//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 29. 7°
Despejado

La Ciudad

Colonias de vacaciones

Mucho más que torneos de natación

14|01|18 10:09 hs.

El martes pasado, en la pileta del Club Cazadores, se llevó a cabo el primero de los seis encuentros de natación que se desarrollarán durante todo el verano, y de los que participan los chicos de todas las edades que toman clases y entrenan en las piletas de Huracán, Costa Sud, Cazadores, La Barraca, Club Municipal y la Colonia de Vacaciones del Sindicato de Camioneros. 


Adrián "Gato" Parraviccini, coordinador junto a Cristian Thygesen de la natación en Cazadores, valora esta actividad no solo desde el punto de vista deportivo, sino también como una excusa para que los chicos "conozcan otras piletas, otros pibes y refuercen el vínculo entre ellos". 


Adrián "Gato" Parraviccini, coordinador general de la pileta de Cazadores


La gestación de estos encuentros la realizan en diciembre, cuando los profesores de cada uno de los clubes se reúnen para diagramar la metodología de trabajo y programar las competencias. 

"Es algo que hacemos usualmente, antes de que arranque cada temporada, desde hace años. Ahí determinamos algunas cuestiones referidas a los modos de enseñar y al reglamento que vamos a aplicar. Porque si lo aplicamos tal cual es, termina siendo demasiado estricto en muchos aspectos, y lo que pueden aprender los chicos en un verano, ya que el 80% solo nada en verano, es acotado. Por eso tratamos de que sea participativo. Dinámico, pero serio". 



No siempre estos torneos fueron como se desarrollan hoy. Hasta hace algunos años cada categoría -determinada por la edad de los niños- competía en todos los estilos. 



"Después de unos años de hacer estas competencias nos dimos cuenta que estábamos siendo muy exigentes. Los torneos eran eternos y no se aprovechaban tanto. Entonces presentamos la propuesta de armar un cronograma de torneos más cortos. En vez de presentar todas las pruebas de todas las categorías, establecimos un método para que arranquemos con los estilos que a los chicos les resultan más sencillos, y a medida que vamos compitiendo y van pasando los encuentros, vamos agregando esas competencias un poco más complejas, pero mejor entrenadas que al principio de la temporada. Está pensado en función de cómo los pibes pueden ir aprendiendo". 


Chicos que concurren a seis piletas intervinieron en el torneo que se llevó a cabo en Cazadores. La próxima sede, el martes 16, será Huracán


De esta manera, el orden de pruebas que se nadó en Cazadores el martes pasado no va a ser el mismo que se nade el martes 16 en Huracán. "Costó un poco instalarlo, le fuimos haciendo ajustes, pero hoy tenemos un torneo de 32 pruebas, que sale más rápido y los chicos, padres y profes lo disfrutamos más", asegura Adrián.

Estímulos 
Consultado acerca de la importancia que se le da a los resultados, Adrián la minimizó. "A nosotros nos tocó organizar el primer encuentro, por lo que tratamos de plantearles que midan contra otros qué es lo que han aprendido. Si ganan nos ponemos contentos, pero si salen segundos, terceros o últimos también lo festejamos y alentamos a seguir aprendiendo". 



Si bien aclara que la impronta de cada competencia se la da el organizador, señala que el mensaje es similar desde todos los clubes. 

"Más allá de lo deportivo tratamos de que lo disfruten, pero siempre ligado al proceso del aprendizaje. Igualmente es inevitable que ellos mismos, a medida que aprenden, quieran medirse con otros chicos, pero se da de forma natural. Por ejemplo, Huracán organiza un torneo con puntajes, y para esa fecha los chicos solos arman las postas entre los que tienen niveles similares, porque les interesa ser competitivos. Pero siempre relajado".  


Una jornada especial, con invitados. Para correr y alentar a los compañeros


Una batalla perdida 
Adrián lleva más de dos décadas como profesor, tanto de natación como de básquet y de educación física en escuelas. Ante la consulta de qué diferencias nota entre los chicos de hoy y los de hace 20 años atrás, no duda mucho a la hora de señalar el gran problema de estos días. 



"Tenemos una batalla perdida contra la tecnología, sobre todo contra el celular. Acá no permitimos que lo carguen, y alentamos que no lo usen porque no estamos de acuerdo. Pero bueno, genera inconvenientes", admite. 



Más allá de eso, resalta que los chicos mantienen el respeto. "Tratamos de ponerlos en situación de que sean respetuosos. Que el por favor y el gracias son importantes. Las colonias tienen la particularidad de que, si les gusta, el pibe va a estar de vacaciones con sus padres y les va a preguntar ¿cuándo volvemos a la colonia? Eso nos llena de orgullo y nos da la posibilidad de generar interés desde otro lugar". 



El equipo
Además de Adrián y Cristian, colaboran con ellos el equipo de profesores, los encargados del mantenimiento de la pileta y los vestuarios, la enfermera y el encargado del campo de deportes.