115 años junto a cada tresarroyense

ST 2. 7°
Despejado

Interés General

Situada en Anfama, Tucumán

La escuela que irá a Claromecó recibió al presidente Macri

20|04|18 09:56 hs.

Más de 40 alumnos del nivel secundario están esperando conocer también la playa y el enorme espejo de agua de Claromecó que los intriga tanto. Esos mismos adolescentes, además de los niños del nivel Inicial y el jardín y sus familias almorzaron hace dos días con el presidente Mauricio Macri, quien fue a conocer la escuela y la comunidad. 


Susana Palavecino, directora del Nivel Secundario de la escuela de Anfama y el cacique Antonio Carrazano, de Unión Diaguita, fueron los primeros y más sorprendidos con la visita del presidente, que llegó para conocer la institución educativa, el Centro de Asistencia Prevención y Salud (CAPS) en el que trabaja Marina y llevarse “todo en su cabecita”, como lo manifiesta Susana. 

“Estoy muy agradecida de Luis Tártara y de LA VOZ DEL PUEBLO que permitan que a estas latitudes del país se nos pueda escuchar y dejarle este mensaje”. 



La directora Susana Palavecino considera ésta como una oportunidad para que todo el país sepa que “los niños de alta montaña trabajan y van a la escuela, los niños de alta montaña cuidan a los animales, a los rebaños de ovejas, curten el cuero y lo mismo van a la escuela. La vida del niño de alta montaña es muy cruda, muy sacrificada y debería ser ejemplo para los chicos del llano que tienen todo a sus manos, a su alance y muchas veces desperdician sus oportunidades. No quiero sonar dura, pero es la realidad que me toca vivir”, destaca. Susana insiste que “el mensaje es que los chicos sepan valorar lo que tienen”, y agrega que “no me gusta usar la palabra promesa. Sé que el presidente se ha llevado en su cabecita todo lo que ha visto y se ha llevado dos hojas escritas de las necesidades de la escuela ordenadas por importancia y prioridad como nos pidió y seguramente vendrán tiempos en los que no se vea la obra y tiempos en lo que todo se irá concretando”.

La visita
“Me queda de la visita una satisfacción personal de haber logrado esto y de haber trascendido ante los chicos, ante mis hijos y para los que vienen. Es un claro ejemplo de que con tenacidad y sacrificio se puede y que a este país le hace mucha falta de eso”, señala Susana. 

Explica además que “aquí es un día a día recibir ayuda y sentirnos felices de recibir cosas básicas que por ahí para otras escuela no tienen tanta trascendencia, pero para las escuelas de alta montaña todo tiene importancia”. 

El contacto con la presidencia comenzó el año pasado en el mes de agosto cuando la hija de Susana escribe una carta a la página del presidente contándole lo difícil y sacrificado que es ir a la escuela en Anfama para los docentes y alumnos. La directora debe salir el domingo hacia la escuela y hacer cinco horas a caballo, estar toda la semana, bajar los jueves y hacer los trámites ministeriales necesarios porque la institución no tiene ni secretario ni preceptor. 



Después de dos semanas de haber enviado la carta, la presidencia se comunica con la hija de Susana y quedaron “secretamente” en que Macri saludaría a la profesora para el Día del Maestro. Durante esa conversación “que se viralizó”, el mandatario escuchó los diferentes.

“Solicité mejoras para la escuela, que se conecte al plan de Conectar Igualdad de Arsat y de todas las cosas que hacían falta como estructura, cubrirnos del frío porque hay salamandras que no están instaladas y las temperaturas son de cuatro grados o de dos grados bajo cero”, recuerda Susana. 

También trae a su memoria aquella charla del mes de setiembre. “En ese momento me dijo que escuchaba todo atentamente y que en algún momento iba a ir a la escuela, pero aunque dudé tenía la esperanza de que me iba a ayudar. El contacto siempre quedó entre mi hija y Jazmín que es la coordinadora y siempre se ha interiorizado de las cosas que pasaban en la escuela, hasta de la situación que me tiene de licencia porque el año pasado me caí dos veces en el camino y quedé con un problema serio de cintura. Esto se solucionaría si pudiéramos tener un camino de manera tal de llegar en vehículo”, dice.  

