//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 15. 7°
Nubes aisladas

La Región

Una promesa de madres, en Benito Juárez

"Si Gendarmería determina que fue un accidente, nos encadenamos"

22|09|17 08:52 hs.

A Alejandra Bustos y Mirta 'Daniela' Guzmán, nada les hará creer que sus hijos de 15 y 16 años murieron producto de un accidente de tránsito en la ruta 86 mientras iban a pescar en bicicleta a una laguna ubicada cerca del casco urbano de la ciudad, en las primeras horas de la madrugada del 9 de enero de este año. 


 Las dos le aseguraron a LA VOZ DEL PUEBLO que viajó a Benito Juárez para entrevistarlas, que si las pericias de Gendarmería coinciden con la teoría de la fiscal de la causa, se encadenaran en el acceso al palacio municipal. En septiembre se cumplieron ocho meses de una muerte que por el momento no tiene explicación para la fiscal de la causa, Laura Margaretic, ante la ausencia de procesados, ni línea firme sobre la investigación. 

Por eso las madres decidieron iniciar un acampe en la plaza central hace nueve días, frente al municipio para exigir que se haga justicia. Gendarmería fue a Benito Juárez semanas atrás enviada por orden de la gobernadora María Eugenia Vidal, después de haber recibido la visita de una de las madres, quien pudo entrevistarse con la mandataria por una gestión que pudo facilitar el intendente, Julio Marini.  

La mujer sostiene que no pudieron morir en un accidente porque las autopsias revelan que "murieron a garrotazos certeros que les dieron en la nuca" 


Sin avances 
Que la fuerza de seguridad nacional haya tomado intervención en la investigación de la muerte de los dos adolescentes juarenses es producto de ocho meses de una investigación que no registra ningún tipo de avances, a pesar que los gobiernos provincial y municipal han reunido una recompensa de 250 mil pesos para quien aporte datos que ayuden a resolver el caso que golpeó en el ánimo de la ciudad. 

"Tenemos que esperar el informe de Gendarmería. Si habiendo dos autopsias de por medio determinan que fue un accidente nos encadenamos. Pero calculo que no va a pasar eso", dijo a La Voz del Pueblo Alejandra, madre de Agustín Bustos, el primero de los dos adolescentes que murió producto de lo ocurrido esa madrugada con neblina en la ruta.

 La mujer sostiene que no pudieron morir en un accidente porque las autopsias revelan que "murieron a garrotazos certeros que les dieron en la nuca".  


Los chicos aún estaban con vida cuando fueron fotografiados a la vera de la ruta


Salida de pesca 
Por su lado Daniela Guzmán repasó que aquella noche los chicos decidieron en la casa de la abuela de su hijo -Agustín Rodríguez- ir a pescar a una laguna ubicada a pocos kilómetros del casco urbano. "Iban a la laguna San Antonio, salieron a las dos de la mañana, y a las 3 quedaron registrados en la cámara de seguridad de la estación de servicio La Rueda", contó. 

De todas maneras las versiones que les llegaron a las madres también podrían ubicarlos pescando en otro espejo de agua de la zona. Aquella madrugada a las 4.45 un camionero encontró los cuerpos de los dos adolescentes a la vera de la ruta, y según cuentan las madres con un llamativo orden, ya que las bicicletas y los equipos de pesca no quedaron desparramados, sino cuidadosamente colocados al lado de los dos. 

La escena después mostraría a tres policías custodiando los cuerpos sin una protección para su posterior investigación. Igualmente sostienen que en ese momento, los dos todavía estaban con vida, cuando eran fotografiados por curiosos mientras yacían al costado de la ruta.   


Mirta 'Daniela' Guzmán, madre de Agustín Rodríguez y Alejandra Bustos, madre de Agustín Bustos, junto a una de sus hijas


Como durmiendo
 Agustín Bustos (15) falleció minutos antes del mediodía en el hospital municipal de Benito Juárez. "El camionero que encontró a mi hijo dijo que roncaba. Como que estaba durmiendo con las manos en los bolsillos, pero cuando lo alumbró vio que no estaba durmiendo, que estaba todo deformado le habían roto todo el cráneo", contó Alejandra, que además apuntó que a su hijo lo retiró del lugar la ambulancia dos horas y media después del hallazgo, mientras que a su amigo lo habrían retirado una hora antes. 

 En el caso de Agustín Rodríguez (16), que falleció el pasado 16 de agosto después de haber permanecido cuatro meses internado en el Hospital Penna de Bahía Blanca, había llegado a la ciudad portuaria "con una infección en la parte central de la cabeza", según contó su madre a este diario. 

Y agregó: "En el Penna el doctor se enojó porque se preguntaba cómo van a mandar a una criatura desnutrida y sin sangre". Daniela incluso recordó que su hijo durante toda su internación de terapia intensiva en Benito Juárez, primero y después en Bahía Blanca, "sólo abría los ojos, dormía y bostezaba. Estaba muerto en vida", sostuvo.