//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 15. 7°
Nubes aisladas

Carta de Lectores

la noche de los lápices

¡Y que sigan escribiendo!

17|09|17 10:35 hs.


.


Por Rosana Greco (*) 
(Para La Voz del Pueblo) 

Para esta fecha suele escucharse la frase "los lápices siguen escribiendo". Es cierto, siguen dando testimonio de la historia de lucha y resistencia estudiantil, de la historia de la democracia estudiantil. Un día como ayer, mejor dicho en la noche del 16 de setiembre de 1976 y días subsiguientes, se producía en la ciudad de La Plata el episodio conocido como "La Noche de los Lápices". 

A decir verdad, "La Noche de los Lápices" fue una operación que tuvo como víctimas de secuestro y desaparición forzada a manos del Estado a jóvenes estudiantes que, en su mayoría, habían participado en el reclamo por el boleto estudiantil, lo que constituía un reclamo por el derecho al acceso a la educación de nivel secundario en plena dictadura cívico-militar. Jóvenes que, en su mayoría, soñaban con un futuro mejor. Según la CONADEP, las Fuerzas Armadas lo consideraban "subversión en las escuelas". Según testimonios de una sobreviviente del secuestro y tortura, Emilce Moler, no fue quizás el reclamo por el boleto estudiantil sino la participación política de algunos de ellos lo que motivó el operativo de "escarmiento" a manos de la Policía Bonaerense. 

Han pasado cuarenta y un años de aquellos tiempos. Los contextos históricos son distintos y los y las estudiantes han aprendido, al abrigo de la escuela secundaria, que expresarse, peticionar a las autoridades, participar, proponer, reclamar, es parte del derecho a una educación secundaria de calidad que tiene como fin la inserción en el mundo del trabajo, la prosecución de estudios de nivel superior y el ejercicio pleno de la ciudadanía. 

En el distrito de Tres Arroyos, la historia estudiantil se sigue escribiendo. En 2012, y bajo el amparo de la normativa en vigencia, la inspección de enseñanza de nivel Secundario entendió que la participación y organización estudiantil no se da por generación espontánea, que requiere de intervenciones didácticas. Así, se inició un trabajo de docencia, con idas y venidas, con avances, tensiones, negociaciones, y mucho diálogo, a veces interrumpido, muchas veces imperfecto y hasta "incorrecto". Porque en la docencia, nada está dado, nada está asegurado, a pesar de las mejores intenciones.

 El proceso no sólo consolidó a los pocos centros de estudiantes existentes en aquel entonces, sino que universalizó la participación estudiantil en establecimientos de nivel Secundario de gestión estatal y abrió caminos para la participación en algunas escuelas de gestión privada. Y apareció entonces, la necesidad de unirse, porque "sentirse" estudiante, identificarse como parte de un colectivo, es una construcción que necesariamente se hace con otros. Hacia fines de 2014, y al calor de esa necesidad de mancomunidad surgió la idea de conformar algo así como una federación a la que se denominó UCESTA: Unión de Centros de Estudiantes Secundarios de Tres Arroyos. 

El 23 de marzo de 2015, ocasión en que los centros de estudiantes recibieron las "urnas de la democracia", el estudiantado se autoconvocó para firmar mediante sus representantes, en abril del mismo año, un acta fundacional. Nacía formalmente la UCESTA. Las necesidades aún insatisfechas fueron motivo para que, durante los primeros meses de 2017, la UCESTA se diera a la tarea de redactar su propio estatuto, lo que constituye un hito histórico en el distrito y para la organización estudiantil. El día 8 de septiembre, y como inicio de la Semana del Estudiante Secundario, la comisión directiva de la UCESTA, con las actas de aval de los centros de estudiantes que la conforman, procedió a refrendar el acta que convalida y pone en vigencia el primer estatuto de la institución. 

La Semana del Estudiante Secundario, organizada con sus particularidades en cada establecimiento de nivel secundario, tuvo como actividad pedagógica central, en línea con los fines de la educación secundaria y las prescripciones curriculares y normativas, los comicios para conformar o renovar autoridades estudiantiles. Las elecciones se llevaron a cabo utilizando las "urnas de la democracia" que varios centros de estudiantes recibieron en custodia. 

Se trata, nada más ni nada menos, de las históricas urnas de madera que se usaron en las elecciones de 1983 en lo que se ha dado en llamar "el regreso de la democracia" y en las que la voluntad popular llevó al doctor Raúl Alfonsín a la presidencia de la Nación. Custodiar las urnas es custodiar la democracia, y así se entiende, como metáfora, como símbolo, como valor a defender y transmitir en las escuelas secundarias del distrito. 

Como broche de una semana que tuvo actividades variadas como charlas, debates, presentaciones de listas y propuestas, talleres, juegos, deporte, expresiones artísticas, salidas pedagógico-recreativas, en cada establecimiento se conmemoró "La Noche de los Lápices" en actos con apertura a la comunidad y con acompañamiento de organizaciones de Derechos Humanos. La efeméride constituye la ocasión para conocer el pasado, comparar los contextos históricos, valorar la libertad de expresión, sentirse en comunidad para cuidar y cuidarse, para preocuparse por los demás y, en definitiva, para reivindicar los derechos de los y las estudiantes del nivel. 

 Ha trascurrido el tiempo. Hay mucho más para decir. ¡Que los lápices sigan escribiendo! 

(*) Rosana Greco es coordinadora de grupos y operadora en Psicología Social, profesora en Psicopedagogía y profesora de Inglés, psicopedagoga clínica, licenciada en Ciencias de la Educación y diplomada en Formación para Inspectores. Se desempeña como profesora titular de Didáctica General en el Conservatorio de Música Nº 1 y es inspectora de enseñanza titular por concurso de nivel secundario en el distrito de Tres Arroyos. Desde 2012 ha acompañado el proceso de conformación de centros de estudiantes y de la UCESTA