115 años junto a cada tresarroyense

ST 22. 8°
Despejado

Policiales

Fue arrestado por "resistencia a la autoridad"

Investigan el origen de las lesiones a un menor de edad aprehendido

11|04|18 09:30 hs.

La Fiscalía de Menores de Tres Arroyos envió a analizar el grado de las lesiones sufridas por un chico de 17 años supuestamente en el marco de un procedimiento por “resistencia a la autoridad” en el que fue aprehendido en la madrugada del sábado. 


El hecho ocurrió alrededor de las 2.30, cuando un móvil de la policía de nuestra ciudad intervino ante la conducta de dos chicos que se encontraban forcejeando entre ellos en la calle Roca al 1300 y, en ese contexto, se dispuso el arresto preventivo de dos de ellos. 

Cuando los chicos fueron restituidos a sus progenitores, uno de ellos evidenció un golpe en el rostro, acerca del cual ahora la fiscal de Menores, doctora Marina Vizzolini, ordenó que se le realicen distintos estudios para analizar el grado de las lesiones y poder determinar si éstos están comprendidos dentro del normal uso de la fuerza policial en una situación de este tipo. 

Al mismo tiempo, allegados al menor aprehendido, se comunicaron con LA VOZ DEL PUEBLO y adelantaron que harán una denuncia penal por “apremios”, ya que aparentemente y según la versión de estas personas, entre las que se encuentra el padre del joven herido, éste habría sido golpeado dentro del patrullero cuando estaba esposado e, incluso, los ocupantes de un móvil policial no identificable, habrían intentado involucrar a uno de los otros jóvenes ordenándole que declare una versión distinta de los hechos, algo que finalmente no ocurrió, se indicó. 

La interceptación 
De acuerdo a lo informado por el padre de uno de los cuatro jóvenes que esa noche luego de cenar salieron caminando rumbo a un local nocturno para festejar el cumpleaños de uno de ellos, dos chicos del grupo, de 16 y 17 años, venían simulando forcejeos entre ellos al punto tal que, el más grande, perdió la paciencia y se habría enojado con su amigo. 

En ese momento, un móvil que recorría la zona con dos mujeres policías y un oficial masculino en su interior, se detuvo y dispuso que, los dos jóvenes que no estaban participando del supuesto juego se retiren y, al adolescente de 17 años les colocaron las esposas y lo subieron al patrullero.

Siempre de acuerdo a la versión del allegado a los jóvenes, dentro del móvil policial, este muchacho habría sido golpeado por el oficial masculino, mientras que, el restante adolescente que estaba afuera, habría sido presionado por los ocupantes de otro móvil no identificable que se acercó de manera posterior, para que declare que había sido él quien lastimó en el rostro a su amigo. 

Sin embargo, una vez en la seccional, el joven se negó a realizar la declaración por la que supuestamente había sido presionado y, no sólo que dijo su verdad, sino que además reconoció al policía que habría cometido la agresión. 

No obstante, fuentes de la Fiscalía del Menor, le indicaron a LA VOZ DEL PUEBLO que no se habían realizado actuaciones judiciales por “apremios”, ya que no existía una denuncia formal del caso, al tiempo que, se había ordenado la realización de una pericia médica para determinar la existencia de la lesión en el ojo y su origen, aunque siempre en el marco de una causa por “resistencia a la autoridad”.