//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 22. 9°
Nubes dispersas

Carta de Lectores

Discapacidad

La silla anfibia, en su tercera o cuarta edición

14|01|18 11:38 hs.

Por Agustín Báez 

Pedí a los Reyes Magos que esta sea la última edición de los problemas en relación a la silla anfibia, pero no tuve suerte. Espero que en el verano 2019, podamos solucionarlo. 

Para que todos tengamos una idea del alcance y utilización, "una silla anfibia permite a una persona con discapacidad (PCD) bañarse en el mar". Pero... para que sea realidad esa persona y sus familiares deben llegar hasta la costa, por lo que sí o sí debe existir un "balneario accesible", que significa un acceso adecuado, bajada accesible, baños adaptados, duchas adaptadas, personal capacitado para atender la diversidad de la discapacidad, carpas con sombra y lugares adecuados para dejar sillas de ruedas y otras pertenencias, alojamientos accesibles, estacionamiento en la playa con las dimensiones adecuadas, etc., etc. 

Además sería importante que esta actividad no sea improvisada, sino un componente más de un proyecto integral de políticas públicas para atender a la persona con discapacidad y su familia, en relación a deportes, educación, aspectos laborales, accesibilidad, capacitación continua de la PCD y su familia, terapeutas, docentes, profesores de Educación Física, funcionarios públicos, de seguridad, entre muchos otros. 

¿Es posible lograr estos cambios? Yo diría que sí, porque afecta a un porcentaje importante de nuestra sociedad. El Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas de 2010 (INDEC, CENSO, 2010. Tomo I), relevó un total de 5.114.190 personas con discapacidad, es decir "personas con dificultad o limitación permanente" a nivel nacional y 6500 personas con discapacidad en el distrito de Tres Arroyos que incluye una familia con más o menos tres personas. En consecuencia, hay más de 19.000 personas afectadas por la falta de espacios y de contención. 

Estas familias pagan sus impuestos que incluyen Servicios Urbanos, Fondos para Indigentes, Tasa de Servicios Educativos, Tasa de Salud, Tasa de Medio Ambiente que se puede redondear en más o menos 300 pesos por mes y por familia. Esto significa que durante el año se recaudan unos 14 millones de pesos, considerando un 60% de cobrabilidad. La pregunta es ¿no se puede crear una Dirección de Discapacidad con 4 ó 5 personas capacitados en la temática, con un presupuesto de 1 ó 2 millones de pesos que se dedique a impulsar un "modelo más Integral de atención a la discapacidad"?.

Contener, prevenir, acompañar a las familias con este problema, mejorar las estadísticas y diagnósticos de los principales problemas, crear una especialización en discapacidad para una capacitación continua destinada a trabajar con la diversidad, impulsar proyectos de accesibilidad, comunicación, deporte adaptado, actividades para tiempo libre, disponer de los apoyos necesarios (Bastones, material didáctico, tecnologías de comunicación e información, entre otros equipamientos), transporte adaptado, dentro de otros ejes en este tema. 

Soy consciente de los grandes cambios logrados en los últimos 25/30 años gracias al trabajo de muchas personas, funcionarios, políticos y organizaciones de la sociedad civil, pero... no es suficiente. 

Hoy en el mundo entero se está luchando por el "Modelo Social de las PCD", ya que la Convención Internacional de los Derechos de las PCD de las Naciones Unidas, está reclamando a todos los estados parte, entre ellos a nuestro país, de que las PCD tienen los mismos derechos que cualquier ciudadano a la educación, a la salud, a la accesibilidad universal, a disfrutar el tiempo libre, a contar con los apoyos necesarios, entre otros. 

Estoy convencido de que podemos organizarnos, planificar, presentar proyectos y pensar para dentro de unos años un "distrito accesible", que sea ejemplo para todos los distritos vecinos. ¡Manos a la obra!. 


Agustín Báez