| Secciones
| Clasificados
JUEVES 20.06.2024
DÓLAR HOY: $887 | $945
DÓLAR BLUE: $1270 | $1300

Club Recreativo Claromecó: Después de la escuela, el mejor lugar para contener a los chicos

No es fácil gestionar un club en una localidad y mantener viva la llama por el amor al deporte, y menos aún en un contexto de pandemia. Sin embargo los anhelos por delante siempre están en Club Recreativo Claromecó, donde su presidente es el mismo desde hace doce años y encabeza una gestión que prioriza el desarrollo edilicio y la suma de las disciplinas, por encima de la competencia; para la que no hay recursos. 

Así lo resumió Gustavo Saint Martin en declaraciones a La Voz del Pueblo. “Preferimos crecer en instalaciones y en la cantidad de actividades que pagar sueldos para competir. No tenemos que pagar entrenadores, en realidad no lo podemos hacer”, afirmó el dirigente. El club igual se las arregla para tener en competencia al fútbol en segunda división, y al básquet con cuatro categorías masculinas y tres femeninas. 

Gustavo Saint Martin (Foto: Caro Mulder)

Saint Martin está ligado con la institución desde muy chico. A los 10 ya jugaba al básquet, tiempo después se sumó al fútbol. Asegura que después de la escuela, el club es el segundo mejor espacio para contener a los chicos en la localidad. 
Dijo además que Claromecó está muy identificado con la entidad, “es el único club”. Indicó que gestionarlo “cuesta lo mismo que en cualquier otra institución: tiempo, esfuerzo, dinero, siempre vamos corriendo de atrás”. 

Además de no contar con muchas voluntades que se acerquen para renovar la dirigencia, sostuvo que el tiempo que lleva en la conducción tiene que ver con “devolverle al club” todo lo que la institución le dio; al haber pasado sus tardes jugando al básquet después de salir del colegio. “La gente me tiene identificado acá, este es mi lugar”, expresó Saint Martin. 

Administrar 
 En un contexto adverso para la dirigencia de cualquier institución, de todas maneras se alegra al enumerar las obras recientes que le permiten tener a los claromequenses, sobre todo a los más chicos, espacios con mejores prestaciones. 

“Ahora hemos mejorado las instalaciones, logramos terminar un gimnasio en la parte de arriba del club, hicimos el piso flotante nuevo para la cancha de básquet y trabajamos también en los vestuarios”, contó. 

Si bien institucionalmente afirma que el club está “bien”, indicó que “el único inconveniente que tuvimos fue el juicio que nos inició un árbitro de fútbol y que lo estamos pagando. Se va a complicar bastante pero lo vamos pagando”, comentó. 

Esa deuda además se debe afrontar en un contexto de cuarentena por la pandemia de Covid-19 en un año donde por cuota social prácticamente no hubo ingresos. 

 “Los socios pagan por una actividad y no ha habido nada y no salimos a cobrar. Sólo cobramos la cuota de socio a los más representativos que van siempre pero no a los chicos”, explicó el presidente de la entidad. 

Igualmente la institución saca adelante la situación con el pago que hacen los socios mencionados, pero también con los aportes que entran a las arcas por la concesión del salón utilizado como restaurante. 

Otros ingresos se suman por el alquiler del espacio ubicado en la planta alta que funciona como gimnasio, también con la publicidad del paredón de la cancha de fútbol, y además con el bingo del mes de abril –que este año no pudo hacerse- gestionan el pago de los viajes de básquet, actividad que también tiene ingresos por la publicidad de la cancha. 

Al día de hoy el club cuenta con el fútbol mayor, inferiores y escuelita y patín artístico sin actividad por las restricciones. Básquet masculino y femenino retomarán la acción bajo protocolos, así como también bochas y paddle. 

Un tal Wallace 
 En la historia del club, cuenta Saint Martin, hay un vacío de información de unos 15 años. Fue fundado el 19 de noviembre de 1927 a partir de la intención del capataz de un campo con propietarios ingleses ubicado a 12 kilómetros de la localidad. “Nació como un club de fútbol, y la cancha cuando se fundó el club estaba en la ex Escuela Agrícola”, afirmó. 

Su apellido era Wallace y estuvo acompañado por empleados del campo, según contó. “Lo bautizaron como Club Claromecó y empezaron a jugar partidos con distintas localidades como Hueso Clavado, Lin Calel y Orense. Esa fue la primera fundación, después hubo años sin registro”, dijo. 

Agregó luego que “en un momento se fusionaron con Bellocq porque usaban hasta la misma camiseta; y la que movilizaba todo el fútbol por entonces era la Cooperativa Agraria de Bellocq”. 

La primera comisión directiva se conformó en 1932 y en el año 46’ tomó el nombre definitivo de Club Recreativo Claromecó. 

Pero la segunda comisión fue la que registró más actividad, con Roberto Di Croce como presidente, apuntó Saint Martin quien recordó a otros presidentes en la historia del club como Juan Echegaray, Alcides Burgueño, Daniel Chedrese y Rubén Vera. 

En la actualidad acompañan a Gustavo, Claudio Castillo, Marcelo Iané, Fabián Bonavita y Marcelo Di Benedetto. 

Campeones 
 Sin lugar a dudas en la historia de 91 años del club se recuerda de manera especial el Campeonato Apertura (Preparación) logrado en 1983. Tras alcanzar el ascenso en el año 1980, pudo jugar en primera hasta en 1992, categoría donde fue protagonista en varias ocasiones “entre los tres primeros”. 

Salvo los hermanos Domínguez, de Reta, el resto eran todos jugadores del club al momento de consagrarse campeones. 

 (Arqueros) Nélson Durante y Alejandro Trybuchowicz, (Defensores) Agustín ‘Huevo’ Flórez, Juan Carlos ‘Tachuela’ Rens, Eduardo ‘Vasquito’ Urrutia, Claudio Trybuchowicz, Enrique ‘El Lobo’ Mulder, Mario ‘Chupi’ Hernández, César ‘El Paisano’ Montero, Néstor ‘Petete’ Epherra, (Mediocampistas) Juan Peralta, Eugenio ‘Santucho’ Domínguez, Mario Lamberti, Néstor ‘Chispa’ Domínguez, (Delanteros) Daniel Avila, Víctor Lamberti, Juan Carlos Doré y Rubén Peralta; fueron parte del equipo que hizo historia. 
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

No se encontraron noticias.

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR