//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 21. 2°
Lluvia ligera

El Campo

la chacra

Cosecha de trigo: la informática permite obtener datos preliminares

22|01|18 10:34 hs.

Por ingenieras agrónomas Elena Molfese y Valentina Astiz 


La última campaña triguera 2017/18 estuvo caracterizada por su alta productividad, especialmente en el centro del país, estimándose una producción nacional de 17 millones de toneladas, según datos brindados por el Departamento de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales. 

Haciendo uso de las herramientas informáticas disponibles, distintos organismos, integrantes de la cadena de trigo, brindan información georreferenciada de calidad y producción en tiempo real. 

Relevamiento 
La Cámara Arbitral de Cereales de Bahía Blanca realiza, desde hace muchos años, un relevamiento que abarca la zona centro sur de la provincia de Buenos Aires y La Pampa.

A éste, se le sumaron otros relevamientos como los de la Bolsa de Cereales y Cámara de Cereales y Afines de Córdoba, la Cámara Arbitral de Cereales de Entre Ríos, la Cámara Arbitral de Cereales de la Bolsa de Comercio de Santa Fe y la Cámara Arbitral de Cereales de la Bolsa de Comercio de Rosario, que decidieron trabajar en conjunto informando de manera preliminar lo ocurrido en la zona central del país. 

Esto fue a instancias de un Acuerdo Marco entre la Subsecretaría de Agricultura del Ministerio de Agroindustria de la Nación y las Cámaras mencionadas. 

De esta manera se dispone de parámetros orientativos como Proteína y Peso Hectolítrico, desagregado en datos estadísticos provinciales y departamentales, así como también, de un mapa georreferenciado de estos parámetros obtenido por las distintas Cámaras Arbitrales mediante una interconexión de sus bases de datos. 

Esta información permite al usuario decidir qué destino darle a la mercadería, dependiendo de sus necesidades y/o expectativas. 

El Monitoreo preliminar de la calidad de trigo de la Zona Centro del país se puede encontrar en http://centro.trigoargentino.com.ar/. 

Resultados 
En la región central y sobre todo en el sudeste de Córdoba, hubo rindes superlativos de trigo, con máximas por encima de 7000 kg/ha. Esto fue el resultado de la aplicación de herramientas de manejo adecuadas como el control de enfermedades, principalmente roya amarilla, y el uso de dosis de fertilización elevadas. 

Desde el punto de vista agroclimático la campaña tuvo buen aporte de agua y temperaturas normales, de acuerdo a un informe del Laboratorio INTA Marcos Juárez. Los altos rendimientos mencionados estuvieron acompañados de buenos pesos hectolítricos (PH) (cerca del 80% de las muestras con PH mayores a 79 kg/hl) y escasos niveles de proteína (más del 70% de lo muestreado presentó valores por debajo de 11% de proteína). 

En el centro sur de la provincia de Buenos Aires los rendimientos fueron, en general, medios a altos y variados según zonas, precipitaciones y tecnología aplicada por el productor. En lotes con buena nutrición y sin limitaciones se superaron los 6000Kg/ha. Mientras que, en zonas con limitaciones edáficas, los rendimiento variaron entre 2500 y 5000Kg/ha. 

Las enfermedades foliares tuvieron gran importancia puesto que, las condiciones climáticas predisponentes provocaron la aparición de nuevas razas de roya estriada, de la hoja y del tallo. Debido a esto, la no aplicación de fungicidas redujo significativamente el rendimiento y el peso hectolítrico. 

Por otro lado, los datos de calidad obtenidos sobre muestras consultas en el Laboratorio de Calidad Industrial de Granos de la Chacra Experimental Barrow revelan valores promedios similares, con pesos hectolítricos mayores 80Kg/hl, porcentajes de proteína de 10,6% y excelentes pesos de mil granos (38,1g). 

Estos resultados aseguran buenos rendimientos molineros, asociados a los altos pesos de los granos. La proteína, levemente por debajo del 11%, que es la base del estándar de comercialización, está vinculada a los importantes rendimientos obtenidos a campo. 

Se sugiere que aquellos lotes con niveles de proteína mayor, sean separados, esperando la oportunidad, ya que durante el año se puede lograr alguna diferencia económica en la comercialización. 

Estos rápidos monitoreos presentados anteriormente, resultan de utilidad y se suman a los relevamientos que se realizan con mayor detalle, identificando variedades y haciendo una caracterización completa de la calidad industrial (gluten, alveograma, farinograma, entre otros). 

A modo de desafío se plantea ampliar estos espacios con nuevas soluciones que faciliten el trabajo en el ámbito rural y el desarrollo de la utilización de las nuevas tecnologías de información y comunicación en todo el sector.