debe ser de casi 5000 kilos", comentó el ingeniero Gonzalo Rodera. 

"Los lotes que rindieron hasta 5500 kilos de promedio, anduvieron también bien en calidad. De ahí para arriba, a algunos se le vino abajo la proteína", agregó. 

Si bien eran esperables los buenos rindes en la franja costera, el técnico destacó los resultados que se dieron de la ruta 3 hacia el noroeste. "Hubo lotes de 5000/6000 kilos, rendimientos que no son habituales para esa zona. Para ellos es una cosecha excelente, hacia la costa es muy buena y en Tres Arroyos, normal", sintetizó. 

La clave de la campaña, a entender de Rodera, estuvo en que a los cultivos no les faltó nunca agua y que noviembre tuvo temperaturas ideales para un buen llenado. "Las condiciones de llenado fueron excelentes. Ninguna de las cebadas tuvo menos de 95 de calibre", aseguró el asesor de la Agraria. Juan Ouwerkerk, presidente de la Cooperativa Alfa, no anduvo con vueltas a la hora de hablar de la trilla de cebada. 

"Para nuestros socios fue una cosecha excepcional", aseguró. Y agregó: "Nuestros productores fertilizaron muy bien y no tuvieron problemas por baja proteína. Más del 90% de la cebada entró con el convenio de Quilmes sin problemas de calidad". 

En cuanto a rindes, Ouwerkerk indicó que "en cebada rondamos alrededor de los 50 quintales de promedio, con lotes arriba de los 70 quintales, y también algunos afectados por algo de roya que anduvieron en 35 y 40 quintales. En general, hemos tenido una cosecha entre un 20 y un 30% por encima de los rindes medios de la zona".

En relación a la Regional Tres Arroyos de Aapresid, el ingeniero Luciano Piloni expresó que "en cebada el rinde promedio estuvo en 4650 kg/ha, con extremos de 6500 kg/ha y 2200 kg/ha, estos rindes bajos dieron por daño de granizo afectando hasta el 45%". 

En cuanto a calidad, los resultados también fueron buenos: 9,8 a 11 de proteína. "Sólo algunos lotes con menos potencial, que cuando se planificó el año se hicieron con menos tecnología apuntando a forrajera, tuvieron baja proteína", explicó el asesor técnico regional.  

Trigo 
En términos generales, los técnicos y productores consultados sobre la performance del trigo coincidieron en que, si bien fue una buena cosecha, esperaban más. 

"En la zona de Tres Arroyos, la costa. Copetonas, Lin Calel, Oriente y Dorrego, el trigo anduvo bien. En Chaves, De la Garma y San Cayetano, los resultados fueron menores a los esperados. En cuanto al promedio zonal, fue una buena cosecha. Lo que pasa es que en algunos lugares fue muy buena y en otros el rinde se cayó", explicó el ingeniero Cortese.

El presidente del CRIATA marcó que en las zonas donde no hubo tan buenos resultados incidió "el daño de helada, de piedra y también desgrane por viento, como en San Cayetano. Hubo varios factores que se sumaron. 

Por ejemplo, a las siembras tardías les faltó agua durante el llenado, y también la campaña tuvo la particularidad de haber tenido las tres royas -amarilla, anaranjada y negra-". En el caso de la Cooperativa Agraria, el promedio del trigo estuvo apenas por debajo de la cebada: 4500 kilos.

"Los resultados fueron buenos en algunas zonas y muy buenos en otras. Tuvimos rindes muy dispares. La cosecha fue buena a muy buena, en casos puntuales", manifestó el ingeniero Rodera. El técnico destacó que "los materiales franceses fueron los que mejor anduvieron, ya que tuvieron humedad y buenas condiciones de llenado para expresar todo el potencial". 

En tanto, contó que "hubo materiales de calidad sembrados en suelos más someros a los que se les cayó un poco el rinde". A Rodera, la cosecha de trigo le dejó un sabor agridulce: "Fue buena, pero esperábamos más. En lotes que el cultivo pintaba para 4500 kilos, nos encontramos con 3700. Eso se dio mucho". 

Para los socios de la Cooperativa Alfa, la cosecha triguera fue "muy buena pero más dispar que la de cebada", indicó el presidente de la entidad. "El rinde promedio rondó los 40 quintales, con productores que cosecharon muy bien y otros a los que se les cayó el rendimiento", describió. 

Ouwerkerk contó lo que le ocurrió a muchos productores de la región: "Tuvimos problemas de roya en materiales que eran resistentes. Pero esta campaña la roya mutó y se vieron afectados". 

En los campos que integran la Regional de Aapresid, en tanto, el rinde promedio fue de 3820 kg/ha, con extremos de 5100 kg/ha y 2800 kg/ha, "los rinde bajos también se dieron por daños de granizo con daños de hasta el 30%", contó el ingeniero Piloni. 

En cuanto a calidad, "los primeros resultados nos dan 10-11% de proteína".