//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 21. 2°
Lluvia ligera

Deportes

24 Horas de la Corvina Negra

Los festejos de la variada

12|02|18 11:10 hs.

Hugo López, oriundo de Mercedes, provincia de Buenos Aires, no tenía pensado concursar en las 24 Horas. Sin embargo, lo convencieron y lo demás ya todo el mundo lo sabe. El pescador se consagró gracias a que logró capturar un chucho de 6,875 en el Médano Blanco.


"Estoy muy contento. Es la primera vez que gano un premio", señaló con tranquilidad el pescador, quien ayer se fue a su lugar de origen con las llaves de un Chevrolet Prisma 0 kilómetro. 

Hugo López, ganador de la variada


Minutos antes de subirse al podio para dar rienda suelta a su festejo, López, quien se gana la vida como constructor, dijo que la espera, desde que sacó el chucho y hasta el cierre del certamen, "fue muy dura. Estaba con mucha ansiedad". 

Al igual que el resto de los pescadores, el ganador del concurso paralelo sufrió las consecuencias de un clima que mostró su peor versión. "La noche fue muy brava. De las veces que he participado, fue la más complicada y difícil", sostuvo el aficionado, quien llegó a Claromecó en compañía de dos amigos. 

López tuvo su premio luego de varios años como concursante de las 24 Horas. "Yo no vivo de la pesca, aunque trato de ir a pescar todos los fines de semana que puedo", consideró López, quien reconoció que en el tiro que practicó antes de sacar el chucho había encarnado con una anchoa de banco que encontró en la zona donde se instaló con sus amigos. 

Suerte de principiante
En su tercera excursión en el mundo de la pesca de mar, el chavense Ignacio Kreff pudo capturar un chucho de 4,620 kilogramos que lo depositó en el segundo escalón del podio del concurso a la pieza de mayor peso.  

"Hace poco que pesco en el mar. Yo soy más de la laguna. Es la primera vez que me anoto al concurso. Vine con un amigo con la idea de probar y bueno, pude agarrar premio", expresó. 

Ignacio Kreff, segundo en la variada


Kreff se instaló en la zona del Campamento, donde a las 19.50 del sábado sintió un pique importante. Una vez que extrajo el ejemplar, la ansiedad ganó terreno en el joven. "La espera fue larga. Hasta las 10.30 -ayer- fui primero en la clasificación, pero sacaron un chucho más grande y quedé segundo", manifestó. 

El procedente de Adolfo Gonzales Chaves dijo que el pique "fue tranquilo", pero el asunto se complicó ya que la pieza presentó más pelea cuando se fue acercando a la orilla. "Cuando lo estaba sacando, se complicó. Fue difícil porque me acalambré un poco pero lo pude sacar", sostuvo el joven de 27 años, que reconoció que no había hecho un lanzamiento de gran distancia antes del pique.