115 años junto a cada tresarroyense

ST 11. 0°
Escasa nubosidad

La Ciudad

El desalojo de una casa donde maltrataban ancianos

Sólo hay un geriátrico habilitado

01|02|18 09:42 hs.

La ilegalidad parece ser una característica bastante extendida entre los geriátricos de Tres Arroyos, de acuerdo a manifestaciones de funcionarios. Los pronunciamientos públicos tuvieron lugar a partir de las fuertes repercusiones que generó el desalojo de un geriátrico donde vivían abuelos y un hombre con autismo, en avenida Güemes 1336. 


Oscar Bonino, director de Región Sanitaria I, señaló en diálogo con LA VOZ DEL PUEBLO que el geriátrico de la avenida Güemes 1336 es "ilegal". Aseguró que "la inspección fue local por lo que tengo datos parciales y algunos datos los tengo por la prensa de ustedes". 

Ante la consulta de este diario ratificó, "no tengo ninguna denuncia del municipio Local". Insistió en que la mencionada propiedad "no tiene habilitación como geriátrico, no hay necesidad de clausurarlo porque es ilegal, está fuera del esquema. Si tienen un geriátrico sin habilitar es ilegal, se les dice que cierren y se van". 

En cuanto al procedimiento que se lleva a cabo ante la existencia de casas que se convierten en geriátricos, señaló que "no podemos ir a una casa de familia que no tenga cartel o un papel que dé cuenta de su habilitación porque no somos policías". 

Explicó que reciben los pedidos de habilitación de los geriátricos que lo solicitan. "Los enviamos a La Plata, donde ven que se cumplan los requisitos y nuestra obligación posterior es hacer un seguimiento de los que se han habilitado", cuestión que no se cumple ni en este caso, ni en la mayoría de los geriátricos de nuestra ciudad. 


Oscar Bonino


En este sentido, informó que en Tres Arroyos "tenemos registrado un geriátrico de 52 camas que debe ser el municipal, habilitado como A2, el resto no están habilitados como geriátricos". Se determinan según varias categorías, la de cuidados domiciliarios que son Casa-Hogar de hasta 4 pacientes que no tienen trastornos motrices, ni de salud. 

Otra es la categoría A1 sin un servicio médico específico para personas que no tienen problemas de salud y los A2 que para residentes con problemas de salud moderados. 

Manifestó también que "capacitamos a personal municipal en las cuestiones de leyes. A inspectores municipales para que releven la situación en su municipio. Cuando hay un geriátrico en situación de irregularidad, la Fiscalización de Región va y hace un acta de inspección que se envía a La Plata". 

En este sentido, afirmó que "no tenemos potestad de hacer cierres permanentes, a excepción de un geriátrico habilitado sobre el cual se denuncien irregularidades que afecten la salud de los residentes y corran riesgo sus vidas". 

Consideró que en el caso del geriátrico de avenida Güemes 1336, "hay que cerrar y hacer una causa penal por abandono de persona directamente. Hay responsabilidad de tipo penal de las personas que tenían este lugar en estas condiciones". Señaló que se trata de "hogares clandestinos" y que "es muy difícil actuar sin denuncias porque de oficio no nos podemos introducir en ningún hogar de nadie". 

Finalmente volvió a manifestar que "el municipio de Tres Arroyos no me informó nada de esta situación. Especulo que lo más probable es que el municipio no hubiera tenido conocimiento de esto. No soy el responsable de la fiscalización, soy el director de la región y Fiscalización depende de otra Dirección, no nos corresponde actuar de oficio porque solo lo hacemos por denuncias".

Hace quince días 
La secretaria de Prevención y Salud, María Isabel Tarchinale, y la coordinadora del área de Adultos Mayores, Patricia Crespo, indicaron que "hace quince días tomamos contacto con la situación" del geriátrico que fue desalojado el martes. Su evaluación muestra claras diferencias, sobre todo al analizar la gravedad y alcances del hecho, con las declaraciones que realizó la subcomisaria Alejandra De Francesco, titular de la Comisaría de la Mujer y la Familia 

Crespo sostuvo que "fuimos a fiscalizar y encontramos cuestiones edilicias que les pedimos que cambien. En una nueva visita les exigimos que retiren los pañales y la ropa del lugar en lo que lo tenían, porque era altamente contaminante". Confirmó que "hace 15 días tomamos contacto, no vimos la situación de salud, ya le habíamos dicho en otra fiscalización que les faltaban los matafuegos, arreglar el calefactor, cosas edilicias". 


