115 años junto a cada tresarroyense

ST 5. 5°
Despejado

Sociales

Melisa y Sol Fredes, socias en los sueños

Recurso humano local: de CRESTA a Sysmel Consulting

13|05|18 16:08 hs.

Patricia Bonfiglio Portela es abogada y se incorporó al equipo este año, es asistente comercial y gestión de demanda. Los desarrolladores son egresados del Centro de Estudios Superiores de Tres Arroyos (CRESTA): Victoria Urbieta, Ezequiel Renaud, Damián Mazzitelli, Jorge Riisberg, Alex Larrondo. 


Patricia manifiesta a cada momento su admiración por el trabajo de Melisa y Sol y cuenta que “mi función es que el común de la gente sepa que la empresa está y darle el prestigio que tiene en la región, el país y a nivel internacional". Es pionera en el desarrollo tecnológico, da trabajo localmente y además tratamos de generar que CRESTA insista en la carrera de Sistemas porque es una problemática no tener mano de obra local”. 


Patricia Bonfiglio Portela


Melisa explica que “en un inicio fue fácil encontrar desarrolladores porque había chicos estudiando Sistemas en Tres Arroyos, entonces los podíamos capacitar en el sistema SAP que es especial. Si bien necesitan la base de programación, los capacito en el sistema alemán”. 

Dice que encontró el perfil de chicos estudiantes de CRESTA que podían cursar una carrera universitaria y trabajar. “Ahora Patricia está generando acciones a nivel nacional e internacional con nuevas alianzas y en ese crecimiento no nos están alcanzando los recursos. Hoy en día tenemos que buscar recursos humanos afuera, trabajamos con chicos de San Luis, La Plata, en capital, si estuvieran acá los contrataríamos”. 


Melisa Fredes


Destacan con orgullo que el equipo que trabaja en Sysmel Consulting está hace diez años y “capitalizan conocimientos de todas las localizaciones de los diferentes países con los que trabajamos. Hacemos un trabajo con perspectiva internacional, hoy los chicos están en la oficina de la calle Moreno haciendo exactamente el mismo trabajo que hace una persona en Buenos Aires, con mejor calidad de vida en Tres Arroyos, lo mismo que en otro lugar del mundo pero desde su ciudad”. 

Los consultores terminan su carrera y completan con la capacitación todo el circuito del sistema, “Han viajado como consultores. Se sientan con un gerente de sistemas regional donde la opinión de nuestros consultores es muy importante. Uno de los chicos fue a Honda Motos para armar una línea de producción de ensamble, hicimos todo remoto y la última semana fue a poner a punto con lo que comenzó el trabajo de ensamble”, expresa Melisa y agrega “cuando se necesita el puesto a punto se viaja, pero sino es ciento por ciento trabajo remoto”. Patricia destaca que “me sorprendió que haya tanta capacidad humana dentro de la consultora”. 

En este sentido, Melisa explica que “entrenamos junior y se trata que continúen en la consultora porque para mantenerse hay que tener una buena calidad de softwear. Para nosotros la calidad tiene que ser ideal y vamos generando esto con las últimas tecnologías, por eso hay que trabajar con juniors y seniors que tienen otras capacidades”. 


Sol Fredes


Melisa y Sol, ahora con el aporte de Patricia, apuestan al recurso humano local. “Los chicos adquieren experiencia, distintas herramientas que se usan iguales en las multinacionales y se hacen en Tres Arroyos”, destacan.

La tarea se realiza en un ambiente positivo, de apoyo mutuo, del que forman parte Urgente -un perrito de peluche-y otra mascota que prende luces de colores indicando quién está hablando con un cliente. “Trabajamos por objetivos, tirar códigos de programación es agotador por eso tratamos de generar clima, con un living que se pueda jugar a la play, que se pueda salir, pero a las seis de la tarde el objetivo tiene que estar. Nos ayudamos y colaboramos, es un trabajo en equipo continuo, generamos la posibilidad de estar distendidos en un clima cálido y cómodo”, cuentan. 

Las empresarias esperan “despertar” la curiosidad en los chicos de 16 a 18 años para activar el deseo de hacer este tipo de trabajo que permite acceder a una industria que es la que más exporta en Argentina. 

Finalmente, afirman que “no tenemos fugas de cerebros, todos los que trabajan con nosotros se quedaron y aprendieron el manejo de habilidades múltiples. Esto nos hace asumir más compromiso, la calidad del servicio hace que nos referencien los clientes”. 

Una tarea que crece y abarca a diversos países 
La empresa trabaja con alianzas en Chile, Brasil, EE.UU. y en Argentina. “Implementamos el sistema y lo ponemos en la unidad de negocios”, indican sus propietarias y socias. La implementación de SAP suele ser habitual en empresas grandes, porque el costo es muy alto, 

“Aquí en Tres Arroyos son pocas las empresas que lo tienen, Maltería Quilmes y Mercantil Andina - que es nuestro cliente-. Apuntamos a un servicio nacional e internacional, pero localmente queremos posicionarnos para dar a conocer que a corto plazo vamos a necesitar gente que se sume al proyecto y entonces poder empezar a formarlos”, indican. 

SAP tiene licencia para estructuras más chicas que se llama SAP Bussines One, destinado a empresas de unos 50 empleados. El sistema que trabaja Sysmel es “un enlatado que hace todos los procesos de una empresa que adaptamos a Techint, Concha y Toro, Honda Motors, Puig”, mencionan como ejemplos. 

Están presentes a través de la tecnología en distintos países. Brindan sus servicios, a la medida de los nuevos requerimientos y necesidades de quienes los convocan. Son de Tres Arroyos y aquí llevan a la práctica una idea que es valorada en el mundo.