115 años junto a cada tresarroyense

ST 5. 5°
Despejado

La Ciudad

Interbloque peronista

“El municipio debería tener su propio plan de viviendas”

12|05|18 06:40 hs.

El interbloque peronista dejó en claro que “el vecinalismo, después de tantos años de gestión, debería tener su propio plan de viviendas”. La reacción del arco justicialista fue luego de que el Ejecutivo le comunicara a los concejales la caída del contrato para la construcción de 35 viviendas destinadas a familias víctimas de usurpaciones en el Plan Plurianual, una obra que la Provincia iba a financiar por medio del otorgamiento de un préstamo que el municipio debía devolver. 


“Se nos planteó que el proyecto de construcción de 35 viviendas fue dado de baja por la Provincia, por lo que cualquier intento implica presentar un proyecto desde cero”, expresó la concejala Mercedes Moreno, del Frente para la Victoria, en el inicio de la conferencia de prensa desarrollada ayer. 

En ese marco, la edil, quien estuvo acompañada por concejales de 1País/Frente Renovador; de Unidad Ciudadana; y de Alternativa por la Justicia Social, manifestó trasladó lo que el pasado jueves le informaron el jefe de Gabinete Hugo Fernández y el secretario de Obras Públicas Roberto Aranegui. 

“Nos han dicho que esa es su idea, pero en un número menor de casas; mientras que se deben todavía cuatro certificados de pago de las 21 viviendas que se están construyendo”, resumió la edil. 

Entre sus apreciaciones, Moreno indicó: “Nos preocupa mucho por la situación de las 33 familias que ya tenían otorgadas estas viviendas”. Y recordó además que, “a pesar de que era competencia del Ejecutivo por recomendación de la Justicia, concejales de distintos bloques trabajamos intensamente para que quienes habían atravesado esta problemática -por la usurpación- tuvieran el acceso a la vivienda que se les había adjudicado”. 

En sus consideraciones, pidió al Gobierno nacional y provincial, y al igual que sus representantes locales, a que se utilicen “todos los recursos que estén a su alcance para que este tema, tan sensible, se solucione”. 

 A su vez, no dejó pasar la ocasión para hacer referencia a la falta de programas viviendas municipales. “Recordamos que cuando se estaba por firmar este convenio con la Provincia, que efectuaba un préstamo o adelanto para concretarlas, que sería importante que el municipio cuente con su propio plan para no depender de esos fondos”, indicó.

“Al menos -agregó Moreno- construyendo diez casas por año se hubiera resuelto el problema de las familias y este inconveniente dado a partir de la falta de pago no se daría”.

Mensaje al municipio
A su turno, Martín Garrido, de Unidad Ciudadana, mostró su preocupación “por haber generado, sin querer, o haber sido parte, de esta situación que termina siendo de desigualdad”. 

“Son doce las familias que quedaron para esta segunda etapa de 35 viviendas cuyo inicio se había comprometido para inmediatamente después de las 21 que se están haciendo”, remarcó en edil, quien agregó: “Nos preocupa también que ha quedado un municipio atado a la devolución de este préstamo e inclusive a una demanda judicial de la empresa “Por eso es momento de que, ante la ausencia del Estado provincial y nacional, el municipio se ponga los pantalones largos y empiece a pensar en cómo darle solución a las familias tresarroyenses”, apuntó. 

Y en ese sentido, quien no se quedó atrás fue Julio Federico, del Frente Renovador. En sus consideraciones, se mostró en sintonía con Garrido y puso el acento en las responsabilidades del partido gobernante a nivel local. "Lleva -el vecinalismo- muchos años de gestión y no tiene su propio plan de viviendas”, resaltó. Posteriormente, se dirigió a las legisladoras tresarroyenses que son parte de Cambiemos. Les pedimos a Rosío Antinori y Laura Aprile que, más allá de que estamos dispuestos a acompañarlas en las gestiones, den la cara. Deben responderle a la gente que las apoyó con su voto”, consideró. 

Por último, Matías Fhurer hizo mención al encuentro que en forma reciente mantuvieron con autoridades de la Cámara Económica. 

El edil calificó de “muy positiva” la reunión celebrada, al tener en cuenta que, según dijo, “conocimos los problemas que está teniendo el comercio, con cierres y dificultades para pagos. Y, por tal motivo, nos comprometimos a colaborar en todo lo que podamos desde nuestro lugar”.