Uno de los sectores del geriátrico del desalojo


Ambas mantuvieron ayer una reunión que se extendió por más de dos horas con el intendente Carlos Sánchez; el presidente del bloque de concejales del vecinalismo, Guillermo Salim; y la concejala Claudia Cittadino. Cerca de las 15 horas, partieron del municipio hacia la Fiscalía local.

"Hay que terminar el trámite de la vía legal en Fiscalía, que requieren de nosotros", dijo Tarchinale a LA VOZ DEL PUEBLO. Una hora más tarde, brindaron una conferencia de prensa. Tanto la secretaria de Prevención y Salud como su subalterna afirmaron que los informes de las fiscalizaciones realizadas se envían a Región Sanitaria 1, a "nuestra referente que es Ana Brandan". 

Crespo explicó que "habilitan desde Región Sanitaria de La Plata, les confiere la autoridad de aplicación a Fiscalización -otro área diferente-, y como la región es tan amplia y en realidad podían llegar bastante poco a la ciudad, hicieron un convenio de colaboración con el municipio y parte del mismo es que les mandemos los informes de las actuaciones". 

Tanto Tarchinale como Crespo aseguraron que las propietarias del geriátrico, Carla Barroca y Liliana Sánchez "nunca pidieron la apertura del establecimiento, nos enteramos del geriátrico y lo fuimos a ver, Son muy contados los que pidieron asesoramiento para poder inscribirse". 

Aseguraron que "no hay aparentemente desnutrición, no se veía a simple vista, están diciendo cosas que no son", a lo que Crespo agregó "a la gente la veías vestida y sólo un médico tenía que determinar el estado de salud". Tarchinale señaló que "están exagerando las versiones". 

En cuanto a las observaciones realizadas Crespo le dijo a este diario que "sí vimos los pañales afuera y se lo remarcamos porque les dijimos que era una fuente de contagio y la ropa en el lavadero, también se lo señalamos, les exigimos que los eliminen de ahí, sin embargo cuando fuimos ayer (por el lunes) estaban amontonados, pero en otro lugar". 

Las dos funcionarias reconocieron a Carla Barroca como la propietaria del geriátrico sin habilitación y señalaron que fue ella la que firmó el acta en la que se le hacían diferentes observaciones. "Ella es la dueña y hemos hablado hoy (por ayer), se presentó en el Hospital a ver el estado de salud de los ancianos internados en el nosocomio que estaban en su geriátrico".


María Isabel Tarchinale y Patricia Crespo


Crespo admitió que una de las causas por las que actuaron ya hace un tiempo fue porque sabían que los ancianos se quedaban solos desde el mediodía, una vez que la cuidadora se retiraba del lugar.

"Fuimos por esa cuestión y cuando entrevistamos a la dueña nos decía que no, enseguida la llamaban a ella. La última vez que fuimos estaba la madre. Menores no vimos, pero decían que iban a la noche", indicó. 

Ante los medios, sostuvieron que "trabajamos con Región Sanitaria, que es la autoridad de aplicación. A partir de las informaciones que enviamos, se incorpora más documentación. Agregamos denuncias de un familiar y una empleada". 

"La foto del Momento" 
La secretaria de Prevención y Salud dijo que "la gente que tiene familiares internos tienen que observar y avisar. Traer la denuncia porque esa es la forma en que tenemos para enterarnos, porque a la vista parece una casa común y sin embargo no cumplen con las condiciones necesarias". 

Informaron que en el geriátrico clausurado encontraron seis residentes que fueron reubicados, uno con la familia, otro que la hermana lo derivó a otra residencia, tres que están internados en el Hospital y otro en Salud Mental, que "serán reubicados con nuestro asesoramiento". 

En cuanto a las reiteradas visitas al lugar, Crespo dijo que "a veces cuando entra ve la foto del momento, y por ahí no se advierte, el tema es la trastienda". 

En relación a la dueña del lugar, comentaron que "tenía explicación para todo, pero es contradictorio lo que dice con lo que se denuncia". Al finalizar la conferencia de prensa, recordaron que en el mes de octubre publicaron recomendaciones para las familias que estén eligiendo un geriátrico para sus abuelos.