Emoción 
Continúa el relato de la previa a la visita de Macri a la escuela a la que asisten jóvenes que tienen como proyecto conocer Claromecó. “El viernes pasado se vuelven a comunicar conmigo y me invitan a ir en helicóptero a la escuela así visitaban las instalaciones y podían palpar la realidad que se vive en Anfama, el martes les pidieron a los chicos que volvieran al otro día con sus familias que iba a llegar una persona de más autoridad que ellos que iba a escuchar sus inquietudes, nunca nos dijeron que iba a llegar el presidente”. 

“Entonces llegamos con las familias -agrega Susana- y nos instalamos. Del gobierno subieron con muchas cosas para la gente incluso con la comida y al cabo de 40 minutos cuando estábamos con el cacique y las familias que están junto a la escuela me dijeron, por favor acércate a la cancha que ya llega el ministro y cuando se abrió la puerta del helicóptero bajó Macri . No puedo decirte lo que he sentido”.

La directora señala que “yo le he creído y cumplió, ya en marzo pusieron las antenas de Arsat -no sabían que no teníamos Conectar Igualdad- ya tenemos Wi Fi DirecTV. Ya estamos conectados con el mundo”. 

De la relación con las familias y con los alumnos, la directora cuenta que “compartió con los chicos los juegos, llevó pelotas para los tres niveles, las firmó, jugó con los chicos que le dijeron que también eran de Boca y los chicos no estaban desvinculados de quién era Macri”.

“Se ha preparado la comida para las familias, el cacique le manifestó lo que consideraba necesario para su pueblo y se llevó números para que estar comunicados y poder buscar la solución para ellos”, dijo la directora de la escuela de Anfama -una localidad tucumana ubicada a 2800 metros de altura-, a la cual, para llegar, los chicos tienen que caminar una hora y media. 

Y en los días de lluvia que se forman ríos o vertientes con mucha agua, se mojan los pies y algunos tienen zapatillas para cambiarse al llegar a la escuela, pero otros no. 

Viaje a Claromecó
La directora de la escuela de Anfama explica que “está vigente el viaje a Claromecó. Se conversó con los chicos y con el cacique y se hizo la promesa de viajar este año. El profesor de Turismo estaba trabajando en el proyecto. Si me reintegro en mayo, si Dios quiere y la Virgen, vamos a ponerle mano firme al proyecto para ver si podemos llegar”. 

El cacique Antonio Carrazano de la comunidad Unión Diaguita de Anfama habló con LA VOZ DEL PUEBLO de la visita del presidente Mauricio Macri a la escuela del lugar, ubicada a 2800 metros de altura. “El presidente ayer -por el miércoles- a horas del mediodía nos visitó y fue algo inesperado. Estamos muy contentos. Fue algo histórico porque estos son lugares que nadie tiene en cuenta”, dice Antonio. 

“El martes llegó mi hija a la tarde -que va a la primaria- y me dice que tenía que ir a la escuela al día siguiente que había reunión”, rememora el cacique. “Al llegar a la escuela la gente de Nación que estaba allí conversó conmigo y me dijeron que llegaba el ministro de Educación de la Nación, pero cuando llega el helicóptero el que baja era el presidente”, agrega. 

De su diálogo con Macri, el cacique destaca que “le pude plantear problemas que se padecen en el lugar para que conozca lo que venimos sufriendo, falencias en educación, salud, desarrollo, justicia estamos muy olvidados muy alejados. Fue una visita corta, pero he podido plantearle las necesidades visitó las escuelas y vio el estado en que está hemos ido caminando hasta el CAPS y vio las necesidades que tiene también”. 

En cuanto a la respuesta del presidente, Antonio dice que “se ha comprometido en conversar con el gobierno provincial para que mejore, vio con sus propios ojos las necesidades que la escuela sufre. Es muy costoso llegar al establecimiento educativo. Las casas están muy distanciadas y depende dónde vivan los alumnos tienen hasta dos horas caminando y se tienen que levantar a las cinco y media de la mañana para ir a la escuela con frío bajo cero. A las escuelas de alta montaña las tienen escondidas y no salen a la luz las cosas que pasan, por eso le pude comentar al presidente todo lo que ocurre aquí”, describe.