115 años junto a cada tresarroyense

ST 13. 4°
Despejado

Internacional

Permanece en su exsindicato

Aunque se venció el plazo para entregarse voluntariamente, Lula no es considerado prófugo

06|04|18 19:30 hs.

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva no es un prófugo por la justicia, pese a no haberse entregado dentro del plazo fijado por el juez Sergio Moro, porque las autoridades saben dónde está y no han intentado arrestarlo, explicó la asesoría de comunicación del magistrado. 


"Lula no incumplió una orden judicial. Le fue dada la oportunidad para que se presente ante la justicia sin necesidad de que tenga que intervenir la policía. Pero todo el mundo sabe dónde está, no está escondido ni prófugo", dijo la asesora. "Solo puede ser considerado con pedido de búsqueda o prófugo si la policía lo busca y no consigue localizarlo", añadió. 

Más de una hora después de la hora señalada, el expresidente saludaba a miles de manifestantes congregados frente al Sindicato de Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campos (afueras de Sao Paulo), donde permanece desde la noche del jueves, cuando fue emitida la orden de arresto. 

El documento precisaba que podía presentarse "voluntariamente a la Policía Federal en Curitiba hasta las 17" del viernes. Entre versiones de negociación entre los abogados de Lula y las autoridades para una posible entrega, el diputado Ze Geraldo del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda), de Lula, dijo a que el líder de 72 años pasará la noche en el sindicato en el que inició su ascenso político hasta la presidencia (2003-2010). 

"Ya está definido: Lula no va a Curitiba (sur). Vamos a pasar la noche aquí. Esa decisión ya fue tomada (...), después se negociará cómo sigue", señaló desde el interior del edificio. 

Lula estaba este mediodía reunido con los principales dirigentes en el primer piso del sindicato, donde él mismo en 1980 se desempeñaba como líder sindical en el Gran San Pablo. "Vamos a resistir", avisó el amigo de Lula y precandidato presdiencial del Partido Socialismo Y Libertad Guilherme Boulos, líder de los Sin Techo. 

Familias del movimiento sin techo acampaban esta tarde en la vereda del sindictao, que se transformó en un bunker de la crisis por la orden de detención dictada por el juez de la Operación Lava Jato.