115 años junto a cada tresarroyense

ST 14. 8°
Cielo cubierto

Policiales

El crimen del Año Nuevo 2017

Veinte años de cárcel por matar con un bate de béisbol

14|04|18 11:01 hs.

El joven de 19 años que el viernes pasado fue declarado culpable por un jurado popular por haber asesinado con un bate de béisbol y a botellazos a un muchacho de nacionalidad boliviana luego de los festejos de Año Nuevo de 2017 en el partido bonaerense de Pilar, fue condenado a la pena de 20 años de prisión, informaron ayer fuentes judiciales. 


Si bien ya se conocía el veredicto condenatorio para Nicolás Quiroga (19) por el "homicidio simple agravado por la participación de un menor de edad" del que fue víctima Martín Pablo Anze (22), alias "Tincho", la jueza Marcela López, integrante del Tribunal Oral Criminal (TOC) 5 de San Isidro, dio a conocer ayer el monto de la pena. La magistrada le impuso a Quiroga 20 años de prisión, uno menos de lo que había pedido en su alegato la fiscal del juicio, María Inés Domínguez. 

El viernes pasado, la familia Anze estalló en llanto al conocer la decisión de los 12 ciudadanos electos para el juicio, ya que la deliberación para llegar al veredicto condenatorio se había extendido durante tres horas.


Martín Pablo Anze (22), alias "Tincho", fue asesinado en el Año Nuevo de 2017


Trágico Año Nuevo 
Durante la etapa de alegatos, la fiscal Domínguez dio por acreditado que el asesinato ocurrió el 1 de enero de 2017 en la esquina de Pedro de Mendoza y Garibaldi, de Pilar, a metros de la casa donde residía la víctima. 

Según la reconstrucción de los hechos, Anze, que era padre de un niño de dos años, había participado de una fiesta de Año Nuevo en la casa de un amigo y, al salir, se encontró con Quiroga, que iba acompañado por un adolescente menor de edad. 

En ese momento, "Tincho" fue agredido a patadas y golpes de puño, pero especialmente con un bate de béisbol y botellas de cerveza, por lo que debió ser trasladado al Hospital Sanguinetti de Pilar, donde murió poco después como consecuencia de las lesiones recibidas. 

Los peritos de la Policía Científica secuestraron en la escena del crimen el bate partido en dos y manchado con sangre. En el juicio, la fiscal dio por probado que Quiroga fue quien atacó a Anze, aunque consideró que no se pudo establecer que el homicidio haya estado motivado por cuestiones discriminatorias, ya que ningún testigo habló de "odio por un tema racial", pero sí calificaron al ahora condenado como una persona "violenta". 

Por su parte, la defensa había pedido al jurado que declarara "no culpable" a su asistido y había alegado que el autor material del crimen fue un adolescente identificado en la causa, que en la actualidad está internado en un instituto de menores bonaerense a la espera de su propio juicio, que no será por jurados -modalidad que sólo rige para mayores de edad-, sino ante la Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil de San Isidro. (DIB)