115 años junto a cada tresarroyense

ST 14. 8°
Cielo cubierto

Carta de Lectores

Poema de Marta Vega de Bonifacio

Testigo en Claromecó

25|03|18 11:16 hs.

Yo los veo cada año y lo comparto. 


Los espero llegar con emoción y gozo. 
Muchas personas como hormigas laboriosas 
acceden al Vivero en estado espiritual. 
Los árboles, con voluntad de sombra, los reciben. 
Pisadas silenciosas evitan ramas y raíces 
pero dejan fuertes huellas. 
Saben que hay un Dios que les sonríe. 
Entonces aparecen ellos, el elenco del Teatro Independiente 
sumando Vocación, Pasión, Respeto. 
Marcan caminos de luz en cada estación. 
Vestuario, maquillaje, utilería, nos remiten al cine 
donde se filman las escenas. 
Los ojos los registran, se internan en la historia 
y brillan como cirios en esta nave natural. 
Las palabras, las reflexiones, el amor, el dolor, la esperanza 
se hunden en el pecho de tantos peregrinos 
que recorren el sendero de la plenitud y la redención. 
Tan lejos quedó la cuna de Belén... 
Ahora es El, con el pueblo cobijado entre sus brazos 
es EL, dentro del Hombre. 

Yo los veo cada año y lo comparto 

- Gracias Cristina Caballero por tanta dedicación, vocación y entrega junto a ese grupo maravilloso que la acompaña cada año sumando y sumando detalles para alcanzar la perfección. Claromecó no sólo es playa y recreación, sino un momento espiritual de paz y amor