//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 17. 6°
Despejado

Internacional

Elecciones en Alemania

Ganó Merkel y creció la ultraderecha

25|09|17 12:24 hs.

 En una jornada negra para los partidos tradicionales, la canciller Angela Merkel ganó sus cuartas elecciones legislativas celebradas ayer en Alemania, marcadas por el ascenso de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), que irrumpió en el Parlamento convertida en tercera fuerza política del país. 


Según datos de la Comisión Electoral, escrutados 285 de los 299 distritos del país, la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller y su hermanada Unión Socialcristiana bávara (CSU) obtuvieron un 33,1 por ciento, una caída de más ocho puntos con respecto a las elecciones de 2013 y su segundo peor resultado tras el 31 por ciento de 1949. Las consecuencias políticas de los comicios aún son imprevisibles. 

Angela Merkel ganó sus cuartas elecciones legislativas, marcadas por el ascenso de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), un partido populista antiinmigración, antiislamista y antieuropeísta.


Sin embargo, una cosa es segura y es que Merkel tendrá que lidiar a partir de ahora con un complicado líder de la oposición, como lo será la AfD, un partido populista antiinmigración, antiislamista y antieuropeísta. "Que se vayan preparando para la que les espera", advirtió el candidato de AfD, Alexander Gauland, en toda una declaración de intenciones después de que su partido obtuviese un 12,7 por ciento de los votos y entrase por primera vez en el Parlamento tras su creación en 2013. 

"Vamos a recuperar nuestro país y a nuestra gente", añadió. Merkel, por su parte, reconoció que esperaba "un mejor resultado" en las urnas. "Pero no podemos olvidar que tenemos ante nosotros otros cuatro años de legislatura", agregó la líder de la Unión Cristianodemócrata (CDU). 

"Hemos logrado nuestro objetivo. Somos la primera fuerza política y tenemos el cometido de formar Gobierno. Ningún partido puede gobernar contra nosotros", afirmó con semblante serio a pesar de los vítores de "Angie, Angie" de sus seguidores en la sede del partido en Berlín. 

Sin embargo, Merkel es consciente de la ardua tarea que tiene por delante. "Naturalmente tenemos un gran desafío ante nosotros que es la entrada de AfD en el Bundestag, y tendremos que hacer un profundo análisis", declaró, al tiempo que se mostró confiada en poder formar una coalición de Gobierno antes de Navidad. 

Luz de alarma 
La AfD, que se presentó en un primer momento como partido euroescéptico, supo capitalizar el descontento popular tras la crisis de refugiados de 2015, que obligó a Alemania a acoger a casi 900 mil solicitantes de asilo en solo unos meses. El socio menor de Merkel en el Gobierno de coalición hasta ahora, los socialdemócratas del SPD capitaneados por Martin Schulz, sufrieron su peor resultado electoral hasta ahora, al obtener un 20,5 por ciento de los votos, frente al 25,7 por ciento de 2013. 

"Es un día triste y amargo para la socialdemocracia", admitió Schulz. Hasta ahora el más bajo había sido en 2009, después de la primera gran coalición con la líder conservadora, confirmando así la ley no escrita de que una alianza con la líder de la CDU pasa factura a la socialdemocracia. 

Tras este revés histórico, la cúpula del SPD decidió de forma unánime no volver a gobernar con la CDU de Merkel y pasar a la oposición. "Una oposición fuerte es muy importante en la fase en la que ahora nos encontramos", apuntó Schulz. El Partido Liberal (FDP), socio en la anterior legislatura de Merkel, vuelve con entre un 10,3 por ciento de los votos al Bundestag tras cuatro años relegado al extraparlamentarismo, después de sufrir una crisis interna que a punto estuvo de hacerlo desaparecer, y de registrar un 4,8 por ciento de los votos hace cuatro años. (EFE)