//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 21. 2°
Lluvia ligera

Policiales

Acusado de balear a un vecino de nuestra ciudad

Del Giorgio quedó detenido por "homicidio en grado de tentativa"

09|02|18 10:20 hs.

El hombre acusado de balear a un vecino en el barrio Boca, Leandro César Del Giorgio, de 30 años, quedó detenido acusado de "homicidio en grado de tentativa", informaron fuentes policiales. 


Del Giorgio fue arrestado en Adolfo Gonzales Chaves el pasado viernes, donde se había escondido tras dejar Tres Arroyos poco después del ataque a Nicolás Contreras, de 24 años, a quien operaron en el Hospital Pirovano y, tras extraerle la bala, todavía continúa internado en el área de cuidados intensivos y "saliendo de asistencia respiratoria mecánica", según confiaron ayer a LA VOZ DEL PUEBLO fuentes del centro de salud tresarroyense. 

El hecho ocurrió el pasado jueves 1 de febrero, en horas de la tarde, en un tramo de la calle Aconcagua, entre la avenida Rivadavia y la calle Coronel Pringles, donde se encontraba Contreras y, según algunas versiones recogidas por la policía, un automóvil se le acercó y, desde el interior, efectuaron los disparos que terminaron hiriéndolo de gravedad. 

Con la descripción de testigos, se pudieron determinar las sospechas sobre Del Giorgio. En ese sentido, la DDI inició un rastrillaje que los llevó hasta Adolfo Gonzales Chaves, donde tras dos allanamientos, se logró la captura de Del Giorgio y el secuestro de un automóvil marca Fiat Siena, el cual habría sido utilizado en el ataque a tiros.

¿Un ajuste? 
Según las primeras versiones, el ataque a Contreras habría sido producto de un ajuste de cuentas a raíz de un robo sufrido por la hermana del sindicado agresor. 

Sin embargo, a una semana del hecho, la hipótesis no fue confirmada oficialmente y tampoco se esperan cambios en la situación judicial del sospechoso que, a la luz de los hechos, fue aceptada por el Juzgado de Garantías tal como lo propuso el fiscal Gabriel Lopazzo, titular de la UFI N°16 e instructor de la causa, al convertir en detención la situación judicial del sospechoso.